Mostrando entradas con la etiqueta ARQUEOLOGÍA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ARQUEOLOGÍA. Mostrar todas las entradas

lunes, 27 de agosto de 2018

Arqueólogos descubren ciudadela subterránea junto al centro cerimonial de Tihuanaco.

Muro exterior del Templo de Kalasasaya.
Fuente: Wikipedia


El Ministerio de Culturas de Bolivia
presentó una investigación que permitió conocer
la superficie total del área cívico-ceremonial.
Así se detectó una plaza y dos plataformas
de lo que se considera una pirámide.
 


Antropólogos hallaron lo que parece ser una ciudadela subterránea fuera del perímetro del centro ceremonial preincaico de Tiahuanaco, Patrimonio Cultural de la Humanidad, con una extensión tan grande que su excavación demoraría al menos 50 años, informó este sábado el Ministerio de Culturas de Bolivia.
"Con los nuevos datos obtenidos con la ayuda de tecnología, consistente en cámaras de precisión que sacaron fotografías desde el aire y de rayos infrarrojos, se halló una ciudadela prehispánica fuera del perímetro arqueológico, donde se detectó que existe una plaza subterránea y hasta dos plataformas de lo que se considera una pirámide", señala un comunicado citado por la agencia AFP.
Los resultados finales, que permitieron conocer la superficie total del área cívico-ceremonial, señalaron que el sitio arqueológico engloba unas 758 hectáreas.

Más que un centro ceremonial

El descubrimiento tuvo lugar en el marco de los trabajos de preservación y conservación de Tiahuanaco que se realizan en el área con la cooperación de Japón y de la UNESCO.

"Se harán sondeos de excavación en el área suroeste y norte, con el objetivo de confirmar o deslegitimizar los datos obtenidos", manifestó Julio Condori, director general del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAT), citado por el Ministerio.
De confirmarse, el hallazgo arqueológico obligará a replantear la concepción de que Tiahuanaco era sólo un 'centro de ceremonias' para considerar que además era una ciudad prehispánica.
Varios hallazgos inesperados en la antigua ciudadela de Tiahuanaco, en un trabajo impulsado por la UNESCO y a cargo del arqueólogo español José Ignacio Gallegos, enriquecen la investigación y el misterio que rodean a esa antigua cultura.

El consultor de la UNESCO explicó a Efe que el trabajo de preservación y conservación que se realizaba en el sitio de Tiahuanaco, a 70 kilómetros de La Paz, dio un giro sorpresivo cuando se descubrió con estudios topográficos, tecnología satelital y un dron que el complejo arqueológico es más grande de lo que se conoce.

Tiahuanaco, que fue anterior a la de los incas, nació como una aldea alrededor del 1.580 a.C, pero creció hasta convertirse en imperio andino que se extendió alrededor del 724 d.C, aunque su declive se produjo en torno al 1.187 d.C, según los historiadores.

"El objetivo del proyecto no era el descubrimiento científico, el objeto es dotar de un conjunto de herramientas que permitirán que después que finalicemos el trabajo se hagan políticas adecuadas en el trabajo del sitio", sostuvo el experto.
No obstante, los ocho vuelos del dron realizados en el sitio han evidenciado que el sitio arqueológico engloba al menos 650 hectáreas, de las que en 411 se hizo el estudio topográfico.

Entre los principales hallazgos está que el área de Puma Punku, uno de los sitios con menos investigación y más enigmático porque acoge grandes piezas líticas, es de al menos 14 hectáreas.

Las investigación ha detectado que bajo tierra hay una plaza subterránea y hasta dos plataformas de lo que se considera una pirámide, que las autoridades bolivianas quieren excavar.
 





Se trata de un hallazgo que podría cambiar la visión que hay sobre el sitio arqueológico, comentó a Efe el director del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiahanaco (CIAAAT), Julio Condori.

"Va a cambiar el enfoque y muchas teorías van a ser enriquecidas o complementadas, pero principalmente nos permite hacer una relectura y una reinterpretación de lo que ha sido Tiahuanaco",dijo.
Los trabajos realizados también permiten sospechar que cerca del templo de Kalasasaya, donde están importantes piezas de esa civilización como la Puerta del Sol, también hay otra construcción lítica, posiblemente otro templo, bajo tierra.

Además, el trabajo dio luces, según Condori, sobre la relación del agua con Tiahuanaco ya que se ha identificado lo que sería una red de canales de agua.

"Al parecer el rol del agua ha sido fundamental en Tiahuanaco. Por ejemplo hay vertientes canalizadas cerca de Puma Punku y con la investigación y las excavaciones podremos saber más", sostuvo.
Según Gallegos, cerca del sitio arqueológico también existen zonas inundables y canales, que han sido localizadas gracias a las investigaciones y excavaciones de otros arqueólogos.
"Todo esto nos habla de la cultura del agua y de cómo tenían ese dominio no solo para beber sino para todas las cosas de la vida cotidiana y de su forma de vida, circunstancias religiosas, políticas", subrayó el investigador español.
También se ha detectado que bajo tierra hay un centenar de "unidades domésticas" de forma circular en el sitio arqueológico.

Otro de los descubrimientos está en la zona Kantatallita, ubicada en el este del sitio arqueológico, que también tendría escondida bajo tierra una pirámide que al parecer podría ser de tres plataformas subterráneas y en forma de T.

"La UNESCO ha hecho referencia a que en el área de Kantatallita, que significa luz del alba, estaría una pirámide pequeña, pero eso se confirmará con las excavaciones", resaltó el jefe de comunicaciones de CIAAAT, Raúl Yujra.
Según Condori, las excavaciones posiblemente comiencen en septiembre de este año para verificar datos del estudio topográfico.

Los investigadores del CIAAAT coordinan con los encargados de la UNESCO la realización de estas excavaciones en la que por primera vez utilizarán las herramientas del laboratorio de arqueología que ha sido inaugurado el pasado martes en el museo del lugar. 
Fuente EFE
Cultura Tiahuanaco

La cultura Tiwanaku, con su capital del mismo nombre, surgió a orillas del peruano-boliviano lago Titicaca en el año 1,580 a.C. y desapareció por el 1,200 d.C.

Se sospecha que efectos climáticos y pestes diezmaron la civilización.
 


Se presume que albergó a una de las culturas más antiguas de Sudamérica, antecesora incluso de los aymaras y los quechuas. (Con información de EFE y AFP)

fuente/Biblioteca Pleyades

domingo, 12 de agosto de 2018

¿Hubo una Civilización en la Tierra antes que los Humanos? - Una mirada a la Evidencia Disponible.

Por Adam Frank  

Adam Frank es profesor de astrofísica en la Universidad de Rochester. Su trabajo ha aparecido en Scientific American, The New York Times y NPR. Él es el autor de La luz de las estrellas: mundos alienígenas y el destino de la Tierra.


  



Gavin Schmidt solo le llevó cinco minutos superar la especulación. 

Schmidt es el director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (también conocido como GISS) de la NASA, una instalación de ciencia climática de clase mundial.


Un día el año pasado, llegué a GISS con una propuesta lejana. En mi trabajo como astrofísico, comencé a investigar el calentamiento global desde una "perspectiva astrobiológica". Eso significaba preguntar si cualquier civilización industrial que surgiera en cualquier planeta, a través de su propia actividad, desencadenaría su propia versión de un cambio climático.

Estaba visitando GISS ese día con la esperanza de obtener algunos conocimientos de la ciencia climática y, tal vez, colaboradores. Así es como terminé en la oficina de Gavin. 

Justo cuando estaba acelerando mi tono, Gavin me detuvo en seco.

"Espera un segundo", dijo. "¿Cómo sabes que somos la única vez que ha habido una civilización en nuestro propio planeta?"
Me tomó unos segundos levantar mi mandíbula del suelo.

Ciertamente, había entrado en la oficina de Gavin preparado para los ojos en la mención de "ex-civilizaciones". Pero las civilizaciones sobre las que preguntaba habrían existido muchos millones de años atrás.

Sentado allí, viendo el vasto telescopio evolutivo de la Tierra ante mi mente, sentí una especie de vértigo temporal.
"Sí", tartamudeé, "¿Podríamos decir si hubo una civilización industrial en ese fondo del tiempo tan lejano y profundo?"
Nunca volvimos a los alienígenas.

En cambio, esa primera conversación lanzó un nuevo estudio (The Silurian Hypothesis - Would it be Possible to Detect an Industrial Civilization in the Geological Record?) que hemos publicado recientemente en el International Journal of Astrobiology.

Aunque ninguno de nosotros podía verlo en ese momento, la penetrante pregunta de Gavin abrió una ventana no solo al pasado de la Tierra, sino también a nuestro propio futuro. 

Estamos acostumbrados a imaginar civilizaciones extintas en términos de las estatuas hundidas y ruinas subterráneas. Este tipo de artefactos de sociedades anteriores están bien si solo está interesado en escalas de tiempo de algunos miles de años.


Pero una vez que recuperas el reloj a decenas de millones o cientos de millones de años, las cosas se vuelven más complicadas.

Cuando se trata de evidencia directa de una civilización industrial, como ciudades, fábricas y carreteras, el registro geológico no se remonta al período Cuaternario hace 2,6 millones de años.


Por ejemplo, el tramo de superficie antigua más grande a gran escala se encuentra en el desierto de Negev.

Tiene "solo" 1,8 millones de años de antigüedad: las superficies más antiguas son en su mayoría visibles en sección transversal a través de algo parecido a un acantilado o cortes de roca. Retrocede mucho más que el Cuaternario y todo ha sido convertido en polvo. 

Y, si volvemos tan lejos, ya no hablaremos de civilizaciones humanas.


El Homo sapiens no hizo su aparición en el planeta hasta hace 300,000 años más o menos. Eso significa que la pregunta se traslada a otras especies, por lo que Gavin llamó a la idea la hipótesis Siluriana, después de un viejo episodio del Dr. Who con reptiles inteligentes. 

Entonces,
¿podrían los investigadores encontrar evidencia clara de que una especie antigua construyó una civilización industrial relativamente efímera mucho antes que la nuestra? 
Tal vez, por ejemplo, algún mamífero primitivo se elevó brevemente a construir una civilización durante la época del Paleoceno hace unos 60 millones de años. 

Hay fósiles, por supuesto. Pero la fracción de vida que se fosiliza es siempre minúscula y varía mucho según el tiempo y el hábitat.

Sería fácil, por lo tanto, perder una civilización industrial que solo duró 100,000 años, lo que sería 500 veces más de lo que nuestra civilización industrial ha hecho hasta ahora. 

Dado que toda la evidencia directa ya hubiera desaparecido hace muchos millones de años, ¿qué tipo de evidencia podría existir todavía?


La mejor manera de responder a esta pregunta es averiguar qué evidencia dejaríamos si la civilización humana colapsara en su etapa actual de desarrollo. 

Ahora que nuestra civilización industrial se ha vuelto verdaderamente global, la actividad colectiva de la humanidad está estableciendo una variedad de rastros que serán detectables por los científicos 100 millones de años en el futuro.


El uso extensivo de fertilizantes, por ejemplo, mantiene alimentados a 7 mil millones de personas, pero también significa que estamos redirigiendo los flujos de nitrógeno del planeta hacia la producción de alimentos. 

Los futuros investigadores deberían ver esto en las características del nitrógeno que aparece en los sedimentos de nuestra época.

Del mismo modo, nuestro insaciable apetito por los elementos raros de la tierra utilizados en artilugios electrónicos. Muchos de estos átomos ahora están deambulando por la superficie del planeta debido a nosotros, que de otra manera sería el caso. También pueden aparecer en futuros sedimentos también.

Incluso nuestra creación y uso de esteroides sintéticos ahora se ha vuelto tan penetrante que también puede ser detectable en los estratos geológicos dentro de 10 millones de años. 

Y luego está todo ese plástico. Los estudios han demostrado que se están depositando cantidades cada vez mayores de "desechos marinos" de plástico en el fondo marino, desde zonas costeras hasta cuencas profundas e incluso en el Ártico.


El viento, el sol y las olas reducen los artefactos plásticos a gran escala, dejando los mares llenos de partículas de plástico microscópicas que eventualmente lloverán hasta el fondo del océano, creando una capa que podría persistir durante escalas de tiempo geológicas. 

La gran pregunta es cuánto durará cualquiera de estos rastros de nuestra civilización...


En nuestro estudio, encontramos que cada uno tenía la posibilidad de convertirse en sedimentos futuros. Irónicamente, sin embargo, el marcador más prometedor de la presencia de la humanidad como una civilización avanzada es un subproducto de una actividad que puede amenazarla más. 

Cuando quemamos combustibles fósiles, estamos liberando carbono en la atmósfera que una vez fue parte de tejidos vivos. Este antiguo carbono se agota en una de las tres variedades naturales de ese elemento, o isótopos. Mientras más combustibles fósiles quememos, más cambia el equilibrio de estos isótopos de carbono.


Los científicos de la atmósfera llaman a este cambio el Efecto Suess, y el cambio en las proporciones isotópicas de carbono debido al uso de combustibles fósiles es fácil de ver en el último siglo. Los aumentos de temperatura también dejan señales isotópicas.

Estos cambios deberían ser evidentes para cualquier científico futuro que analice químicamente capas de roca expuestas de nuestra época.

Junto con estos picos, esta capa del Antropoceno también podría contener picos breves en,
  • nitrógeno
  • nanopartículas plásticas
  • incluso esteroides sintéticos
Entonces, si estos son rastros que nuestra civilización está destinada a dejar para el futuro, ¿podrían existir las mismas "señales" en este momento en las rocas, esperando a que nos cuenten sobre civilizaciones desaparecidas hace mucho tiempo?

Hace cincuenta y seis millones de años, la Tierra pasó por el Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (PETM).


Durante el PETM, la temperatura promedio del planeta subió hasta 15º Fahrenheit (-9.44ºC) por arriba de lo que experimentamos hoy. Era un mundo casi sin hielo, ya que las temperaturas típicas de verano en los polos alcanzaban cerca de 70°Fahrenheit (21°C).

Al observar el registro isotópico del PETM, los científicos ven que las proporciones de isótopos de carbono y oxígeno se disparan exactamente de la manera que esperamos ver en el registro del Antropoceno.

También hay otros eventos como el PETM en la historia de la Tierra que muestran rastros como nuestra hipotética señal del Antropoceno.

Estos incluyen un evento unos millones de años después de que el PETM se denominó Capas Eocenas de Origen Misterioso, y eventos masivos en el Cretáceo que dejaron al océano sin oxígeno durante muchos milenios (o incluso más). 

¿Son estos eventos indicaciones de civilizaciones industriales no humanas previas? Casi seguro que no. 
 

Si bien hay evidencia de que el PETM pudo haber sido impulsado por una liberación masiva de carbono fósil enterrado en el aire, lo que importa es la escala de tiempo de estos cambios.

Los picos de isótopos de PETM se elevan y caen durante unos cientos de miles de años. Pero lo que hace que el Antropoceno sea tan notable en términos de la historia de la Tierra es la velocidad a la que estamos descargando el carbono fósil en la atmósfera.

Ha habido períodos geológicos en los que el COde la Tierra ha sido tan alto o más alto que en la actualidad, pero nunca antes en la historia de miles de millones de años del planeta se ha vertido tanta cantidad de carbono enterrado a la atmósfera tan rápidamente.

Entonces, los picos isotópicos que vemos en el registro geológico pueden no ser lo suficientemente puntiagudos para ajustarse a la ley de la hipótesis siluriana. 

Pero hay un acertijo aquí. Si la actividad industrial de una especie anterior es de corta duración, es posible que no podamos verla fácilmente. 

Los picos de PETM en su mayoría nos muestran las escalas de tiempo de la Tierra para responder a lo que sea que lo haya causado, no necesariamente a la escala de tiempo de la causa.

Por lo tanto, podría llevar tanto métodos de detección dedicados como novedosos, para encontrar evidencia de un evento verdaderamente efímero en sedimentos antiguos. En otras palabras, si no lo está buscando explícitamente, es posible que no lo vea.

Ese reconocimiento fue, tal vez, la conclusión más concreta de nuestro estudio. 

No es frecuente que escriba un artículo proponiendo una hipótesis que usted no respalda. Gavin y yo no creemos que la Tierra alguna vez albergó a una civilización del Paleoceno de 50 millones de años.


Pero al preguntar si pudimos "ver" civilizaciones industriales verdaderamente antiguas, nos vimos obligados a preguntar sobre los tipos genéricos de impactos que cualquier civilización podría tener en un planeta.

Eso es exactamente la perspectiva astrobiológica sobre el cambio climático.




La construcción de la civilización significa recolectar energía del planeta para hacer el trabajo (es decir, el trabajo de la construcción de la civilización).

Una vez que la civilización alcanza escalas verdaderamente planetarias, tiene que haber algún comentario sobre los sistemas planetarios acoplados que le dieron nacimiento (aire, agua, roca).

Esto será particularmente cierto para las civilizaciones jóvenes como la nuestra, que todavía están subiendo en la escalera de la capacidad tecnológica. En otras palabras, no hay almuerzo gratis...

Si bien algunas fuentes de energía tendrán un impacto menor, digamos contra combustibles fósiles o solares, no se puede impulsar una civilización global sin un cierto grado de impacto en el planeta. 

Una vez que te das cuenta, a través del cambio climático, de la necesidad de encontrar fuentes de energía de bajo impacto, menos impacto dejarás.


Entonces, cuanto más sostenible se vuelva tu civilización, menor será la señal que dejarás para las generaciones futuras. 

Además, nuestro trabajo también abrió la posibilidad especulativa de que algunos planetas podrían tener ciclos impulsados por combustibles fósiles de construcción y colapso de la civilización.


Si una civilización usa combustibles fósiles, el cambio climático que provocan puede conducir a una gran disminución en los niveles de oxígeno en el océano. Estos bajos niveles de oxígeno (llamado anoxia del océano) ayudan a desencadenar las condiciones necesarias para fabricar combustibles fósiles como el petróleo y el carbón en primer lugar.

De esta manera, una civilización y su desaparición podrían sembrar la semilla de nuevas civilizaciones en el futuro. 

Al preguntar sobre las civilizaciones perdidas en el tiempo profundo, también estamos preguntando sobre la posibilidad de reglas universales que guíen la evolución de todas las biosferas en todo su potencial creativo, incluida la aparición de civilizaciones.


Incluso sin los restos paleocenios, solo ahora estamos aprendiendo a ver cuán rico podría ser ese potencial.

fuente/Biblioteca Pleyades

martes, 1 de mayo de 2018

Objeto Creado con Tecnología Desconocida.

A lo largo y ancho del mundo existen artefactos que desafían nuestra comprensión. Este es el caso de un objeto megalítico conocido como “la bañera del Zar” que se encuentra ubicada en el interior del palacio de Babolovo, próximo a la ciudad rusa de San Petersburgo.


martes, 24 de abril de 2018

Evidencias Extraterrestres en Arqueología Ancestral

Resultado de imagen de artur homs
Artur Homs

El Ufólogo Artur Homs en la entrevista realizada por Ferran Prat de Sabiens, pone de manifiesto a través de evidencias arqueológicas ancestrales de que seres de otros mundos con tecnología visitaron la Tierra.


martes, 2 de enero de 2018

Por qué se silenció un descubrimiento de 20.000 años de antigüedad en Kosovo: Un Transformador..

El fotógrafo e investigador Ismet Smaili (Ismet Smaili) descubrió un misterioso artefacto en las montañas en el territorio de Kosovo. Este objeto externamente es una piedra inusual con una bobina electromagnética integrada.

Y la bobina de cables de cobre no se inserta simplemente en la ranura de corte, sino que forma un todo con la piedra, como si la piedra se derritiera, y luego le dio la forma necesaria para crear un transformador.

Además de la piedra, la bobina con alambres de cobre, el artefacto contiene un aislante cuya composición difiere del material circundante y tiene bandas convexas en un círculo que se asemeja a una talla y también se funde en una piedra, como la propia bobina, y en al otro lado de la piedra, hay 4 aberturas simétricamente ubicadas, que muy probablemente representan agujeros para los cables y recogen la energía recibida del transformador.



viernes, 24 de noviembre de 2017

Símbolos Aborígenes Australianos Descubuertos en una columna de 12.000 años en Turquía.



Uno de los sitios arqueológicos más desconcertantes es Gobekli Tepe, y ahora el misterio del sitio se ha profundizado aún más. Gobekli Tepe es un sitio que ha interesado a los arqueólogos gracias a que es un complejo de monumentos megalíticos de 12,000 años de antigüedad que ha permanecido como un misterio desde que se descubrió por primera vez hace 20 años. Sin embargo, el sitio ha hecho que los arqueólogos reconsideren lo que pensaban sobre la sociedad primitiva.


miércoles, 22 de noviembre de 2017

Existe una pasta para ablandar las piedras?



Coronel Percy H. Fawcett. 

Este aventurero pudo presenciar cómo mediante un líquido, elaborado por los indígenas peruanos, la piedra se ablandaba como si fuera barro, recobrando unos instantes más tardes su dureza habitual. ¿Pudo ser ésta la técnica utilizada por los egipcios para crear los bloques de piedra en sus construcciones?

El ser humano es tan vanidoso, tan seguro de su superioridad -en especial los científicos apegados al dogma- que se niega a creer en todo lo que vaya en contra de lo que aprendió en los libros o en la universidad. Está convencido de que nada existe en el mundo fuera de lo que conoce y que todo fue inventado ya.

Pero hace unos años, un investigador norteamericano declaró que al hombre le hace falta mucho por aprender, siquiera en ciertos terrenos. Y aportó pruebas al respecto. Decía Hyatt Verrill que en la Gran Pirámide, al igual que en las construcciones, incaicas y preincaicas, se utilizó una técnica desconocida por los actuales arquitectos e ingenieros civiles: trabajaban los obreros la piedra no con el cincel, sino con una pasta obtenida a partir de cierta planta sólo conocida por los indios, que ablanda la piedra y la vuelve maleable durante un corto tiempo.

Este mismo descubrimiento había sido realizado por el coronel P.H. Fawcett, quien antes de desaparecer misteriosamente en 1925 en las selvas brasileñas presenció algo increíble a corta distancia de los montes peruanos. Cerca del cerro de Paseo, un geólogo norteamericano había hallado un recipiente herméticamente cerrado, con forma de cabeza humana. En el Perú antiguo utilizaban la huaca para conservar líquidos, granos y oro en polvo.

El geólogo pidió a un obrero indígena que abriese el recipiente, para conocer su contenido. El hombre no sólo se negó a obedecer, sino que arrebató la huaca de manos del hombre blanco y la estrelló contra el suelo y huyó a toda prisa. Al inclinarse para recoger los fragmentos de la huaca vio con gran asombro que la piedra sobre la cual se derramó el líquido se ablandaba como si fuera de barro. Unos minutos más tarde recobraba su dureza habitual.

Así se expresó el explorador Fawcett y en apoyo de sus palabras están las piedras que se conservan en el Museo de Cochabamba, Bolivia, en las cuales hay impresas unas manos. Un sacerdote peruano, el padre Jorge Lira, informaría por su parte en junio de 1967 que los incas conocían el secreto de una planta cuyo jugo ablandaba las piedras más duras.

¿Fue utilizando una planta semejante a la peruana que los constructores de la Gran Pirámide acomodaron los bloques para lograr un perfecto ensamblaje? Y de ser así, ¿quedaría demostrado que los incas aprendieron el secreto de los egipcios, o se trata de una pura coincidencia?
foroparapsicologia.com


LOS ABLANDADORES DE PIEDRAS (Fuente:paleoastronautica/Articulo original de Manuel Carballal)

Gigantescas moles de piedra encajadas como las piezas de un colosal puzzle, enormes bloques de granito moldeados como si fuesen de barro, cientos de toneladas de piedra enigmática inexplicablemente transportados, esculpidos y encajados en distantes yacimientos arqueológicos. A punto de entrar en el siglo XXI, la técnica del reblandecimiento de las piedras continúa siendo un misterio.

El autobús bordea la meseta de Gizéh para adentrarse mínimamente en el desierto. Cuando se detiene, los colaboradores del investigador Manuel José Delgado descienden del vehículo dispuestos a recorrer, a través de las dunas, la distancia que nos separa de la necrópolis que rodea las tres...
grandes pirámides de Gizéh.

A medida que ganan terreno, acercándose a la pirámide de Micerinos, los ojos de los expedicionarios escrutan cada centímetro de arena en busca de unas piedras muy concretas. Por fin, tras la intensa búsqueda, todo el equipo se reúne a la sombra de las pirámides-satélite de Micerinos a fin de examinar los resultados del rastreo. Varias piedras, de diferentes tamaños, son depositadas sobre una tela y Manuel Delgado las examina una a una. Una sonrisa se dibuja en su rostro, bronceado por el sol del desierto egipcio que ha visitado en más de una veintena de ocasiones.

Con gesto triunfal, Delgado ha seleccionado 5 o 6 piedras de gran dureza pero que, incomprensiblemente, presentan formas redondeadas e, incluso, grabados. Se trata de piedras moldeadas artificialmente que, según Delgado, fueron reblandecidas y posteriormente endurecidas de nuevo mediante una milenaria técnica secreta, conocida tan sólo por algunos sacerdotes del enigmático Egipto faraónico...

¿UN ARBUSTO PARA LICUAR PIEDRAS?

En 1983, durante la grabación de la serie de RTVE El otro Perú (parte de los documentales La puerta del misterio, que hicieron famosos al doctor Jiménez del Oso en Iberoamérica), el conocido psiquiatra e investigador conseguía grabar una breve pero intensa entrevista con un sorprendente personaje antes de que éste falleciese. 

El padre Jorge Lira era un sacerdote católico y uno de los más prestigiosos expertos en folklore andino. Autor de numerosos libros y artículos, elaboró el que tal vez fue el primer erudito diccionario del quéchua al castellano. Pero esa no era la razón por la que el doctor Jiménez del Oso se había desplazado hasta aquel pequeño pueblo cercano a Cuzco. 

El padre Lira afirmaba haber descubierto la forma para reblandecer las piedras... Existe una leyenda entre muchos de los pueblos precolombinos, según la cual los dioses habrían hecho dos regalos a los indios nativos para que pudiesen construir colosales obras arquitectónicas como la fortaleza de Sacsayhuamán o Machu-Picchu. Según el padre Lira, dicho regalo se trataría en realidad de dos plantas con sorprendentes propiedades. La hoja de Coca sería una de ellas, capaz de anestesiar el dolor y el agotamiento de los obreros, que podrían resistir así el gigantesco esfuerzo físico que debió exigirles tan extraordinarias construcciones. La segunda sería otra planta que, mezclada con diversos componentes, convertiría las rocas más duras en ligeras pastas fácilmente manipulables.


Durante catorce años el padre Lira estudió la leyenda de los antiguos andinos y, finalmente, consiguió identificar el arbusto de la Jotcha como la planta que, tras ser mezclada y tratada con otros vegetales y sustancias, era capaz de convertir la piedra en barro. "Los antiguos indios dominaban la técnica de la masificacion – afirma el padre Lira en uno de sus artículos –, reblandeciendo la piedra que reducían a una masa blanda que podían moldear con facilidad."El sacerdote realizó varios experimentos con el arbusto de la Jotcha y llegó a conseguir que una sólida roca se ablandase hasta casi licuarse. 

Sin embargo, no logró volver a endurecerla, por lo que consideró su experimento como un fracaso. Pero, a pesar de ese parcial fracaso, el padre Lira si logró demostrar que la técnica del reblandecimiento es posible. Asi se explicarían los sorprendentes ensamblajes de algunas de las colosales rocas que componen las murallas de Sacsayhuamán u otras fortalezas precolombinas.


Mientras, en Egipto, a miles de kilómetros de distancia, otros investigadores del pasado han realizado sorprendentes descubrimientos arqueológicos que también apuntan a la realidad de la técnica del reblandecimiento...

fuente/veritas-boss.blogspot.com

domingo, 29 de octubre de 2017

Una Civilización Perdida puede existir debajo e la Antártida.

Cuando hablas de la Antártida, el Polo Sur, inmediatamente evocas la imagen de un paisaje helado en el "fin del mundo". Pero el hielo y la nieve que parecen eternos no siempre están ahí. Un día, en un pasado muy remoto, la Antártida era un lugar de clima templado, lleno de ríos y montañas, y puede haber albergado una civilización cuyos restos permanecen completamente insospechados bajo el manto blanco helado que domina el paisaje. Las fotos lanzadas por la NASA parecen reivindicar la teoría de la conspiración de que existe una antigua civilización debajo de las capas de hielo de la Antártida.

Muy interesante es el descubrimiento realizado gracias a una nueva tecnología de detección de la NASA capaz de penetrar el hielo polar. Fue gracias al sistema que descubrimos ruinas que parecen ser de un antiguo asentamiento humano enterrado en más de dos millas de hielo. El sistema de teledetección es una parte integral de la misión Operación IceBridge de la NASA en la Antártida. El intrigante descubrimiento se realizó durante las pruebas de prueba de la aeronave, cuya tecnología LIDAR de la NASA es un sistema de altímetro topográfico avanzado, que se lanzará al espacio a bordo de un satélite llamado ICESat-2 en 2017 y supervisará los cambios en el hielo polar.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Descubren cientos de misteriosas estructuras de piedra a través de Google Earth.

Por el momento, los arqueólogos desconocen tanto la edad como el propósito de las estructuras halladas en Arabia Saudita con ayuda de la imaginería satelital.

FOTO: Descubren cientos de misteriosas estructuras de piedra a través de Google Earth
Google Earth
FOTO: Descubren cientos de misteriosas estructuras de piedra a través de Google Earth


Alrededor de 400 misteriosas estructuras de piedra, que datan de miles de años, han sido descubiertos en Arabia Saudita gracias a las imágenes satelitales de Google Earth.

De acuerdo con Live Science, grupos de muros de piedra —llamados "puertas" por los arqueólogos, porque desde arriba se asemejan a compuertas de campo— han sido detectados en una región conocida como Harrat Khaybar. Algunas de estas "puertas" están ubicadas al lado de una cúpula volcánica que en algún momento arrojó lava basáltica.

Google Earth
David Kennedy, profesor de la Universidad de Australia Occidental, señaló al medio que las mismas "están construidas en piedra" y que "parecen ser las estructuras artificiales más antiguas del paisaje". El objeto más corto es de 13 metros, mientras que el más extenso cuenta con 518 metros.

Según el investigador, "las 'puertas' se encuentran casi exclusivamente en campos de lava sombríos e inhóspitos con escasa agua o vegetación, sitios aparentemente entre los más inhóspitos para nuestra especie".

La mayoría de las estructuras se descubrió a través de la inspección por satélite y en las mismas no se realizó ningún trabajo arqueológico de campo. Por el momento, los especialistas desconocen tanto la edad exacta como el propósito de estos objetos.

fuente/RT

viernes, 13 de octubre de 2017

INSCRIPCIONES EN UNA LOSA DE PIEDRA DE 3.200 AÑOS DE EDAD, HABLA DE LA MISTERIOSA "GENTE DEL MAR".

Una inscripción en una losa de piedra que se dice que es 3.200 años de edad, habla de gente misteriosa del mar y un príncipe troyano y que ahora ha sido descifrado dijo, los arqueólogos. INSCRIPCIÓN DE PIEDRA ES DE 95 PIES DE LONGITUD La piedra, de 95 pies de largo, habla del ascenso de Mira, un poderoso reino, que inició una campaña militar dirigida por Troy, el príncipe Muksus.

La inscripción fue escrita en un idioma antiguo que se dice que Luwian y sólo unos pocos sabios pueden leerlo. Fred Woudhuizen es uno de los eruditos capaces de descifrar el lenguaje y ha descifrado una copia de la inscripción de la piedra.

Ahora Woudhuizen junto con Eberhard Zangger, presidente de la Fundación de Estudios Luwian va a publicar sus hallazgos. Los publicarán en las Actas de la Sociedad Arqueológica e Histórica Holandesa en la edición de diciembre.



Se decía que la inscripción de Luwian había sido copiada por Georges Perrot, un arqueólogo en Turquía, en 1878. La inscripción sobre la piedra se remonta a 3.200 años y habla sobre el reino de Mira y el surgimiento de él y cómo el reino hizo incursiones sobre la Oriente Medio y destruyó el Imperio Hitita y muchos otros reinos. Se dijo que si la inscripción se encuentra que es auténtica que brillaría una luz en un momento en que un grupo de personas que algunos estudiosos en los modernos se refieren como Sea People, destruyó las civilizaciones junto con las ciudades de todo el Oriente Medio. 

El reino de Mira participó en la campaña militar y aparentemente formaban parte de la confederación de los Pueblos del Mar basada en su participación en los ataques. La inscripción de la losa de piedra dice cómo el rey Kupantakuruntas gobernó sobre el reino de Mira que estaba en Turquía. Dijo que Mira había controlado a Troya y siguió hablando y describiendo al príncipe troyano Muksus que había encabezado la expedición naval que tendría éxito en la conquista de Ascalón, que se habría situado en el moderno Israel. También se dijo que habían hecho una fortaleza allí. 

La inscripción continúa para dar detalles sobre el rey Kupantakuruntas y el camino a él tomando el trono de Mira. Dice que su padre que era el rey Mashuittas entonces tomó el control sobre Troy cuando Walmus, el rey anterior fue derrocado. No mucho tiempo después de que Mashuittas fue dicho para reinstalar a Walmus en el trono después de prometer lealtad a Mira. En la muerte de su padre, Kupantakuruntas se dijo que se había convertido en rey de Mira y que entonces tenía el control de Troya a pesar de no ser el verdadero rey de Troya. Se decía que era el guardián de Troya.




La verdadera inscripción ya no existe ya que fue destruida durante el siglo XIX, pero hay registros de ella y una copia de la misma se había localizado en la finca del arqueólogo James Mellaart. Se decía que había encontrado muchos sitios antiguos durante su vida y el más famoso fue Catalhoyuk de 9.500 años en Turquía. Algunas personas creen que esta es la ciudad más antigua del mundo. Mellaart dijo que si la inscripción no había sido descifrada en su totalidad y publicada cuando murió, otros lo hacen. 

Algunos se han preocupado de que tal vez la inscripción es sólo una falsificación y que podría haber sido creado por Mellaart. Mellaart había dicho que la inscripción había sido copiada en 1878 por Georges Perrot en Turquía. Se dijo entonces que los aldeanos tomaron la piedra y la utilizaron en la construcción de una mezquita. Las autoridades posteriores en Turquía registraron el pueblo y encontraron tres tabletas de bronce que nunca fueron publicadas, así que nadie tiene idea de lo que dijeron. Mellaart ha estado en un equipo que comenzó a descifrar la copia de la inscripción en 1956 y publicarla junto con las pastillas de bronce antes de que desaparecieran. Afirmó que el equipo no podía publicar su trabajo ya que la mayoría de los miembros del equipo fallecieron. 

Un equipo más tarde encontró que Mellaart había pasado mucho tiempo tratando de obtener una comprensión de las copias de las diferentes inscripciones Luwian. Muchos estudiosos insisten en que las inscripciones son falsificaciones de los días modernos y continúan diciendo que a menos que se encuentren los registros de la inscripción, no están seguros de que la inscripción existiera. 

Sin embargo, Woudhuizen y Zangger han dicho que sería muy difícil para cualquiera crear una falsificación ya que la inscripción es larga y Mellaart ni siquiera podía leer, no importa escribir, Luwian. También dijeron que hasta los años 1950 nadie había descifrado Luwian y esto significaba que Perrot no podría haber falsificado la inscripción tampoco. También señalaron por qué Mellaart crearía una falsificación compleja y larga y luego dejarla inédita antes de morir.




martes, 11 de julio de 2017

Encuentran textos de Hipócrates (El 'padre' de la Medicina) en el Sinaí.

Hallan una receta de Hipócrates en unos manuscritos del siglo VI.

Hallan una receta de Hipócrates en unos manuscritos del siglo VI


El documento incluye tres recetas más, una de ellas con dibujos de hierbas medicinales.

El último vestigio sanitario se ha encontrado en Egipto durante las obras de restauración de la biblioteca del monasterio de Santa Catalina del sur del Sinaí. Se trata de un manuscrito del siglo VI con una receta médica de Hipócrates, el ‘padre’ de la Medicina.

Según el medio egipcio Al-Ahram, el documento está entre los manuscritos “Palmesit”. Además, se han encontrado otras tres recetas médicas escritas por un escriba anónimo y una de ellas incluye dibujos de hierbas medicinales.

El descubrimiento fue anunciado por el ministro de antigüedades egipcio, Khaled El-Anany acompañado de otras personalidades griegas y egipcias del mundo de la cultura y la arqueología.

El 'padre' de la Medicina.

Hipócrates es considerado el 'padre' de la Medicina ya que fue el primero en considerarla una ciencia, alejándola de la religión o la filosofía. El médico griego, que vivió entre los siglos V y IV a.C, creó la escuela que lleva su nombre (escuela hipocrática) cuyos seguidores ejercían la Medicina como profesión.

Por otra parte, se le atribuye el diagnóstico de algunas enfermedades así como su clasificación en agudas, crónicas, endémicas o epidémicas. Actualmente, el juramento hipocrático, que también debe su nombre al padre de la medicina es un documento en el que el profesional médico se compromete a ejercer la profesión con ética. (fuente/redaccionmedica.com)