Mostrando entradas con la etiqueta EXPERIMENTO FILADELFIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EXPERIMENTO FILADELFIA. Mostrar todas las entradas

domingo, 4 de diciembre de 2016

La verdad sobre el experimento Filadelfia

martes, 16 de diciembre de 2014

Debate en Sabiens con J.L de Mundo Desconocido.es sobre El Proyecto Rainbow y más cosas…

 

Os presentamos un Audio del programa Sabiens en Radio Valira de Andorra que incluye un debate entre Jose Luis Camacho, Artur Homs, Jaime Verdú y Ferran Prat de Cadena Pirenaica de Radio y Televisiónentre otras cosas sobre el Proyecto Rainbow, “Proyecto Filadelfia”, las personas “que todo lo rompen” y las personas “que todo lo fructifican”, también hacemos unas breves vaticinios para el año 2015.

Esperamos que os guste.



fuente/ Mundo Desconocido.es

martes, 24 de diciembre de 2013

Que fué realmente la misteriosa Estrella de Belén ? Y los Reyes Magos?. Un enigma que hoy resolverán ustedes mismos utilizando la lógica y el sentido común.


Un cometa, un eclipse, una supernova, un alineamiento de planetas… La Estrella de Belén -el supuesto astro que guió a los Reyes Magos al lugar de nacimiento de Jesús- ¿fue un acontecimiento astronómico real?

Hace unos 2000 años, los magos de Oriente vieron una estrella increíble iluminando el cielo en la Tierra Prometida y la siguieron en un viaje épico para conocer al nuevo Mesías. Pero, ¿qué fué realmente la Estrella de Belén?

La ciencia moderna está revelando uno de los misterios astronómicos más famosos de la historia. Nuevas tecnologías permiten a los astrónomos crear mapas del antiguo cielo nocturno con una precisión extraordinaria.
A medida que estudian los movimientos de planetas y estrellas, los expertos están cuestionando la teoría que asegura que se trataba de un cometa. Creen que los Reyes Magos pudieron divisar varios eventos astronómicos inusuales.

La Estrella de Belén…¿podría haber sido una supernova?
La Biblia nos dice muy poco sobre esta estrella y sólo aparece mencionada en el Evangelio de San Mateo.

“¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle”, se habrían preguntado los magos.
No se incluye ninguna fecha o descripción. Hasta la identidad de los hombres no está clara. En vez de ser los reyes en el imaginario popular, se cree que los Reyes Magos eran sacerdotes persas conocidos como “magi” en latín.
Eran astrólogos que se guiaban por las estrellas, combinando fe y ciencia para predecir el nacimiento del nuevo Mesías.

¿Qué hizo que se animasen a viajar a Belén? La mayoría de los expertos coinciden en que Jesús nació antes del año 4 a. C. o en esa misma fecha, cuando Herodes el Grande reinaba en Judea.
Los astrónomos han identificado los siguientes cuatro acontecimientos estelares que podrían haber sido la Estrella de Belén.


TRIPLE CONJUNCIÓN DE PLANETAS …¿o un cometa?

Un antiguo almanaque inscrito en una tabla de arcilla hallada en Babilonia y actualmente en el Museo Británico de Londres asegura que la estrella fue en realidad una inusual conjunción de planetas.
Concretamente, fue una serie de tres conjunciones de los planetas Júpiter y Saturno (un hecho muy poco frecuente) ocurrido en el año 7 a. C.
Júpiter y Saturno se conjuntaron tres veces en el plazo de varios meses durante la constelación de Piscis, un signo asociado con Israel.
Existen pruebas en el almanaque que los astrónomos persas predijeron esto. La tabla calcula la actividad solar, lunar y planetaria para ese año y describe la conjunción.


ECLIPSE DE JÚPITER

Los pastores también habrían seguido la estrella hasta el lugar de nacimiento de Jesús.
Una moneda de 2000 años de antigüedad probaría esta teoría, una doble ocultación de Júpiter tras la luna ocurrida en el 6 a. C. que sería la estrella de Belén.
Según la teoría, los magos vieron la estrella en la constelación de Aries, no la de Piscis. La moneda muestra a Aries, el carnero, brincando en el cielo y mirando atrás hacia la estrella.
Los textos astrológicos de la época reflejan que Aries dominaba Judea y Jerusalén era la capital del Cercano Oriente, convirtiéndose en signo de los judíos.
El profesor Mike Molnar de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, en Estados Unidos, cree que los magos vieron este eclipse. Justo antes del amanecer, Júpiter habría aparecido por el este, en el preciso instante en que San Mateo describió la aparición de la Estrella.
Entonces, cuando la luna pasó directamente entre la Tierra y Júpiter, éste último planeta habría desaparecido.
SUPERNOVA

¿Estrella o planeta o conjunción de planetas?

Algunos creen que la estrella podría haber sido el resultado de un evento celestial aún mayor.
Mark Kidger, astrónomo de la Agencia Espacial Europea, afirma que habría requerido mucho más que un movimiento de planetas inusual para convencer a los curtidos expertos astronómicos de esa época a viajar hasta Judea.
Los magos podrían haber visto una estrella en su fase supernova, uno de los eventos más energéticos y explosivos que se conocen.

Kidger hasta ha identificado a un candidato, el DO Aquilae que explotó en 1927 y que seguramente ha explotado varias veces en el pasado.
En caso de haber explotado hace 2.000 años, los magos la habrían visto en el este, asomándose por encima del horizonte.
El experto espera que los radiotelescopios del futuro sean capaces de detectar la débil burbuja de gas alrededor de Aquilae para calcular el momento exacto en que la burbuja comenzó a expandirse.

DOS PLANETAS QUE PARECÍAN UNA LUZ BRILLANTE
Esta teoría es la más sorprendente. La fecha de Navidad fue establecida siglos después del evento y muchos la cuestionan.
Pero el astrónomo tejano Rick Larson cree que Jesús realmente nació el 25 de diciembre, aunque del año 2 antes de nuestra era.
Al contrario de otros astrónomos, Larson se ha fijado en eventos celestiales posteriores porque cree que la fecha de la muerte del rey Herodes (4 a. C.) es incorrecta.

La fecha se basa en los escritos del historiador Josephus, pero cada manuscrito suyo que ha estudiado anterior a 1544 coincide en que Herodes murió en el 1 a. C.

Júpiter se conjuntó un año después con una de las estrellas más brillantes del firmamento, llamada Regulus y conocida por los magos como “pequeño rey”.
Nueve meses después, Júpiter se conjuntó con Venus, conocido como el planeta madre.

Los planetas habrían pasado tan cerca el uno del otro que habría parecido como una luz brillante en el cielo. Larson cree que esta luz fue la que convenció a los magos a viajar al este.
Durante su viaje, Júpiter continuó moviéndose a lo largo del cielo hasta que pareció detenerse sobre Belén. (fuente/ news.bbc.co.uk)



OTRAS HIPÓTESIS

La estrella de Belén, cuya aparición está tan íntimamente ligada al acontecimiento del nacimiento de Jesús, es —como se puede repasar en los Evangelios— una «estrella» que se mueve y que, además, tiene la facultad de detenerse.

No es extraño que una estrella esté aparentemente «parada» en el firmamento, como parece que lo están todas las que vemos normalmente, ni tampoco que una estrella se mueva, como es el caso de las estrellas fugaces o de los cometas. Lo que sí se sale realmente de lo usual es que haga ambas cosas: moverse y pararse y que, además, demuestre ser inteligente:
“«Salieron, y la estrella que habían visto en Oriente» —podemos leer en los Evangelios— «iba delante de ellos hasta que se detuvo encima de donde se hallaba el niño.»”

Se le ha querido dar una explicación astronómica a este fenómeno de la llamada estrella de Belén, aduciendo que se habría tratado de la conjunción —tercera conjunción por aquellas fechas— de los planetas Júpiter y Saturno. En dicha conjunción los citados planetas se juntaron ópticamente en dirección Sur de tal manera que los magos de Oriente, en la ruta que seguían de Jerusalén a Belén, siempre tenían a estos dos planetas que formaban una sola estrella, delante de ellos.

La estrella iba efectivamente, como dicen los Evangelios, precediéndoles. Hasta aquí, todo correcto. Pero si hubieran caminado siempre en la dirección que les indicaba esta conjunción de Júpiter y Saturno —y dado que se trataba de un fenómeno extra-atmosférico que por lo tanto, por mucho que avanzasen los magos, siempre habría estado situado por delante de ellos— a donde habrían llegado es a las aguas litorales del Mar Rojo.

Pero no; se detienen a 7 Km. escasos de Jerusalén. ¿Por qué?, porque no iban en pos de la conjunción Júpiter-Saturno, sino de un objeto brillante que finalmente se detuvo a baja altura encima del lugar en el que se hallaba el niño: Jesús. Era un objeto volador que se movía inteligentemente dentro de nuestra atmósfera.

por Andreas Faber-Kaiserdel

vía/ufo2009.blogspot.com


OTRA HIPÓTESIS

Encuentros con ángeles: el misterio de la estrella de Belén

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Mateo 2:1-2

Mucho se ha publicado sobre la misteriosa estrella de Belén, la cual anunció el nacimiento del Señor Jesucristo. Al respecto, entre otras cosas se ha dicho que pudo haberse tratado de una alineación planetaria, un cometa, una supernova, o hasta lluvia de meteoritos. Todas estas respuestas científicas a un hecho que no debemos perder de vista es sobrenatural, y si ha sido registrado en la Escritura, entonces es para nuestra enseñanza y crecimiento espiritual.Por eso es que no debe ser sino en la Palabra de Dios que debemos buscar no solo la naturaleza de este fenómeno, sino también su significado. Luego entonces, a fin de encontrar la solución acerca de lo que podrá ser esta estrella, comencemos descontando lo que definitivamente no es. 

Para lo cual debemos continuar leyendo lo que dice sobre ella el resto del pasaje: 

-Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. Mateo 2: 9-10

El evangelio de Mateo nos informa que la estrella se movía en el cielo, no con rumbo errático sino más bien firme, pues iba delante de los magos hasta DETENERSE justamente sobre donde estaba el niño. Claramente esto no lo hace ningún planeta, ni ningún cometa, ni ninguna constelación, ni cosa parecida en el cielo. Así que descontemos esas posibilidades. 

Ahora, ¿Menciona la Palabra algo más sobre este tipo de fenómenos? La respuesta es ¡Sí!La actividad angélicaAcorde a la Palabra, los ángeles no solo pueden materializarse en forma humana, también pueden hacerlo de otras formas. Por ejemplo a Moisés el ángel del Señor se le presentó en forma de zarza ardiente (Éxodo 3:2); También el ángel del Señor iba de noche guiando a Israel en forma de columna de fuego y de día en forma de nube (Éxodo 13:21).Notemos cómo al igual que en Mateo la Palabra nos dice que la estrella iba delante de los magos, también en el Éxodo el ángel del Señor iba delante del pueblo de Israel, pues les guiaba por el camino correcto.

Y El Señor iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche. Éxodo 13:21

Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas…Éxodo 14:19

He aquí yo envío mi Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él. Éxodo 23:20-21

En el lenguaje de Dios -con el cual está escrita toda Su Palabra, y también del cual ya hemos hablado un poco- a los ángeles también se les llama estrellas:

El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.Apocalipsis 1:20

El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. Apocalipsis 9:1

También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra… Apocalipsis 12:3-4

Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos.Génesis 2:1

Desde los cielos pelearon las estrellas; Desde sus órbitas pelearon contra Sísara. Jueces 5:20

Así, la estrella de Belén es una de las múltiples manifestaciones angélicas que rodearon el nacimiento de Jesucristo. Pero también es una señal para todos los hombres, la cual siglos atrás había sido profetizada:

Lo veré, mas no ahora; Lo miraré, mas no de cerca; Saldrá ESTRELLA de Jacob, Y se levantará cetro de Israel… Números 24:17

¿Porqué la estrella guió a los magos a Jerusalén si ahí no había nacido el Cristo?No fue la estrella la que los guió a Jerusalén. Los magos acudieron directamente a la capital de esa tierra -Judea- porque en su humana concepción de las cosas razonaron que tan importante rey había nacido en el palacio real, y que no podía ser otro sino algún hijo de Herodes, monarca de aquel entonces. 

Debe haber sido abrumador para aquellos magos el contraste entre el palacio de Herodes -uno de los más fastuosos de aquella época- y el humilde pesebre en el que encontraron al rey del universo. Sin duda alguna que para ellos fue una importante enseñanza acerca del carácter de nuestro Dios.Para nosotros esta es una enseñanza que no podemos dejar pasar inadvertida, pues muchas veces, guiándonos por las apariencias, vamos a buscar a Dios (Lucas 24:5) donde nuestra mente humana y superficial nos dice que con seguridad lo encontraremos: en los lugares como aquel palacio. 

Sin embargo con esta enseñanza Dios nos muestra que su Hijo habita entre los humildes.Y ese es el propósito de la estrella de Belén, alumbrar a aquellos hombres que de todo corazón buscan al Hijo de Dios, pero lo hacen en el lugar equivocado. Llevándolos hacia donde en realidad Él está.


Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. Salmo 119:105
La estrella permitió que los magos se dieran cuenta que no era en ese lugar que el Hijo de Dios había nacido, para luego guiarlos hacia un humilde lugar (Lucas 2:7) en un pueblecito conocido como Belén (Mateo 2:9), donde la profecía había anunciado nacería el Mesías (Mateo 2:4-6).

De la misma manera, a veces Dios permite que lleguemos a lugares donde, con decepción, tarde o temprano nos damos cuenta que Dios no esta ahí, y el propósito es ese mismo: desengañarnos de una vez y avanzar con grande regocijo hacia donde la Palabra nos guíe para encontrarlo.Así que entonces, el nacimiento de Jesucristo estuvo rodeado por apariciones angelicales, una de las cuales lo fue la estrella de Belén. Sin embargo, los ángeles siguen estando entre nosotros (Hebreos 13:2) y la estrella de Belén no es la excepción, pues ésta es es la Palabra de Dios, que nos alumbra guiándonos a toda verdad (Juan 16:13).

¡Gloria a Dios en las alturas. Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! Lucas 2:14
 
 fuente/ samuelbarruecos.blogspot.com
 
 

sábado, 1 de diciembre de 2012

Rainbow Proyect o Proyecto Filadelfia.







En el año 1943 la marina de los Estados Unidos llevo a cabo uno de los proyectos militares mas importantes de la historia, El proyecto Filadelfia o “Rainbow Project” como era conocido. Contaba con la presencia del famoso científico Albert Einstein, su colega Nicola Tesla y otros 14 científicos colaboradores. 

El experimento consistía en aplicar la teoría de Campos unificados de Einstein en uno de los barcos de la marina estadounidense “El destructor DE 173 Eldridge” para hacerlo imperceptible ante las bombas magnéticas y los radares enemigos.
Debido a la confidencialidad del experimento, lo que hasta hoy conocemos se debe a los testimonios de los científicos, marinos y militares presentes, y a la intensa investigación realizada a partir de 1956, trece años después de llevarse a cabo el experimento.
El barco Eldridge fue equipado con abundante material electromagnético, para proyectar desde dentro los campos energéticos de alta y baja frecuencia. El Doctor Bitter, fundador del laboratorio magnético del MIT (Massachusetts Institute of Technology), Trabajó para el comité de investigación de defensa nacional y reconoció lo siguiente: “En un barco relativamente grande, la marina instaló un potente electroimán con un peso de muchas toneladas (aproximadamente 660TN). Era un imán recto y largo que iba de proa a popa y estaba situado en un punto próximo a la cubierta. Este imán llevaba bobinas que transmitían corrientes producidas por grandes moto-generadores”.
Un científico militar estadounidense cuenta haber visto en los papeles referentes a dicho experimento la escritura y las ecuaciones pequeñas y en espiral típicas de Albert Einstein. Dijo también “todo se realizaba en la máxima confidencialidad, con memorándum originales y escritos a mano, sin copias. 

Se trabajó sobre la ebullición del agua, la ionización del aire envolvente, la irrefraccion de la luz, los campos estáticos, las frecuencias resonantes, la descomposición de los átomos, los efectos de interdimensionalidad y los desplazamientos de masas”. Nadie, aparentemente, pensó entonces de las consecuencias desestabilizadoras que esto iba a producir en la tripulación que fuera expuesta al experimento.

Los científicos de la marina encargados de instalar los equipos electromagnéticos fueron los doctores Charlesworth y Caroll. En octubre de 1943 el destructor Eldridge se encontraba en el interior del centro naval de Filadelfia. En el momento previsto se encendió la bobina instalada en el barco y se produjo una gran masa nebulosa de color verdoso, cuyo campo de acción se extendió en forma esferoidal hasta 100 yardas más allá de los limites de cada costado del barco. 


La nube verdosa envolvió por completo al destructor. Inmediatamente el Eldridge empezó a hacerse invisible hasta acabar desapareciendo. Poco tiempo después el mismo barco apareció gradualmente en un muelle en la base naval de Norfolk. 

Después de breves minutos de estancia en Virginia volvió a desvanecerse y reapareció nuevamente en el puerto de Filadelfia. Se había efectuado con éxito un completo experimento de invisibilidad y tele transportación en la historia.

Ello se logro mediante la producción de un cambio en la composición molecular de la materia, provocando la intensificación de la resonancia del campo magnético, cosa que hizo posible la desaparición o inmaterialidad momentánea de la masa del barco y del cuerpo de sus tripulantes.


Para la marina el proyecto fue un éxito, pero la tripulación sufrió consecuencias desastrosas. Algunos se volvieron locos, otros murieron y otros nunca volvieron a aparecer. Y lo más desconcertante fue que al reaparecer el barco, 5 de los marineros estaban fusionados a él. Los científicos veían como de la cubierta y paredes del barco sobresalían las extremidades y partes del cuerpo de algunos marineros.


El interés de este tipo de experiencias era tan significativo que la marina continuó con ellos hasta 1946. Utilizaron entre otros sistemas el de resonancia magnética, para provocar la extinción temporal de un cuerpo físico en nuestra dimensión, consiguiendo la transferencia de materia de una a otra dimensión. Después de 1946 abandonaron los experimentos por la dificultad de controlarlos, afirmó uno de los científicos responsables.


Recientemente, con la filtración de ciertos documentos secretos pertenecientes a los archivos de la marina en el Pentágono, se desprende que algunas fases del proyecto todavía están en activo. Sabemos que en el centro de investigaciones de la universidad de Stanford, en Menlo Park, Palo Alto, en California, así como en el MIT, de Boston se continua trabajando en los proyectos de invisibilidad y teletransportación magnética, aunque ciertamente no los fomentan porque según manifestaciones del Doctor M. Akers, psicólogo de San José, California: “Tienen efectos muy nocivos en las personas que los efectúan”

Albert Einstein, el 24 de Julio de 1943 junto a militares de la marina estadounidense.
 Foto: ARTICULO ENVIADO POR NUESTRO SEGUIDOR: Danny González. de Venezuela

PROYECTO FILADELFIA O “RAINBOW PROYECT”
En el año 1943 la marina de los Estados Unidos llevo a cabo uno de los proyectos militares mas importantes de la historia, El proyecto Filadelfia o “Rainbow proyec” como era conocido. Contaba con la presencia del famoso científico Albert Einstein, su colega Nicola Tesla y otros 14 científicos colaboradores. El experimento consistía en aplicar la teoría de Campos unificados de Einstein en uno de los barcos de la marina estadounidense “El destructor  DE 173 Eldridge” para hacerlo imperceptible ante las bombas magnéticas y los radares enemigos.
Debido a la confidencialidad del experimento, lo que hasta hoy conocemos se debe a los testimonios de los científicos, marinos y militares presentes, y a la intensa investigación realizada a partir de 1956, trece años después de llevarse a cabo el experimento.
El barco Eldridge fue equipado con abundante material electromagnético, para proyectar desde dentro los campos energéticos de alta y baja frecuencia. El Doctor Bitter, fundador del laboratorio magnético del MIT (Massachusetts Institute of Technology), Trabajó para el comité de investigación de defensa nacional y reconoció lo siguiente: “En un barco relativamente grande, la marina instaló un potente electroimán con un peso de muchas toneladas (aproximadamente 660TN). Era un imán recto y largo que iba de proa a popa y estaba situado en un punto próximo a la cubierta. Este imán llevaba bobinas que transmitían corrientes producidas por grandes moto generadores”
Un científico militar estadounidense <el Doctor Reno-Rinehart> cuenta haber visto en los papeles referentes a dicho experimento la escritura y las ecuaciones pequeñas y en espiral típicas de Albert Einstein. Dijo también “todo se realizaba en la máxima confidencialidad, con memorándum originales y escritos a mano, sin copias. Se trabajó sobre la ebullición del agua, la ionización del aire envolvente, la irrefraccion de la luz, los campos estáticos, las frecuencias resonantes, la descomposición de los átomos, los efectos de interdimensionalidad y los desplazamientos de masas”. Nadie, aparentemente, pensó entonces de las consecuencias desestabilizadoras que esto iba a producir en la tripulación que fuera expuesta al experimento.
Los científicos de la marina encargados de instalar los equipos electromagnéticos fueron los doctores Charlesworth y Caroll. En octubre de 1943 el destructor Eldridge se encontraba en el interior del centro naval de Filadelfia. En el momento previsto se encendió la bobina instalada en el barco y se produjo una gran masa nebulosa de color verdoso, cuyo campo de acción se extendió en forma esferoidal hasta 100 yardas más allá de los limites de cada costado del barco. La nube verdosa envolvió por completo al destructor. Inmediatamente el Eldridge empezó a hacerse invisible hasta acabar desapareciendo. Poco tiempo después el mismo barco apareció gradualmente en un muelle en la base naval de Norfolk. Después de breves minutos de estancia en Virginia volvió a desvanecerse y reapareció nuevamente en el puerto de Filadelfia. Se había efectuado con éxito un completo experimento de invisibilidad y tele transportación en la historia.
Ello se logro mediante la producción de un cambio en la composición molecular de la materia, provocando la intensificación de la resonancia del campo magnético, cosa que hizo posible la desaparición o inmaterialidad momentánea de la masa del barco y del cuerpo de sus tripulantes.
Para la marina el proyecto fue un éxito, pero la tripulación sufrió consecuencias desastrosas. Algunos se volvieron locos, otros murieron y otros nunca volvieron a aparecer. Y lo más desconcertante fue que al reaparecer el barco, 5 de los marineros estaban fusionados a él. Los científicos veían como de la cubierta y paredes del barco sobresalían las extremidades y partes del cuerpo de algunos marineros. 
El interés de este tipo de experiencias era tan significativo que la marina continuó con ellos hasta 1946. Utilizaron entre otros sistemas el de resonancia magnética, para provocar la extinción temporal de un cuerpo físico en nuestra dimensión, consiguiendo la transferencia de materia de una a otra dimensión. Después de 1946 abandonaron los experimentos por la dificultad de controlarlos, afirmó uno de los científicos responsables.
Recientemente, con la filtración de ciertos documentos secretos pertenecientes a los archivos de la marina en el Pentágono, se desprende que algunas fases del proyecto todavía están en activo. Sabemos que en el centro de investigaciones de la universidad de Stanford, en Menlo Park, Palo Alto, en California, así como en el MIT, de Boston se continua trabajando en los proyectos de invisibilidad y tele transportación magnética, aunque ciertamente no los fomentan porque según manifestaciones del Doctor M. Akers, psicólogo de San José, California: “Tienen efectos muy nocivos en las personas que los efectúan”

Albert Einstein, el 24 de Julio de 1943 junto a militares de la marina estadounidense