Mostrando entradas con la etiqueta ABRAZAR ÁRBOL. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ABRAZAR ÁRBOL. Mostrar todas las entradas

martes, 31 de julio de 2018

Como preguntar a los árboles y técnica de visualización.

jueves, 20 de agosto de 2015

Los efectos invisibles de alguien abrazando.



La intimidad es una de las necesidades humanas más elementales. Su escasez se deteriora, su riqueza nutre el alma humana. Una de las más bella expresión de la intimidad es cuando dos personas se abrazan. Este maravilloso gesto humano es una tienda de grandes secretos. ¿Cuáles son los secretos de abrazo? Abrazo tiene una más pequeña y una mayor secreto.

El Pequeño Secreto de Embrace.

El pequeño secreto de abrazo es que tiene una amplia gama de efectos fisiológicos y psicológicos positivos. Por ejemplo, aumenta la confianza, reduce la ansiedad, el miedo y el dolor, y alivia las consecuencias del estrés.

Un abrazo significa cercanía y calidez en las relaciones humanas, es la expresión más íntima de amor. Un abrazo refuerza las conexiones, se produce una sensación de seguridad y mejora la intensidad del sentimiento de pertenencia a dos de las personas. Un abrazo es una forma de comunicación, con ella podemos expresar cosas que no somos capaces de poner en palabras.

Un abrazo nos proporciona el sentido excepcionalmente intensivo de pertenecer a otra persona. No es posible generar la misma emoción de cualquier otra manera. Un abrazo tranquiliza el alma y, por unos momentos, es capaz de hacernos olvidar las cosas y los problemas que nos rodean.

Un abrazo como una puerta de enlace.

n un abrazo, nuestro cuerpo entero está permeado por corrientes de energía, que nos da una buena sensación agradable. Esta energía es amor. En el abrazo, en esta corriente de amor, una puerta de entrada se abre. A través de la puerta, algunos de nuestro estado original de la existencia brilla. Este es el gran secreto de la abrazo.

Nuestro estado original de la existencia es un estado en el que la conciencia no se identifica con las formas y formas. Este estado de la Conciencia es la Vida misma, el estado de Unidad, y el espacio vacío se llenó por completo con la energía de vibración de amor que abarca todo lo demás.

En el estado actual de la Conciencia nos identificamos con las formas y formas, y por lo tanto estamos separados de la Unidad. En ese estado, la mayoría de nosotros hemos olvidado nuestro estado original de la existencia. Hoy en día, la mayoría de las personas consideran que el Ego, que los pequeños, Cuenta individual, como realidad. Esa es la consecuencia de nuestra identificación con el mundo de las formas y formas.

Un abrazo es, sin embargo, capaz de disolver nuestra identificación con las formas y formas, que se abren para la otra persona, nos convertimos receptivo, y el Ego desaparece. La corriente de nuestros pensamientos se detiene, y sólo existe el momento presente para nosotros. Entonces, en ese momento de lucidez mental, recibimos algo de la inmensa corriente universal del amor que viene a nosotros a través de la puerta que se ha abierto para nosotros. La conciencia puede despertar a su propia existencia, puede escapar del hechizo de identificación con las formas y formas.

Es por eso que es útil para hacer uso de la puerta de entrada abierta por un abrazo con tanta frecuencia como sea posible en nuestra vida diaria. Un abrazo a todos!

~ Del libro: Frank M. Wanderer: La Revolución de la Conciencia: desacondicionamiento la mente programada

fuente/themindunleashed.org
traducción automática

jueves, 16 de octubre de 2014

Las 14 especies de árboles que al abrazarlos sanan diversas partes del cuerpo.



Tradicionalmente, en el taoísmo y en multitud de culturas, los árboles son considerados como el eje vertical de toda la vida en la tierra. Sensibilizarnos con esa energía, despertar nuestro cuerpo y nuestra conciencia hacia ellos es un aprendizaje y una práctica sanadora que nos lleva a encontrarnos con nuestra energía primigenia y nos conecta con una sensación vibrante de limpieza interna.

Muchos de los trastornos de los seres humanos que viven en ciudades desaparecerían con un simple paseo por la naturaleza.

Antiguamente se creía que cada árbol poseía un espíritu propio con una energía especial que es capaz de transmitir a su alrededor y las personas buscaban esta energía para lograr el equilibrio. Los beneficios de abrazarse a un árbol son incontables, misteriosos pero fáciles de verificar si les prestamos atención, si los observamos y nos comunicamos con ellos mirándolos, en silencio.

Nos cargan de buenas vibraciones y nos dan su energía de manera natural. Los árboles nos ayudan a establecer contacto con el poder de la naturaleza de manera fácil y bella, nos relajan y nos llenan de una energía pura.

Los libros del Tao llamados Mantak Chia y Maneewan Chia hablan de que a lo largo de la historia, los seres humanos han usado todas las partes del árbol como remedio para curar. Y llegaron a algunas conclusiones respecto a los distintos árboles y su capacidad de sanar a los humanos. Los árboles grandes son los que contienen más energía. Entre los más poderosos se encuentran los árboles que crecen junto al agua corriente. Algunos son más cálidos o fríos que otros. Hay que practicar para distinguir las diversas propiedades de los diferentes árboles.

1-Los pinos. Los mejores árboles para sanar son los grandes, en especial los pinos. Los pinos irradian energía Chi, nutren la sangre, fortalecen los sistemas nerviosos y contribuyen a prolongar la vida. También alimentan el alma y el espíritu. Los pinos son los “Arboles Inmortales”. La poesía y la pintura china antiguas están llenas de admiración por los pinos. Si bien los pinos son a menudo la mejor elección, se pueden usar muchos otros árboles o plantas.

2-Los cipreses y los cedros reducen el calor y nutren la energía Yin.

3-Los sauces ayudan a eliminar los vientos malsanos, a liberar la humedad excesiva del cuerpo, a reducir la alta tensión sanguínea y a fortalecer el aparato urinario y la vejiga.

4-Los olmos tranquilizan la mente y fortalecen el estómago.

5-Los arces persiguen a los vientos malsanos y ayudan a mitigar el dolor.

6-Las acacias blancas ayudan a eliminar el calor interno y a equilibrar la temperatura del corazón.

7-Las higueras de Bengala limpian el corazón y ayudan a eliminar la humedad del cuerpo.

8-Los canelos eliminan el frio del corazón y del abdomen.

9-Los abetos ayudan a eliminar cardenales, a reducir la hinchazón y a curar los huesos rotos más rápido.

10-Los espinos ayudan en la digestión, fortalecen los intestinos y reducen la tensión sanguínea.

11-Los abedules ayudan a eliminar el calor y la humedad del cuerpo y a desintoxicarlo.

12-Los ciruelos nutren el bazo, el estómago, el páncreas y tranquilizan la mente.

13-Las higueras eliminan el exceso de calor del cuerpo, aumentan la saliva, nutren el bazo y ayudan a detener la diarrea.

14-Los ginkgos ayudan a fortalecer la vejiga y alivian los problemas urinarios de las mujeres.

Para establecer relación con un árbol, y estar en comunión con él hay que mirarlo en silencio y enseguida se advierte la energía sanadora que brota de él. Intuitivamente sabrás qué hacer: puede que pongas tus manos en su corteza, que le abraces o que apoyes tu espalda, con todos los centros energéticos de tu columna vertebral, en su tronco y te llenes de energía. Es realmente sanador poder experimentar, poder vivir con intensidad, esta bella unión con los árboles.

Para más información: Los libros Mantak Chia y Maneewan Chia del Tao

fuente/ creadores.org