Mostrando entradas con la etiqueta CERN. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CERN. Mostrar todas las entradas

viernes, 21 de abril de 2017

Anomalía detectada en el Gran Colisionador de Hadrones podría cambiar la Teoría con que se explica el Universo

Imagen relacionada

DESPUÉS DE LA CONFIRMACIÓN DE EXISTENCIA DEL BOSÓN DE HIGGS, CIENTÍFICOS DEL CERN HAN INTENTADO IR MÁS ALLÁ DEL MODELO QUE EXPLICA CASI TODOS LOS FENÓMENOS CONOCIDOS DEL UNIVERSO FÍSICO –Y AL PARECER, LO HAN CONSEGUIDO–

Si algo ha sido estudiado exhaustivamente es el universo. Desde los tiempos en que el ser humano no contaba más que con sus ojos para observar las estrellas, hasta ahora en que nos servimos de grandes y avanzados telescopios y de otras tecnologías no menos impresionantes, la vastedad cósmica que nos rodea y en la cual también habitamos es un objeto permanente de fascinación, investigación y conocimiento.

A partir de la década de 1970, casi todo lo que se sabía hasta entonces y se supo después sobre el universo se integró en una sola teoría, el “modelo estándar de la física de partículas”, que describe y explica tres de las cuatro fuerzas fundamentales conocidas del universo, a saber: el electromagnetismo, la interacción nuclear fuerte y la interacción nuclear débil (dejando fuera la gravedad); asimismo, incluye una clasificación de las partículas elementales conocidas. Se trata, hasta cierto punto, de una teoría que aspira a explicar todo fenómeno físico que sucede en esta realidad, aunque, paradójicamente, deja fuera muchos enigmas del cosmos, como el comportamiento de las partículas de materia oscura o el funcionamiento de la gravedad (que hasta ahora sólo se ha explicado con la teoría general de la relatividad de Einstein).

Por estos días, sin embargo, el modelo estándar se ha tambaleado a raíz de una observación realizada en el Gran Colisionador de Hadrones, esa máquina portentosa que cada cierto tiempo se vuelve noticia y gracias a la cual hace un par de años se comprobó la existencia del bosón de Higgs, la llamada “partícula de Dios” necesaria para explicar cómo después del Big Bang la materia adquirió masa.

Entre los experimentos que se mantienen en el CERN (el centro donde se encuentra el Colisionador), uno en especial tiene como propósito recrear las condiciones del Big Bang para saber qué ocurrió después de éste para que la materia sobreviviera y, eventualmente, formara el universo. A esto se le conoce como LHCb, siglas en inglés para “Large Hardon Collider beauty experiment”, en marcha desde el 2016. Entre otros resultados, el LHCb ha descubierto cinco nuevas partículas y ha aportado evidencia para probar la asimetría entre la materia y la antimateria.

En su experimento más reciente, al hacer colisionar un tipo de partículas elementales llamadas mesones B (formadas por un quark y un antiquark), el LHCb puso en duda las predicciones del modelo estándar en cuanto al número y tipo de partículas que deberían producirse por este choque.

Según el modelo, dicha colisión debería producir electrones y muones en partes iguales (ambos, partículas de masa baja e interacción débil y electromagnética), pero en el experimento del LHCb se observó que la colisión de mesones B genera 30% menos muones que electrones –fenómeno que en la física de partículas se conoce como “decaimiento”.

Los científicos involucrados en la prueba mostraron estas observaciones sólo como una “indicación”, no tanto como un descubrimiento. Sin embargo, de corroborarse, sin duda esto podría ser el primer paso en uno de los principales objetivos del CERN: encontrar nuevos caminos para la física de partículas más allá del modelo estándar.



Algunos términos útiles

Gran Colisionador de Hadrones: una máquina con forma de anillo de 27km de circunferencia en Ginebra, dentro las instalaciones del CERN (Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire), en donde es posible acelerar partículas a una velocidad cercana a la de la luz, con el objetivo de hacerlas colisionar. Este choque produce otras partículas debido a la energía liberada, usualmente inestables y con un tiempo de existencia de milésimas de nanosegundo.

Partículas elementales (o fundamentales): las partículas que conforman la materia conocida y las cuales reciben este nombre porque no se conoce que estén compuestas por otras partículas (es decir, no tienen estructura interna). Se clasifican de acuerdo a su “espín” (castellanización de spin, giro) en dos categorías fundamentales: fermiones y bosones. Todos los fermiones conocidos tienen espines semienteros y los bosones espines enteros.

Entre los fermiones se encuentran los quarks y los leptones (y sus respectivas antipartículas: antiquarks y antileptones, que son idénticos en todas sus características excepto por la carga, que en su caso es negativa).

Los quarks son las partículas que conforman los hadrones y se caracterizan por tener una interacción nuclear fuerte.

Los leptones son partículas de interacción débil y electromagnética y se dividen en seis tipos: electrón, electrón neutrino, muon, muon neutrino, tauón y tauón neutrino (con sus correspondientes antipartículas).

Los bosones se dividen en fotón, bosón W, bosón Z, gluón, bosón de Higgs y gravitón (este último de existencia aún no comprobada). Los bosones elementales son los responsables de las cuatro fuerzas fundamentales conocidas del universo.

Fuerzas o interacciones fundamentales: las interacciones subatómicas básicas conocidas, resultado de la excitación cuántica entre partículas. Las fuerzas fundamentales son cuatro: la gravitacional, la electromagnética, la interacción nuclear fuerte y la interacción nuclear débil.



Fuentes

https://www.universetoday.com/135091/cern-declares-war-standard-model/

http://www.thehindu.com/sci-tech/science/how-a-new-discovery-shakes-up-the-standard-model-of-particle-physics/article18112302.ece

http://www.lavanguardia.com/ciencia/20170419/421840766866/cern-lhc-particula-nueva-fisica.html

fuente/Pijamasurf

martes, 28 de febrero de 2017

Científico del CERN asegura haber sido ayudado por seres de luz.



miércoles, 29 de junio de 2016

¿Sobre el CERN que ocurre realmente?

Algo muy poco usual que está sucediendo en los alrededores de Ginebra, cerca del gran Colisionador de Hadrones y su fabricante, el CERN. 

Un vídeo apareció en lInternet/Youtube mostrando extrañas nubes sobre el LHC Web. Es este un portal a otra dimensión o algo normal. ¿ Qué opinas? 


lunes, 25 de enero de 2016

Graban un OVNI entrando en un portal interdimensional sobre el Gran Colisionador de Hadrones.

Graban un OVNI entrando en un portal interdimensional sobre el Gran Colisionador de Hadrones

El Gran Colisionador de Hadrones (en inglés Large Hadron Collider, LHC) es el colisionador de partículas más grande y más poderoso de la Tierra. Fue construido por la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) con el objetivo de colisionar partículas a velocidades cercanas a la velocidad de la luz. Uno de los descubrimientos más importantes del LHC fue la llamada “Partícula de Dios”, más conocida como Bosón de Higgs. Sin embargo, Stephen Hawking dijo que la “Partícula de Dios” podría llegar a destruir el universo mediante una fuerza incontrolable.

egún Hawking, la “partícula de Dios” tiene la preocupante característica de volverse inestable a muy altas energías y crear un agujero negro que destruiría todo el universo. Y Hawking no es el único que ha advertido sobre el poder destructivo del LHC. Científicos de todo el mundo han sugerido que los extraños experimentos que tienen lugar en las instalaciones del CERN podrían crear un agujero negro y destruir el mundo, o incluso abrir un portal a otra dimensión. ¿Pero es posible que esto ya esté ocurriendo en las instalaciones secretas del CERN?

Ahora un nuevo video muestra el momento en que un misterioso orbe muy brillante vuela directamente hacia una especie de “portal interdimensional” sobre el Colisionador de Hadrones.

Un portal interdimensional sobre el Colisionador de Hadrones

El video fue grabado por dos turistas estadounidenses, quienes observaron el misterioso fenómeno desarrollándose en cielo durante una visita a las instalaciones del LHC, cerca de la frontera franco-suiza, el pasado mes de diciembre. El sorprendente video parece mostrar un misterioso remolino en las nubes sobre las instalaciones del CERN.

A medida que los turistas mostraban su asombro al ver las extrañas nubes arremolinadas, aparece un orbe muy brillante en el lado inferior derecho de la imagen. Cuando el OVNI llega al centro del misterioso vórtice desaparece sin dejar ni rastro mientras la cámara se acerca. Poco después el vórtice también desaparece.

Según ha publicado el medio estadounidense The Inquisitr News, el video parece cumplir con los peores temores ya que algunos científicos y teóricos de la conspiración aseguran que los misteriosos experimentos del LHC podrían crear accidentalmente un agujero negro con la capacidad de tragarse la Tierra y tal vez el universo entero. Otros sugieren que podría abrir un portal a otra dimensión y permitir la entrada a entidades demoníacas o seres extraterrestres.

Según algunos conspiranoicos, el LHC es subvencionado íntegramente por los Illuminati, para lograr el control del mundo. Como hemos comentado en otros artículos, los miembros de los Illuminati incluyen políticos, grandes empresarios y líderes religiosos que utilizarían el LHC para abrir un portal a una dimensión espiritual más alta, y así poder tener acceso a un poder ilimitado para iniciar el Nuevo Orden Mundial.

Y lo peor de todo es que estos portales, que estarían apareciendo por todo el mundo, serian el acceso para la llegada del Anticristo a la Tierra. Algunos expertos en profecías creen que el proyecto LHC fue predicho en el Génesis 11:1-9.

“Construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo. De ese modo nos haremos famosos y evitaremos ser dispersados por toda la tierra.”

Y como no podía ser de otra manera, los más escépticos aseguran que se trata de un engaño bien elaborado mediante un programa de edición de video. Para sugerir esta “novedosa teoría”, se basan en que el canal de YouTube que publicó el controvertido video, y que también cuenta con otros supuestos avistamientos ovnis, ha sido en diversas ocasiones acusado por la comunidad ufológica de haber utilizado programas de edición de video para crear los ovnis.

Pero polémica a un lado, la verdad es que, hasta día de hoy, la mayoría de experimentos que tienen lugar en el Gran Colisionador de Hadrones sigue siendo todo un misterio. Videos como este parecen indicar que algo extraño está pasando en el interior del LHC y podría ir más allá de nuestra comprensión.

¿El video muestra un OVNI entrando en un portal interdimensional? ¿O se trata de un nuevo engaño?




fuente/mundoesotericoparanormal.com

miércoles, 21 de octubre de 2015

El CERN pretende hacer contacto con universos paralelos en pocos días.

La mega-estructura del colisionador de Hadrones situado en Francia y Ginebra, tiene previsto entrar en contacto con universos paralelos.

Los responsables del LHC (CERN), afirman que el experimento es seguro, no obstante, desde Mundo Desconocido, somos cautos a la hora de determinar si crear un mini-agujero negro es seguro, evidentemente, nos faltan conocimientos de física para evaluar este punto, pero somos conscientes de que un agujero negro puede producir una reacción en cadena y hacerse más y más grande absorbiendo toda la materia de su entorno hasta consumir el planeta e incluso el sistema solar.

Al parecer, los universos paralelos según el científico Mir Faizal, son como hojas de papel que se solapan, y coexisten en dimensiones inferiores y superiores.

Aparentemente, según Faizal, la gravedad, puede ser un “filtro” entre las dimensiones, es por ello que van a crear nano-agujeros negros para acceder a esas dimensiones, pretenden a mi juicio, producir una brecha o fisura entre nuestra dimensión y “otra” para tender un puente, lo que realmente no sabemos es que tipo de entes existen a ese otro lado del arco iris (y la palabra arco iris es literalmente utilizada por Faizal en algunas de sus declaraciones), o que tipo de tecnología tienen.

Faizal asegura que esas dimensiones extras son reales como la nuestra.

Hasta el momento, el LHC ha buscado mini agujeros negros en los niveles de energía por debajo de 5,3 TeV.

1 TeV es el equivalente a un billón de electronvoltios (1.000.000.000.000 eV)

Pero el último estudio dice que esto es demasiado bajo.

Presuntamente, necesitan 9,5 TeV para acceder a la sexta dimensión y 11,9 TeV para alcanzar las 10 dimensiones.

El llamado bosón de Higgs que encontró el CERN, confirmó la existencia de la llamada materia oscura, ya es tenebroso que la llamen “materia oscura” a una partícula de dios… quizás un dios oscuro.

No obstante, esa confirmación sobre haber detectado el bosón de Higgs por parte del CERN es extraño, ya que he tenido acceso a artículos que dicen que si la han encontrado y otros que dicen que están cerca… o la han detectado parcialmente e incluso alguno afirma que no hay pruebas concluyentes. Estas respuestas tan peregrinas me recuerdan a la utilización del lenguaje en sus discursos por parte de algunos políticos o ciertos nobles, a los que puedes estar escuchándoles una hora, NO DICEN ABSOLUTAMENTE NADA y SE COMPROMETEN A MENOS, y me da igual el color de sus consignas.

Quizás deberían plantearse si desde otras dimensiones, alguien ha accedido a esta hace tiempo… y no al revés… o ¿quizás la función del CERN sea descubrir de “donde vienen”?

Como resumen final y a modo de curiosidad mirad que ocurre cuando convertimos las siglas oficiales del CERN que son LHC a los misteriosos WingDings.

LHC_Wingdings



fuente/Mundo Desconocido.es

martes, 25 de agosto de 2015

Los Mundos Paralelos existen y pronto serán comprovables.

¿Hay otro usted leyendo este artículo en este momento exacto en un universo paralelo?

El Dr. Brian Greene, autor de La Realidad Oculta - Universos paralelos y las profundas leyes del cosmos, cree que puede existir esta monstruosa peculiaridad de la naturaleza, y discute sus posibilidades increíbles en esta entrevista de TV de 3 minutos:



Un número creciente de cosmólogos están de acuerdo con Greene de que no somos más que uno de muchos universos y al menos uno de estos otros mundos se encuentra cerca del nuestro, tal vez sólo a un milímetro de distancia. 

No podemos ver este mundo, porque existe en un tipo de espacio diferente de las cuatro dimensiones de nuestra realidad cotidiana.
Max Tegmark del MIT cree que este modelo de multiverso de ‘muchos universos’ se basa en la física moderna, y eventualmete será comprobable, predictivo y refutable.
"Esto no es ciencia ficción", dice, "es ciencia de verdad."
Al progresar la investigación en el Gran Colisionador de Hadrones del CERN progresa, los científicos están hablando cada vez más de una "nueva física" en el horizonte, que promete ayudar a los investigadores a entender más de las incógnitas sobre nuestro universo.

Este nuevo enfoque incluye el desarrollo de una mejor comprensión de la energía oscura, una misteriosa fuerza que algunos pensadores más innovadores creen indica que un universo "hermano" se esconde en nuestro vecindario.
Extraños sucesos han sido observados por los cosmólogos, como la galaxia de Andrómeda, a 2,2 millones de años luz de distancia dirigiéndose a toda velocidad hacia la Vía Láctea a 200,000 mph.

Este fenómeno tiene sentido lógico si la gravedad escapándose de un universo invisible estuviera tirando las dos galaxias juntas.

Investigadores del    telescopio espacial WMAP descubrieron recientemente una fuerza 10, 000 veces más grande que la Vía Láctea, que a su juicio ofrece una poderosa evidencia de que un universo paralelo puede estar en el área.
En otro intento de buscar mundos paralelos,  la NASA instaló el Espectrómetro Alfa Magnético-2 en la  ISS  para registrar los datos que puedan resultar de la existencia de otros universos, algunos de los cuales incluso podrían ser hechos de antimateria. Desentrañar el misterio cósmico ha despertado el interés de todo el mundo.

El proyecto cuenta con el apoyo de la mayoría de países de la UE, además de Taiwán, China, Rusia y los EE.UU.

¿Podríamos alguna vez visitar otro universo? En una reciente entrevista PBSEnigmas del Universoel cosmólogo estadounidense Clifford Johnson dijo que pensaba que estaba bien discutir esto en el contexto de la ficción (ver FOX TV Fringe), pero también es algo que los científicos pueden explorar.

Algunos sugieren que las cosas de las que estamos hechos - materia y nuestras fuerzas de gravedad y magnetismo - son elementos que nos pegan a este universo.
  
Ellos no permiten que salgamos de nuestras 4-dimensiones moviéndonos adelante y atrás, arriba y abajo, de izquierda a derecha, y el sentido del tiempo.

Otro universo puede existir cerca, pero para que nosotros lo observemos o nos comuniquemos con él; primero debemos entender sus diferentes dimensiones. Podemos imaginarlos como "nuevos tipos de perfiles."

Sin embargo, la gravedad parece impregnar todos los universos, y puede llegar a ser posible un día comunicarse con otros universos a través de alguna manipulación gravitacional futurista.

¿Cómo podríamos sentir si se descubre un mundo paralelo?
Johnson dice,
"Puede que me sienta menos único como persona, o tal vez agradecido, porque muchas cosas para las que no he encontrado tiempo tal vez se estén siendo hechas por una copia de mí en otro lugar!"
Greene añade que algunos universos pueden ser casi indistinguibles del nuestro, mientras que otros pueden contener variaciones de todos nosotros, donde existimos pero con diferentes familias, carreras, e historias de vida.
En otros, la realidad puede ser tan radicalmente diferente a la nuestra como para ser irreconocible.

Los expertos predicen que a medida que las próximas décadas se despliegan, con la inteligencia avanzando de forma exponencial, este concepto "sobre la cima" algún día se convertirá en un hecho probado. Imagínese  visitar otra Tierra donde un yo alterno está viviendo una vida más gratificante que la suya, y usted podría cambiar de lugar si ambos estuvieran de acuerdo.
Esto plantea la pregunta,
"¿Qué podría pasar si nuestros 'yos' paralelos se encuentran; ¿podríamos combinar nuestras diferencias para llegar a ser mejores seres humanos, o competiríamos unos contra otros?"
¿Cuando será posible conectarnos a universos paralelos ser posible?
Con determinación y buena fortuna, algunos expertos predicen que esta increíble hazaña podría lograrse en unos 10 años, otros menos entusiastas, creen que las tecnologías necesarias para que esto suceda podrían caer en su lugar en los próximos 50 a 100 años.

fuente/Biblioteca Pleyades

viernes, 20 de marzo de 2015

Rastreando en un espacio invisible.

Cómo detectar miniagujeros negros, y probar así la existencia de otras dimensiones.


Tres físicos calculan la energía a la que debería funcionar el LHC para hallar evidencias del multiverso, si es que existe


Si en el LHC (Gran Colisionador de Hadrones del CERN en Ginebra) aparecieran unos miniagujeros negros, se probaría la existencia de otras dimensiones y universos paralelos. Sin embargo, hasta ahora nada de esto ha ocurrido. Según proponen tres físicos en la prestigiosa revista 'Physics Letters B', esto es porque se precisa aún más energía. Aunque no tanta como para que no sea un objetivo inalcanzable, han calculado a partir de la Teoría de Cuerdas. Por Yaiza Martínez.


Detector CMS del LHC del CERN. Fuente: Tighef - Own work. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia

Un equipo de físicos formado por Ahmed Farag Ali (Florida State University, EEUU), Mir Faizal (Universidad de Waterloo, Canadá), y Mohammed M. Khalil (Universidad de Alejandría, Egipto) cree que puede encontrar pruebas de la existencia de universos paralelos dentro del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el acelerador de partículas de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), ubicado en Ginebra. 
  
En un artículo publicado en Physics Letters B, los científicos explican que esas pruebas consistirían en la detección de agujeros negros en miniatura a un cierto nivel de energía, generado por el acelerador de partículas. Estos agujeros negros demostrarían que existen “universos reales en otras dimensiones”, ha explicado Faizal a la revista Phys.org
  
La esperanza está en la gravedad de arcoíris 
  
En el repositorio de artículos arxiv.org, los investigadores escriben que es poco probable detectar agujeros negros dentro de aceleradores de partículas porque, para producirlos, se necesita una energía descomunal, del orden de la Energía de Planck ; algo que hoy por hoy es imposible, a pesar de la inmensa capacidad alcanzada por los aceleradores. 
  
Pero existe una esperanza, defienden los físicos: si verdaderamente existen grandes dimensiones extra, podrían observarse miniagujeros negros en los colisionadores a un nivel de energía menor que el de la escala Planck, pues esas otras dimensiones rebajarían dicha escala. 
  
Al menos así lo expresan dos modelos de la Teoría de Cuerdas, que es la hipótesis que describe a las partículas materiales como "estados vibracionales" de un objeto extendido más básico, llamado "cuerda" o "filamento". Esos dos modelos son la Teoría de Cuerdas de Tipo I y la Teoría de Cuerdas de Tipo II
  
Según estos modelos, la reducción de la escala de Plank se produce por la propagación interdimensional de la gravedad (en forma de gravitones), de un sustrato (bulk) a otro sustrato de mayor dimensión. Una vez producida esa reducción, se generarían miniagujeros negros, que son pruebas de la existencia de dimensiones extra. 
  
Los investigadores han calculado la energía a la que cabría esperar que todo este proceso de transferencia interdimensional de gravedad se produzca y, en consecuencia, aparezcan los miniagujeros negros. “Si detectamos mini agujeros negros a esta energía, sabremos que tanto la gravedad de arcoíris (una nueva teoría) como las dimensiones extra son correctas”, aseguran.

El LHC ha de funcionar a su máxima potencia 
  
Hasta ahora, informa de nuevo Phys.org, el LHC ha tratado de detectar miniagujeros negros, sin éxito alguno. Los físicos consideran que podría ser por la escala de energía en que estos han sido buscados.   
  
Los tres físicos sugieren que el modelo de gravedad utilizado para predecir el nivel de energía requerido no habría sido muy preciso, al no tener en cuenta los efectos cuánticos. La nueva teoría degravedad de arcoíris, en cambio, sí contempla estos efectos. 
  
Más concretamente, hasta la fecha, el LHC ha buscado miniagujeros negros en niveles de energía por debajo de 5,3 TeV (teraelectronvoltio). De acuerdo con la gravedad de arcoíris, esta energía es demasiado baja: los agujeros negros podrían formarse solo en niveles de energía de al menos 9,5 TeV en seis dimensiones,  y de 11,9 TeV en 10 dimensiones. Dado que el LHC está diseñado para alcanzar hasta los 14 TeV en un futuro, la energía que precisa la producción de un miniagujero negro debería poder lograrse. 

Si se detectaran, a dicha energía, miniagujeros negros en el LHC se demostraría, no solo la existencia de dimensiones extra, sino también, y por extensión, la existencia de universos paralelos. Además, la Teoría de cuerdas se vería respaldada (diversos autores han declarado su preocupación de que dicha teoría no sea falsable y como tal, resulte equivalente a una pseudociencia). 

En cambio, si los agujeros negros no se detectaran a ese nivel de energía, existirían tres explicaciones posibles, según Khalil: que no existan otras dimensiones; que existan, pero que sean más pequeñas de lo esperado; o que haya que modificar los parámetros establecidos para la gravedad de arcoíris. 
  
Rastreando en un espacio invisible 
  
El desarrollo de la mecánica cuántica (que se ocupa del estudio del mundo material a nivel microscópico), la búsqueda de una Teoría del Todo (que explique y conecte todos los fenómenos físicos conocidos) y otras hipótesis de la física actual han hecho entrever la posibilidad de que verdaderamente existan múltiples dimensiones y universos paralelos conformando un multiverso (un universo compuesto por múltiples universos). 
  
Recientemente, investigadores de la Universidad de Griffith y el Centro Griffith de Dinámica Cuántica, en Australia; y de la Universidad de California, en Estados Unidos, propusieron que esas dimensiones extra interactuarían entre ellas, influyéndose unas a otras por una sutil fuerza de repulsión. Según ellos, esta interacción podría explicar todos los elementos extraños de la mecánica cuántica, que “parecen violar las leyes de causa y efecto”. 
  
En 2013, además, los científicos Laura Mersini-Houghton y Richard Holman afirmaron haber descubierto, a través del telescopio Planck, una posible evidencia de la existencia de otros universos más allá del nuestro.  Pero su planteamiento generó una gran controversia en la comunidad científica y, en 2014, en un artículo firmado por 175 científicos se afirmó que en realidad no se había detectado "bulk flow" (flujo entre los sustratos dimensionales antes mencionados), una de las bases de la teoría de Mersini-Houghton y Holman.     
  
En este terreno de “espacios invisibles”, como lo ha descrito Aurélien Barrau, físico del Laboratorio de Física Subatómica y de Cosmología de Grenoble, “la prudencia es una máxima”. Sin embargo, en él también encontramos “un profundo cambio de paradigma que revolucionaría nuestra comprensión de la naturaleza y que abriría nuevos campos de posibles pensamientos científicos”. 
 

Referencia bibliográfica: 
  
Ahmed Farag Ali, Mir Faizal, Mohammed M. Khalil. Absence of black holes at LHC due to gravity's rainbowPhysics Letters B (2015). DOI: 10.1016/j.physletb.2015.02.065. 
  
 

domingo, 13 de abril de 2014

El CERN halla una partícula subatómica que no encaja en el esquema tradicional.

Se trata de un hadrón exótico formado al menos por cuatro quarks, en lugar de los dos o tres habituales

El experimento LHCb, que se desarrolla en el CERN (Ginebra, Suiza), ha demostrado definitivamente la existencia de un hadrón exótico, que a diferencia de lo que es habitual, no está formado por dos ni por tres quarks, sino al menos por cuatro, en concreto dos quarks y dos antiquarks. Los resultados confirman experimentos anteriores, pero con una evidencia abrumadora.

Los hadrones o partículas formadas por quarks, la materia que compone los átomos y a nosotros mismos, se clasifican en dos tipos: bariones (formados por tres quarks, como el protón y el neutrón del núcleo del átomo) y mesones (formados por un par quark-antiquark, su antipartícula).

Sin embargo, la colaboración LHCb del CERN (Ginebra, Suiza) ha encontrado una evidencia incontrovertible de que existe una partícula, llamada Z(4430), con una masa aproximadamente cuatro veces la del protón, que tiene al menos cuatro quarks, dos quarks y dos antiquarks para ser exactos. Es decir, que no encaja en el esquema tradicional.

La evidencia hecha pública ayer miércoles confirma un resultado anterior del experimento Belle (2008), pero ahora con una evidencia abrumadora. Los investigadores de LHCb han analizado más de 25.000 desintegraciones de mesones B, y los datos indican que Z(4430) se trata de un estado cuántico, una partícula verdadera, con un nivel de significancia estadística cercano a 14 sigma (la evidencia de que se trata de una verdadera observación y no el resultado de algún error en la medida).

Como explica Bernardo Adeva, investigador de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) participante en el experimento LHCb, en la nota de prensa del Centro nacional de física de Partículas (CPAN), se han encontrado evidencias "de nuevas formas de agregación de la materia, estados 'moleculares' constituidos por quarks más complejos de los que hasta ahora se conocían, que algunos denominan tetraquarks. Dos de los quarks que componen este nuevo estado son del tipo charm (encanto, en inglés)".

"El resultado tiene gran importancia en el estudio de la cromodinámica cuántica (QCD), que estudia las interacciones fuertes o nucleares", continúa el investigador. La fuerza fuerte es una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza, que permite que el núcleo atómico se mantenga unido.









Aspectos nuevos

"Existían algunas conjeturas sobre la existencia de este tipo de estados exóticos", añade. Aunque el hallazgo no rompe con la teoría de QCD, revela aspectos de la teoría que ahora sabemos no son puramente especulativos, e impulsa enormemente la investigación teórica en esta dirección".

En este sentido, atendiendo a la relativamente elevada masa de este estado (del orden de la de un núcleo ligero), y a pesar de que no se trate de un barión (los núcleos del átomo están hechos de bariones: protones y neutrones), "el hallazgo concierne también al campo de la física nuclear o hadrónica".

La colaboración LHCb está formada por 670 científicos de 65 instituciones y 15 países, entre ellos España. Además de investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela, participan científicos de la Universidad de Barcelona y la Universidad Ramón Llull. Recientemente se han incorporado a la colaboración investigadores del Instituto de Física Corpuscular (IFIC, CSIC-UV). La participación española en el LHC se coordina y promueve desde el CPAN (Centro nacional de física de Partículas, Astropartículas y Nuclear).


fuente/ Teendencias21

domingo, 29 de septiembre de 2013

Un paseo por dentro de las instalaciones científicas del CERN de la mano de Google.

Google ha anunciado que ya ha completado el trabajo que han estado realizando desde 2011 en el centro de investigación europeo del CERN para proporcionar una especie de 'visita guiada' de la mano de Google Street View, una de las herramientas de los conocidos Mapas Google. El servicio ahora ofrece una visita 'a pie de calle' de los más avanzados experimentos, como son el LHC, el ATLAS, el CMS o el LHCb.

Imagen del Gran Colisionador de Hadrones de Google Street View.


Las imágenes están tomadas por operarios con equipos especializados que han viajado por todo el mundo, desde el Gran Cañón al Amazonas, el Museo del Prado y otros enclaves turísticos y culturales. Su aspecto es el de una gran mochila llena de cámaras y gadgets. Llevan equipo suficiente para grabar imágenes en alta resolución, tomar datos de posicionamiento con GPS y preparar toda la información para que sea tratada adecuadamente a su vuelta.

Una vez está grabado todo el material las fotos se "cosen" unas con otras formando una imagen panorámica de 360 grados que el usuario puede mover con el ratón y en la que incluso se puede hacer zoom para ver los detalles con más resolución. También se delimitan unas "zonas calientes" que quedan marcadas con flechas e indican los lugares a los que puede "moverse" el usuario para cambiar de ubicación y punto de vista. Todo esto repetido cientos o miles de veces hasta que se ha fotografiado hasta el más ínfimo detalle.

Labor aparte merecen tareas tales como emborronar las caras de las personas o las matrículas de los coches –todo ello por cuestiones de privacidad– e incluso algunas zonas que "no deberían ser vistas" por temas de seguridad.

La física de partículas en 360 grados
El CERN (abreviatura del laboratorio de la Organización Europea para la Investigación Nuclear) es un lugar muy especial para la comunidad científica y también para los aficionados a la ciencia en general. Es uno de los más admirados del mundo de la física de partículas, el lugar en el que está lo más selecto de lo selecto de los 20 países colaboradores.

Está situado en las afueras de Ginebra, entre Francia y Suiza y los edificios que pueden verse desde el exterior son tan solo una pequeña parte de los miles de túneles y sótanos instalados bajo tierra. Muchos de ellos están a cierta profundidad para evitar perturbaciones tales como ruidos, vibraciones del tráfico rodado, las vías del tren o las instalaciones eléctricas de la zona. En algunos experimentos todos estos factores han de ser calculados y descontados para obtener los valores correctos.

Entre otros experimentos el CERN cuenta con el LHC (Gran Colisionador de Hadrones), un gigantesco ingenio digno de película de ciencia-ficción en el que se hacen colisionar partículas a velocidades superlumínicas para estudiar su comportamiento. Entre otras cosas es donde se confirmó la existencia del bosón de Higgs, considerado uno de los grandes avances de esta última década.

Las imágenes de los diversos experimentos ahora disponibles a través de Street View sin duda son una excelente herramienta educativa y divulgativa. Permitirán dar a conocer mejor estos laboratorios y acercar al público, con herramientas sencillas y del día a día, la más avanzada de las tecnologías dedicadas al desarrollo de la ciencia. Todo a un clic de ratón de distancia y con solo tener conexión a Internet. 

fuente/RTVE