Mostrando entradas con la etiqueta GENÉTICA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta GENÉTICA. Mostrar todas las entradas

jueves, 23 de marzo de 2017

Entrevista a Lluïsa de Llunaplena en el Programa de Radio SABIENS, presentado y dirigido por Ferrán Prat. Tema: La Juventud Eterna.



martes, 17 de enero de 2017

La vida en la Tierra fue traída por Extraterrestres.


El origen de la vida en la Tierra, según la ciencia oficial, obedece a una especie de juego de azar por el que de manera casual apareció la primera molécula de la Vida, lo cierto es que reputados científicos del más alto nivel, han explicado que la aparición de la vida en este planeta, fue muy distinta y en nada obedecía a la casualidad, la verdad sobre este punto, es quizás sorprendente.




fuente/Mundo Desconocido.es

La inteligencia superior es fruto de una pequeña mutación genética.


La sustitución de una sola letra en el ADN alumbró la inteligencia superior.© MPI f. Molecular Cell Biology and Genetics

Un cambio en el ADN humano propició la expansión del neocórtex, implicado en el lenguaje y la conciencia

Una pequeña mutación en el ADN del genoma humano fue la que permitió la emergencia de la inteligencia superior en el Homo Sapiens, según una nueva investigación. Esta mutación aumentó la proliferación de células madre neurales, las cuales se transformaron en neuronas del neocórtex durante el desarrollo del embrión, implicado en funciones cognitivas como el lenguaje y la conciencia.

Una mutación genética fue la que permitió la emergencia de las funciones cognitivas superiores propias del Homo Sapiens, según un estudio publicado en Science Advances. La mutación, identificada por un equipo del Instituto Max Planck de Alemania, consistió en la sustitución de una base nucleica denominada citosina por una guanina, en el seno del gen conocido como ARHGAP11B, informa el citado instituto en un comunicado.

Las bases nucleicas son compuestos orgánicos que constituyen la base de los ácidos nucleicos. Se organizan formando largas cadenas, algunas de millones de nucleótidos encadenados. Existen dos tipos básicos de ácidos nucleicos, el ADN (ácido desoxirribonucleico) y el ARN (ácido ribonucleico), que se diferencian entre sí, entre otras cosas, por las diferentes bases nitrogenadas de citosina y guanina.

Las bases nucleicas desempeñan un papel fundamental en el almacenamiento, expresión y transmisión de información genética en virtud de su capacidad para formar estructuras complementarias. También son indispensables para el metabolismo energético de las células.

Los investigadores observaron que la mutación de la nucleobase citosina por guanina está presente no sólo en todos los humanos modernos actuales, sino también en los neandertales, cuyo cerebro es tan voluminoso como el nuestro, así como en los denisovanos, una posible nueva especie de Homo que vivió entre un millón y 40.000 años atrás en áreas geográficas en las que también vivían neandertales y sapiens.

Según los investigadores, la mutación de la citosina por guanina ocurrió en el seno del gen ARHGAP11B, que apareció cerca de la línea evolutiva de los homínidos cuando se separaron de los chimpancés.

El gen ARHGAP11B que contiene la sutil mutación es el único gen conocido hasta ahora que codifica la síntesis de una proteína específicamente humana. Este gen aumenta la proliferación de células madre o progenitoras neurales, las cuales se transforman en neuronas del neocórtex durante el desarrollo del embrión. El neocórtex es la capa externa de los hemisferios cerebrales implicada en las funciones cognitivas, como el lenguaje y la conciencia.

Los investigadores descubrieron que el gen ARHGAP11B procede de la duplicación del gen ARHGAP11A presente en todo el mundo animal. Cuando se produjo la duplicación, hace alrededor de cinco millones de años, el gen ARHGAP11B perdió 55 nucleótidos, si bien fue la sustitución de una nucleobase (C por G) ocurrida más recientemente la que le otorgó la potestad de producir células madre neurales, y en consecuencia su capacidad de procurar la expansión del neocórtex.

Prueba experimental

Para confirmar el papel del gen ARHGAP11B y de su mutación en la corticogénesis, los investigadores inocularon este gen humano en embriones de ratones. Constataron entonces que el gen introducido aumentaba la producción de células madre neurales, que formaban a su vez nuevas neuronas.

En consecuencia, la superficie del neocórtex de los ratones aumentó, así como la circunvolución cerebral, elevaciones tortuosas de la superficie del cerebro producidas al plegarse la corteza sobre sí misma. Cada circunvolución controla la actividad del músculo esquelético que ocupa el lado opuesto del organismo.

Esto es importante porque el córtex de ratas y ratones es liso, mientras que el aumento significativo de su superficie en los mamíferos superiores más evolucionados produjo la formación de pliegues para acomodarlo a la caja craneal, con volumen todavía restringido.

Es muy probable sin embargo que esta pequeña mutación sea una entre otras muchas que dieron a los seres humanos su inteligencia, resaltan los investigadores.

Referencia

A single splice site mutation in human-specific ARHGAP11B causes basal progenitor amplification. Marta Florio, Takashi Namba, Svante Pääbo, Michael Hiller, and Wieland B. Huttner. Science Advances 07 Dec 2016: Vol. 2, no. 12, e1601941.
DOI: 10.1126/sciadv.1601941


fuente/Tendencias21

jueves, 22 de diciembre de 2016

¿ Nos acercamos a la muerte de la muerte ?

La inmortalidad, un sueño cada día más cerca de convertirse en realidad.

Gracias a los continuos avances científicos, probablemente en dos o tres décadas veamos el inicio de la “muerte de la muerte”. Algunos científicos están ahora estudiando el proceso de envejecimiento como una enfermedad, pero lo más sorprendente es que parece ser una enfermedad curable. 

La inmortalidad, un gran sueño humano desde el comienzo de la historia, parece estar cada día más cerca de convertirse en realidad. Afortunadamente, hoy es posible pensar tanto de una inmortalidad biológica como de una inmortalidad computacional.


Photoexpress.


La ciencia continuamente abre nuevas puertas del conocimiento. Lo que antes parecía imposible, a veces se vuelve realidad luego. Los teléfonos fijos, los aviones, los antibióticos, los satélites espaciales, las computadoras personales, los teléfonos celulares, la Internet, todos parecían magia en su momento. Ahora, afortunadamente, cada uno de esos descubrimientos e invenciones son considerados normales por las nuevas generaciones.

De hecho, muchas ideas a veces avanzan de la ciencia ficción hacia la ciencia real. Sir Arthur C. Clarke, el conocido científico y autor de ciencia ficción, escribió hace casi medio siglo sus famosas tres leyes del futuro: 


1. Cuando un científico viejo y distinguido afirma que algo es posible, es casi seguro que está en lo correcto. Cuando afirma que algo es imposible, es muy probable que esté equivocado. 


2. La única manera de descubrir los límites de lo posible es aventurarse más allá de ellos, hacia lo imposible. 


3. Cualquier tecnología suficientemente avanzada no se diferencia de la magia. 


Clarke creía que la humanidad llegaría a la inmortalidad física antes del final del siglo XXI. De hecho, los científicos vienen alcanzado grandes logros en estudios de longevidad durante los últimos años y, de continuar así, es probable que se llegue al control del envejecimiento en las próximas dos o tres décadas. Gracias a diferentes desarrollos científicos y tecnológicos, actualmente se han creado ratones que viven casi 3 veces su expectativa de vida promedio, mosquitas de la fruta (Drosophila melanogaster) que viven 4 veces más, y algunos gusanos que han logrado vivir 6 veces más que su expectativa de vida observada normalmente en el medio ambiente. 


Los experimentos con ratones son especialmente importantes pues se estima que los ratones y lo seres humanos compartimos, según como se mida, cerca del 80% del genoma. Hay una fundación sin fines de lucro que tiene un premio para crear ratones que vivan indefinidamente. La competencia científica internacional se llama el 
Premio del Ratón Matusalén para crear ratones que alcancen vidas muy largas, con una longevidad creciente. También hay un segundo premio para “rejuvenecer” ratones. Los científicos que participan en el “Premio del Ratón Matusalén” esperan que en dos décadas se pueda controlar el proceso de envejecimiento en los ratones, y quizás una década más tarde se pueda hacer lo mismo en los humanos.

En pocas palabras, lo que hoy parece magia, pronto quizás podrá ser realidad. Los avances científicos recientes muestran que la inmortalidad física no es imposible, y que muchos de nosotros llegaremos a verla con nuestros propios ojos. 


La muerte de la muerte
 

Gracias a los continuos avances científicos, probablemente en dos o tres décadas veamos el inicio de la “muerte de la muerte”. Algunos científicos están ahora estudiando el proceso de envejecimiento como una enfermedad, pero lo más sorprendente es que parece ser una enfermedad curable. Sí, el envejecimiento podría ser una enfermedad curable. 


La biología nos enseña que la vida apareció para vivir. La vida no surgió para morir, sino para vivir. De hecho, las primeras formas de vida en nuestro planeta, las bacterias unicelulares que aparecieron hace más de tres mil millones de años, no envejecen. Aunque parezca increíble para quienes no tengan muchas nociones de biología, las bacterias no envejecen y pueden vivir cientos de años, miles de años, y mucho más, mientras no se enfermen y mueran, mientras no sean alimento de otros organismos, o mientras no sufran accidentes fatales. Efectivamente, el hecho de que las bacterias no sufran del proceso de envejecimiento no quiere decir que no mueran nunca, pero por lo menos no envejecen como nosotros los seres humanos. Cuando las bacterias se reproducen, la bacteria madre es igual a la bacteria hija, sin considerar alguna posible mutación. Es decir, la bacteria hija es igual a la bacteria madre y ambas forman colonias que no envejecen, aunque claro que pueden morir si se enferman, si son comidas o si son asesinadas. 


Con la aparición de organismos multicelulares hace cientos de millones de años, el proceso evolutivo biológico sólo conservó el no envejecimiento de las principales células para la sobrevivencia de una especie: las células reproductivas. La biología moderna nos muestra que las células germinales no envejecen, aunque el resto de un organismo (formado por las llamadas células somáticas) sí envejece. Es decir, mientras la mayor parte de un organismo envejece, las células germinales permanecen en buenas condiciones. Aunque no parezca intuitivo, hoy sabemos que las células germinales no envejecen y que los óvulos y espermatozoides producidos por las células germinales pueden ser conservados indefinidamente, casi siempre congelados. Pero dichos óvulos y espermatozoides, al igual que embriones congelados, pueden ser descongelados más tarde para ser utilizados. De hecho, gran parte del ganado hoy es producto de la inseminación artificial con óvulos y espermatozoides que pueden haber sido congelados. 


Hoy hay investigadores que están estudiando científicamente por qué las bacterias no envejecen, ni tampoco las células germinales. Al paso que avanzamos, la ciencia nos acerca cada día más a la “muerte de la muerte”. 

¿Es posible la inmortalidad física? 

¿Será posible extender la vida indefinidamente? 

¿Se podrá revertir el envejecimiento y controlar la muerte? 

¿Qué implicaciones tiene para Venezuela y el mundo? ¿Está preparada hoy la humanidad? 

¿Estás preparado tú? 

Esas son las fascinantes preguntas que tendrán que responder los jóvenes universitarios que participen en el premio anual Sembrar el Futuro 2012. El nombre del premio está basado en la famosa frase célebre "sembrar el petróleo" de Don Arturo Uslar Pietri, quien fue nuestro inspirador en la Sociedad Mundial del Futuro Venezuela. 

Esta será la décima primera edición del premio en honor de Uslar Pietri, quien falleció en Caracas el 26 de febrero de 2001. Uslar Pietri fue un gran visionario siempre preocupado por el futuro de Venezuela y de la humanidad entera. 

En 1936 lanzó su conocida expresión "sembrar el petróleo". Sin embargo, tres cuartos de siglo más tarde, el petróleo nunca fue sembrado según su visión y aparentemente ya sus días están contados. Ahora parece que finalmente veremos la crónica de una muerte anunciada, donde el difunto se llama "petróleo". 

Según todas las apariencias, el muerto no irá al cielo sino al infierno, pues el llamado "excremento del diablo" -como alguna vez lo denominó otro gran venezolano, Juan Pablo Pérez Alfonzo, fundador de la OPEP- ha hecho mucho daño a la ecología planetaria y a las políticas públicas de países con instituciones frágiles y derechos de propiedad débiles como Venezuela. 

Pero más allá de la muerte del petróleo, ¿qué acerca de la muerte de los humanos? ¿Será alguna vez posible detener el envejecimiento y controlar la muerte? 

Bueno, quienes propongan las mejores respuestas serán ganadores del premio Sembrar el Futuro 2012 y representarán a Venezuela en la Convención Mundial del Futuro, la cual se realizará en la ciudad de Toronto, Canadá, del 25 al 30 de julio de 2012. 

Los estudiantes que ganen viajarán gratis a Canadá con todos los gastos cubiertos por la Sociedad Mundial del Futuro Venezuela, y se reunirán con futuristas de todo el planeta en las reuniones anuales de la Sociedad Mundial del Futuro y del Millennium Project. Como ya han demostrado antes, nuestros estudiantes son la prueba de que Venezuela sí tiene futuro.
Todos debemos trabajar por una Venezuela donde la inteligencia derrote a la ignorancia, donde el progreso supere al retroceso, donde la inclusión venza a la exclusión, donde la tolerancia triunfe sobre la intolerancia. Una Venezuela con visión de futuro, mucho más allá del petróleo.




La inmortalidad y el cáncer 

El cáncer es una de las enfermedades más terribles que existen. Las células cancerígenas son mutaciones de las células normales y pueden desarrollarse en prácticamente cualquier parte del cuerpo. Hay cáncer  de la piel, cáncer del pulmón, cáncer de mama, cáncer de próstata, cáncer de la vejiga, cáncer de colon, leucemia, tumores cerebrales, neoplasias, etcétera. 


Aunque hay muchos tipos de cáncer, lo que es común en todos ellos es que las células han mutado y se han convertido en células aparentemente “inmortales”. Las células cancerígenas no envejecen, sino que crecen y se reproducen de una manera descontrolada que termina afectando al resto del cuerpo. 


Se podría decir que las células cancerígenas son inmortales pues aparentemente han descubierto como no envejecer. Las células cancerígenas continúan creciendo y reproduciéndose mientras consumen al resto del organismo. De esa forma, las células cancerígenas provocan la muerte del organismo y eventualmente su propia muerte. Dado que las células cancerígenas no mueren por sí solas, es necesario matarlas antes de que ellas terminen matando al resto del organismo. 


Biológicamente, el cáncer es realmente una enfermedad fascinante pues representa una serie de mutaciones que detienen el proceso de envejecimiento de las células. Hace más de medio siglo se descubrió algo increíble, cuando unos médicos extirparon unas células de un carcinoma cervical de la paciente Henrietta Lacks en Estados Unidos. Los científicos encontraron que las células cancerígenas no envejecían sino que seguían creciendo y reproduciéndose indefinidamente. Aunque Henrietta Lacks falleció del carcinoma cervical, las células cancerígenas extraídas del tumor siguen vivas actualmente. Dichas células se convirtieron en la primera línea de células “inmortales” y hasta el día de hoy se conocen como las células HeLa por el nombre de la paciente. 


Después de décadas de estudio de células cancerígenas que han sido conservadas fuera de sus tumores originales, los científicos siguen estudiando la evolución del cáncer con métodos cada vez más avanzados. La secuenciación del genoma humano se está volviendo tan barata actualmente, que por primera vez los médicos pueden secuenciar el genoma de las células cancerígenas y comenzar a entender las diferencias con las células normales de donde se produjeron. 


Los avances científicos probablemente permitirán entender cómo las células cancerígenas se han vuelto “inmortales” y, mucho más fascinante, cómo lograr que las células normales buenas puedan también volverse “inmortales”. 


La inmortalidad: biológica y computacional

La inmortalidad, un gran sueño humano desde el comienzo de la historia, parece estar cada día más cerca de convertirse en realidad. Afortunadamente, hoy es posible pensar tanto de una inmortalidad biológica como de una inmortalidad computacional.

Desde el punto de vista biológico, hoy sabemos que ya existen células básicamente “inmortales”. Las bacterias son organismos unicelulares que no envejecen, de forma que mientras ellas no se enfermen, sean comidas o destruidas por otros organismos, las bacterias pueden vivir indefinidamente. En organismos multicelulares también hemos descubierto dos tipos de células que no envejecen, de hecho, podríamos decir que entre las células “inmortales” hay unas que son buenas y otras que son malas. Las células buenas son las germinales que no envejecen y están encargadas de la reproducción de la especie. Las células malas son las células cancerígenas que tampoco envejecen y son el resultado de mutaciones en otras células normales. Diferentes avances científicos, como la secuenciación del genoma, permitirán comprender por qué unas células envejecen y otras no. Adicionalmente, pronto será posible clonar diferentes partes del cuerpo, de forma que cualquier órgano también será reemplazable y podrá ser substituido por partes más nuevas y hasta mejoradas.

Desde el punto de vista computacional, hoy estamos comenzando a comprender la complejidad del cerebro humano. Nuestro cerebro contiene aproximadamente cien mil millones de neuronas, y representa así la estructura más compleja del universo conocido hasta el momento. Sin embargo, ya hay científicos trabajando en la creación de cerebros artificiales y estiman que en dos o tres décadas podremos crear estructuras más complejas que el cerebro humano. De hecho, gracias a la Ley de Moore que indica el crecimiento exponencial del poder de las computadoras, es posible que una inteligencia artificial pase el Test de Turing en 2029, según estiman futuristas como Ray Kurzweil. 

En ese caso, será entonces imposible diferenciar entre una inteligencia artificial y una inteligencia humana. Después también será posible subir todos los conocimientos, recuerdos, experiencias, amores y sentimientos a computadoras, que incluso tendrán una memoria expandible y superior a la memoria humana actual.

Las próximas décadas serán realmente increíbles, y probablemente veamos la inmortalidad biológica y computacional, es decir, tanto el “hardware” como el “software”, del ser humano podrán no envejecer. La humanidad pasará así a una nueva etapa de su evolución, donde diferentes entes, biológicos o no, podrán ser inmortales.


autor/  José Cordeiro

miércoles, 21 de diciembre de 2016

La inteligencia superior es fruto de una pequeña mutación genética.

Un cambio en el ADN humano propició la expansión del neocórtex, implicado en el lenguaje y la conciencia



Una pequeña mutación en el ADN del genoma humano fue la que permitió la emergencia de la inteligencia superior en el Homo Sapiens, según una nueva investigación. Esta mutación aumentó la proliferación de células madre neurales, las cuales se transformaron en neuronas del neocórtex durante el desarrollo del embrión, implicado en funciones cognitivas como el lenguaje y la conciencia.



La sustitución de una sola letra en el ADN alumbró la inteligencia superior.© MPI f. Molecular Cell Biology and Genetic)

Una pequeña mutación genética fue la que permitió la emergencia de las funciones cognitivas superiores propias del Homo Sapiens, según un estudio publicado en Science Advances. La mutación, identificada por un equipo del Instituto Max Planck de Alemania, consistió en la sustitución de una base nucleica denominada citosina por una guanina, en el seno del gen conocido como ARHGAP11B, informa el citado instituto en un comunicado

Las bases nucleicas son compuestos orgánicos que constituyen la base de los ácidos nucleicos. Se organizan formando largas cadenas, algunas de millones de nucleótidos encadenados. Existen dos tipos básicos de ácidos nucleicos, el ADN (ácido desoxirribonucleico) y el ARN (ácido ribonucleico), que se diferencian entre sí, entre otras cosas, por las diferentes bases nitrogenadas de citosina y guanina. 

Las bases nucleicas desempeñan un papel fundamental en el almacenamiento, expresión y transmisión de información genética en virtud de su capacidad para formar estructuras complementarias. También son indispensables para el metabolismo energético de las células. 

Los investigadores observaron que la mutación de la nucleobase citosina por guanina está presente no sólo en todos los humanos modernos actuales, sino también en los neandertales, cuyo cerebro es tan voluminoso como el nuestro, así como en los denisovanos, una posible nueva especie de Homo que vivió entre un millón y 40.000 años atrás en áreas geográficas en las que también vivían neandertales y sapiens. 

Según los investigadores, la mutación de la citosina por guanina ocurrió en el seno del gen ARHGAP11B, que apareció cerca de la línea evolutiva de los homínidos cuando se separaron de los chimpancés. 

El gen ARHGAP11B que contiene la sutil mutación es el único gen conocido hasta ahora que codifica la síntesis de una proteína específicamente humana. Este gen aumenta la proliferación de células madre o progenitoras neurales, las cuales se transforman en neuronas del neocórtex durante el desarrollo del embrión. El neocórtex es la capa externa de los hemisferios cerebrales implicada en las funciones cognitivas, como el lenguaje y la conciencia. 

Los investigadores descubrieron que el gen ARHGAP11B procede de la duplicación del gen ARHGAP11A presente en todo el mundo animal. Cuando se produjo la duplicación, hace alrededor de cinco millones de años, el gen ARHGAP11B perdió 55 nucleótidos, si bien fue la sustitución de una nucleobase (C por G) ocurrida más recientemente la que le otorgó la potestad de producir células madre neurales, y en consecuencia su capacidad de procurar la  expansión del neocórtex.

Prueba experimental 

Para confirmar el papel del gen ARHGAP11B y de su mutación en la corticogénesis, los investigadores inocularon este gen humano en embriones de ratones. Constataron entonces que el gen introducido aumentaba la producción de células madre neurales, que formaban a su vez nuevas neuronas. 

En consecuencia, la superficie del neocórtex de los ratones aumentó, así como la circunvolución cerebral,  elevaciones tortuosas  de la superficie del cerebro producidas al plegarse la corteza sobre sí misma. Cada circunvolución controla la actividad del músculo esquelético que ocupa el lado opuesto del organismo. 

Esto es importante porque el córtex de ratas y ratones es liso, mientras que el aumento significativo de su superficie en los mamíferos superiores más evolucionados produjo la formación de pliegues para acomodarlo a la caja craneal, con volumen todavía restringido. 

Es muy probable sin embargo  que esta pequeña mutación sea una entre otras muchas que dieron a los seres humanos su inteligencia, resaltan los investigadores.

Referencia 

A single splice site mutation in human-specific ARHGAP11B causes basal progenitor amplification. Marta Florio, Takashi Namba, Svante Pääbo, Michael Hiller, and Wieland B. Huttner. Science Advances  07 Dec 2016: Vol. 2, no. 12, e1601941. 
DOI: 10.1126/sciadv.1601941 


fuente/tendencias21

viernes, 16 de septiembre de 2016

Proyecto Genoma: experimento extraterrestre.

El Proyecto Genoma superó las expectativas y los científicos están desconcertados por el descubrimiento de material genético no perteneciente a la Tierra. El descubrimiento da un tono más de credibilidad a la hipótesis de que el origen humano es el resultado de la colonización de tierras de viajeros cósmicos, como en las historias mitológicas de las culturas antiguas.
Los científicos que estaban trabajando en el proyecto Genoma Humano se sorprendieron por el descubrimiento; el 97% de las llamadas “secuencias no codificantes” del ADN humano corresponde a una porción de la herencia de formas de vida extraterrestre.
Estas secuencias no codificantes son comunes a todos los organismos vivos en la Tierra como el moho, el pescado y el hombre. Las secuencias de ADN humano constituyen una gran parte del genoma total, dice el Profesor Sam Chang, pero es el llamado ADN ‘basura’ (llamado así porque al principio parecía no tener ninguna función), cuyas secuencias fueron descubiertas hace varias décadas, el que al parecer guarda el secreto del origen de la humanidad.
Las secuencias fueron analizadas por los programadores informáticos, matemáticos y otros eruditos. Con los resultados del Profesor Chang se llegó a la conclusión de que el ADN ‘basura’ fue creado por algún tipo de “extranjero programador”.
Los científicos están considerando la hipótesis de una gran forma de vida extraterrestre, involucrada en la creación de nuevas formas de vida en varios planetas, siendo la Tierra uno de ellos. No se sabe con qué fin se hizo, o si es sólo un proyecto científico alienígena como preparación para la colonización de planetas o incluso un compromiso con la vida de extenderse por todo el universo. Quizás, después de programarlo, nuestros creadores nos hicieron crecer del mismo modo en que nosotros cultivamos bacterias en los platos de Petri.
Además, el profesor Chang añade“si pensamos sobre ello en nuestros términos humanos, los programadores extraterrestres estaban trabajando muy probablemente en un gran código consistente en varios proyectos que habrían producido diversas formas de vida para diversos planetas. También ellos intentaron diversas soluciones. Escribieron el gran código, lo ejecutaron y no les gustó alguna función; la cambiaron o añadieron una nueva función, lo ejecutaron de nuevo, hicieron más mejoras, y lo intentaron una y otra vez.”
El equipo de investigadores del profesor Chang concluye: “los extraterrestres podrían haber ordenado cortar todos sus planes idealistas para el futuro, cuando ellos se concentraron en el proyecto Tierra para cumplir el plazo apremiante. Muy probablemente, con una prisa o precipitación evidente, los extraterrestres pueden haber cortado drásticamente el gran código y haber entregado un programa básico diseñado para la Tierra.”
De acuerdo a un razonamiento lógico, los “programadores extraterrestres” probablemente trabajarán en muchos proyectos para la producción de diferentes estructuras biológicas en diferentes planetas. La pregunta es ¿Por qué?
fuente/veritasboss.com

martes, 30 de agosto de 2016

Descubren con 145 años al hombre más viejo del mundo.

Descubren con 145 años al hombre más viejo del mundo

Gotho, que ha sobrevivido a sus esposas, a sus hijos y a sus hermanos, asegura que lleva tiempo preparado para morir.

Mbah Gotho es ya oficialmente el hombre más viejo del mundo. Este hombre de origen indonesio iene 145 años, según informaron las autoridades de su país.

Pese a que la documentación de identidad no ha sido verificada por entes independientes, Indonesia asegura que este anciano hombre habría nacido el 31 de diciembre de 1870.

Gotho, que ha sobrevivido a sus esposas, a sus hijos y a sus hermanos, asegura que lleva tiempo preparado para morir, según una entrevista que le realizó un medio de Java. "La tumba fue hecha en 1992, hace 24 años", dice uno de sus nietos.





fuente/ideal.es

viernes, 15 de julio de 2016

La ciencia confirma segunda capa de información oculta en el ADN.

Los físicos teóricos han confirmado que no sólo es la información codificada en nuestro ADN que da forma a lo que somos.

segunda capa de ADN


Recientemente han confirmado que es también la forma en que se pliega el ADN tiene los controles de los genes que se expresan dentro de nuestros cuerpos.
Esto es algo que los biólogos han sabido desde hace años, y todavía eran capaces de encontrar algunas de las proteínas responsables de este redil.
Pero ahora un grupo de físicos fue capaz de demostrar por primera vez a través de simulaciones ya que esta información oculta los controles de nuestra evolución.
Aunque no necesariamente esto es nuevo para muchos científicos, este segundo nivel de información del ADN no es algo con lo que la mayoría de la gente está familiarizada.
Como probablemente aprendieron en la escuela, Watson y Crick descubrieron en 1953 que el código genético, determina lo que somos, y se compone de una secuencia de letras G, A, C y T.
El orden de estas letras determina que las proteínas se producen en células. Así que si tiene ojos marrones, es porque su ADN contiene una serie particular de letras que codifica una proteína que hace que el pigmento oscuro esté dentro de su iris.

La selección mecánica

Pero eso no es toda la historia, porque cada célula de su cuerpo comienza con exactamente el mismo código genético, pero cada órgano tiene una función muy diferente.
Las células del estómago no tiene que producir la proteína del ojo marrón, pero es necesario para producir las enzimas digestivas . Entonces, ¿cómo funciona?
Desde los años 80, los científicos descubrieron que es la forma en cómo se pliega el ADN en nuestras células la que realmente controla este proceso.
Los factores ambientales pueden jugar un papel importante también, con cosas comoel estrés, podemos ser capaces de activar o desactivar ciertos genes a través de algo conocido como epigenética.
Sin embargo, los mecanismos de plegado son mecanismos de control únicos. Eso es porque cada célula de nuestro cuerpo contiene aproximadamente 2 metros de ADN.

De modo que, para encajar dentro de nosotros, tiene que estar bien envuelto en un paquete llamado un nucleosoma – como un hilo alrededor de un carrete.
Y la forma en que se envuelve controles que los genes son “leídos” por el resto de la célula y los genes que están involucrados todos en el interior del paquete no se expresan como proteínas, pero aquellos en el exterior sí.
Esto explica por qué algunas células tienen el mismo ADN, pero tienen diferentes funciones.
En los últimos años, los biólogos han comenzado a aislar las señales mecánicas que determinan cómo se pliega el ADN, “agarrando” partes del código genético o cambiar la forma del “carrete” en el que está involucrado el ADN.

Ayuda Física

Hasta aquí todo bien, pero ¿los físicos teóricos que tienen que ver con todo esto?
Un equipo de la Universidad de Leiden en los Países Bajos, ahora ha sido capaz de volver atrás y mirar el proceso en una escala que abarca todo el genoma y se confirmó a través de simulaciones por ordenador que estas señales mecánicas en realidad están codificadas en nuestro ADN.
Los físicos, dirigidos por Helmut Schiessel, lo hicieron mediante la simulación de los genomas de hongos y levaduras y, a continuación, asignaron al azar un segundo nivel de información, con señales mecánicas.
Ellos fueron capaces de demostrar que estas señales afectan a cómo se pliega el ADN y las proteínas, que se expresan y la evidencia adicional de que la mecánica está escrita en nuestro ADN, y es tan importante en nuestra evolución como el propio código.

Ocultando las enfermedades

Esto significa que los investigadores han demostrado que hay más de una forma en la que las mutaciones del ADN nos pueden afectar: cambiando las letras en nuestro ADN, o simplemente el cambio de las señales mecánicas que organizan la forma de un alambre que está doblado.
“La estructura mecánica puede cambiar, lo que resulta en diferentes niveles de accesibilidad y de embalaje ADN”, explican los responsables “y por lo tanto la producción de diferentes frecuencias de esta proteína”.

Los 10 más grandes misterios de la evolución humana

Una vez más, esto es lo que confirma algo, que ya muchos biólogos ya sabían, pero lo que es realmente interesante es el hecho de que las simulaciones por ordenadorabren la posibilidad de que los científicos manipulen los estímulos mecánicos que forman el ADN
Esto que significa que podrían algún día ser capaz de doblar el ADN para ocultar genes indeseables, tales como los que causan enfermedades.

fuente/despiertavivimosenunamentira.com

martes, 28 de junio de 2016

¿Fuimos Creados o Evolucionamos?

preHE

La teoría de la Evolución propuesta por Darwin, parece mostrar ciertas lagunas de difícil explicación, la ciencia oficial, no contempla ni remotamente, la idea de haber sido creado por “alguien”, en el siguiente audio del programa Sabiens, dirigido por Ferran Prat y en el que interviene Jose Luis Camacho, Artur Homs, Jaime Verdú, hablamos de ello.

Esperamos que os guste.





fuente/mundodesconocido.es

domingo, 19 de junio de 2016

Cinetíficos confirman existencia de capa oculta deADN que modela nuestra evolución

CONFIRMACIÓN DE HIPÓTESIS AVANZA EN LA EXPLICACIÓN DE LA EPIGENÉTICA Y PONE EL FOCO EN UNA ONTOLOGÍA GENÉTICA RELATIVA.

Lo que somos es resultado de lo que está oculto, sugiere un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Leiden. Desde hace años los científicos creían que la forma en la que se codifican o "doblan" las proteínas dentro de la "escalera torcida" del ADN influye tanto en la expresión de genes como los genes mismos, pero esto ha sido confirmado hasta ahora en una simulación computarizada. La confirmación consolida la importancia que tiene la epigenética o los factores ambientales en la expresión de un organismo, es decir, más que la información con la que venimos, somos cómo esa información se relaciona con el entorno.

Este material "implicado" del ADN se dobla dentro de lo que se llama nucleosoma, un "hilo" de ADN de 2m enrollado en sí mismo. Las características de un organismo que se expresan son solamente aquellas que se encuentran en la primera capa, pero son señales del ambiente las que determinan qué secuencias de letras dentro del código genético se manifiestan.

El trabajo de los investigadores liderados por Helmut Schiessel mostró que el mecanismo o el algoritmo, por así decirlo, que determina la expresión genética también está escrito en nuestro ADN. Esto significa que podemos evolucionar a través de una mutación que altera las letras de nuestro genoma pero, asimismo, de cambios en las señales mecánicas que arreglan la forma en la que los codones de ADN se enrollan.

La investigación llegó a esta conclusión haciendo una simulación del genoma y la fisión de la levadura y asignándoles una segunda capa de ADN, incluyendo señales mecánicas de expresión.

Lo anterior refleja otra vez la importancia de las relaciones y las interacciones en la ontología biológica y en la experiencia, más que de un sustrato de identidad fija e informáticamente determinista.

fuente/Pijamasurf

viernes, 3 de junio de 2016

Las células entienden nuestros pensamiento y actúan, entrevista a Bruce Lipton.




The "New" Biology: The Secret To Living Heaven On Earth


Un renacimiento en la ciencia crea una revolución genuina en el pensamiento y el entendimiento tan radical que esto cambia el mundo. Descubrimientos notables de la frontera de la ciencia ofrecen "una nueva" biología que ilumina la ciencia de la medicina del cuerpo de la mente y revisan completamente nuestro entendimiento de la naturaleza de vida. La creencia que somos máquinas frágiles, bioquímicas controladas por genes es la acción de ceder el paso a un entendimiento de que somos los creadores poderosos de nuestras vidas y el mundo en el cual vivimos.

El biólogo celular y el autor de grandes éxitos de ventas, Bruce H. Lipton nos llevará enun viaje rápido a través del microcosmos de la célula al macrocosmo de la mente. El conocimiento informativo y que autoautoriza y se revela como nuestros pensamientos, actitudes y creencia crean las condiciones de nuestro cuerpo y nuestro lugar en el mundo. Esta presentación inspirará su espíritu, comprometerá su mente y le autorizará para hacerse el amo de su destino en lugar de 'la víctima' de su herencia.

Bruce H. Lipton, Doctor en Filosofía, biólogo celular y conferenciante, es un líder internacionalmente aprobado en el desarrollo de la ciencia y el espíritu. Bruce trabajaba en la facultad de la Universidad de la Escuela del Wisconsin de Medicina y más tarde se especializó la investigación celular en la Universidad de “El Efecto de Luna de miel”, y es coautor con Steve Bhaerman de “Evolución Espontánea”. Bruce recibió el Prestigioso Premio en 2009 Goi De paz (Japón) en el honor de su contribución científica a la armonía mundial.

www.brucelipton.com

lunes, 30 de mayo de 2016

Identifican el primer organismo eucariota sin mitocondrias capaz de vivir sin oxígeno.

Un grupo multidisciplinar de investigadores ha identificado el primer organismo eucariota sin mitocondrias capaz de vivir en ambientes carentes de oxígeno. El hallazgo, fruto de la evolución, pone en cuestión una de las bases más importantes de la biología. Por Anabel Paramá.


 el colegio nos han enseñado las diferencias entre célula procariota y ecuariota. Entre ellas, nos dijeron siempre que las primeras carecen de mitocondrias mientras que las segundas sí las presentan. Las mitocondrias son orgánulos necesarios para la supervivencia de las células eucariotas. 

Ahora bien ¿y si realmente esto no es así? ¿Y si existen eucariotas que sobreviven perfectamente, pero sin mitocondrias? ¿Supondría este hecho alguna modificación clave a nivel evolutivo? 

Un equipo multidisciplinar de investigadores ha descubierto por primera vez un organismo eucariota capaz de vivir sin mitocondrias ni restos de ningún orgánulo que se asemejen a ellas. 

Este organismo pertenece al género Monocercomonoides, un protozoo parásito que vive en el intestino de las chinchillas (roedor de los Andes); una zona donde no existe oxígeno. 

La presencia de mitocondrias en organismos eucariotas es uno de los paradigmas de la Biología. Estos organúlos se caracterizan porque poseen su propio genoma (denominado ADN mitocondrial) que es similar al de las bacterias. Un punto clave en este proceso. 

Pues bien, el hallazgo realizado por un equipo de investigación, liderado por la bióloga Anna Karnkowska de la Universidad de Praga, ha provocado que este paradigma sea cuestionado. El estudio del genoma del parásitoMonocercomonoides ha plasmado la ausencia total de genes codificantes de proteínas mitocondriales. Este hecho podría dar un vuelco al paradigma evolutivo existente en Biología y asumido por toda la comunidad científica durante mucho tiempo. 

Por otro lado, el hallazgo nos lleva a pensar que nuestra rama en el árbol evolutivo podría ser más versátil de lo que los investigadores creían. 

El origen de las mitocondrias 

Para explicar el origen de las mitocondrias se propuso la teoría de la endosimbiosis que afirma que, en tiempos remotos, una célula procariota (bacteria), capaz de obtener energía mediante el uso de oxígeno como oxidante, se fusionó con otra célula procariota o eucariota primitiva. 

Para producirse esta fusión, la célula procariota capaz de obtener energía, fue fagocitada (engullida) por otra célula primitiva, pero no fue digerida de forma inmediata, un proceso que ocurre con frecuencia. 

Esto hizo ambos tipos de células lograran vivir en una relación de simbiosis permanente. La célula procariota fagocitada proporcionaba la energía a ambas, mientras que la otra última proporcionaba un medio estable y rico en nutrientes. 

Este tipo de relación hizo que ambas se fusionaran como un único organismo. En este nuevo organismo la célula que había sido fagocitada y suministradora de energía pasaría a convertirse en la mitocondria. Serían nuestras futuras “centrales eléctricas”. 

¿Imprescindibles para la vida? 

Para comprender la magnitud de este hallazgo expliquemos un poco la importancia de la función de las mitocondrias para nuestra supervivencia celular. 

Todas las células necesitan un continuo aporte de energía, obtener nutrientes del ambiente, moverse y reproducirse. En el caso de las células eucariotas, las responsables de la obtención de toda esta energía son las mitocondrias. Este es uno de los fundamentos de la Biología, es decir, las células eucariotas (como las humanas) poseen mitocondrias. Tras lo expuesto, parece que, básicamente, sin las mitocondrias las células no podrían sobrevivir.  

El estudio, publicado en Current Biology, muestra lo contrario. El hallazgo de un organismo eucariota capaz de sobrevivir sin estos orgánulos, supuestamente tan imprescindibles, resulta ser una de las grandes revoluciones en el conocimiento. Este descubrimiento pondría en duda este paradigma biológico.

El primer organismo eucariota sin mitocondrias capaz de vivir en ambientes sin oxígeno fue encontrado en el intestino de chinchillas. Imagen: niko_smile. Fuente: Wikimedia Commons.
El primer organismo eucariota sin mitocondrias capaz de vivir en ambientes sin oxígeno fue encontrado en el intestino de chinchillas. Imagen: niko_smile. Fuente: Wikimedia Commons.

El microorganismo sin mitocondrias 

La reducción al mínimo de las mitocondrias no es un proceso desconocido en la Biología. Existen diversas especies de organismos protozoos (eucariotas) adaptados a un estilo de vida anaeróbica y que, por tanto, carecen de mitocondrias. 

Sin embargo, a cambio poseen una serie de restos o vestigios procedentes de estos orgánulos que realizan la función de respiración. Estos organismos, como Giardia, habitan lugares sin oxígeno. 

Basándose en esta idea, el equipo de investigación de Anna Karnkowska decidió estudiar otro microorganismo eucariota candidato que también habita en ambientes anaeróbicos, el intestino de las chinchillas. Este es un microorganismo parásito que, como hemos dicho, pertenece al género Monocercomonoides

El parásito vive en un hábitat donde las condiciones fisiológicas no son muy adecuadas. En él, los jugos digestivos y la bilis, para la realización de la digestión, segregan enzimas cuya función es degradar y donde el pH es ácido. Estas condiciones no facilitan la supervivencia de organismos vivos en el intestino. Sin embargo, no parecen afectar al microorganismo analizado.

Entonces, ¿cómo consigue este vivir bajo esas condiciones? Esto es, precisamente, lo que llamó la atención de los investigadores autores de este estudio inédito. 

El resultado 

Los investigadores secuenciaron el genoma de Monocercomonoides y comprobaron que este organismo carecía de todas las proteínas mitocondriales. 

Por otro lado, en eucariotas existe una vía mitocondrial que se creía que estaba conservada en todos estos organismos. Esta vía es la encargada de sintetizar grupos de hierro-azufre, colaboradores esenciales de una amplia variedad de proteínas. 

Pero en el Monocercomonoides esta vía parece haber sido sustituida por un sistema de movilización citosólico de sulfuro (SUF). Curiosamente, este tipo de sistemas son característicos de procariotas. Los procariotas, como sabemos, no tienen mitocondrias. Entonces, ¿cómo obtienen la energía? 

En lugar de utilizar el oxígeno para la obtención de energía, tal y como emplean los eucariotas, utilizan sustancias inorgánicas como el azufre y el sulfuro, entre otros. Por ello, estos investigadores aportan la idea que se ha producido una transferencia lateral de genes a partir de estas bacterias. Es decir, “han tomado prestados” una serie de genes bacterianos que realizan la misma función. 

Pero este no es el único obstáculo que Monocercomonoides ha sido capaz de solucionar. Un dato más es que, probablemente, estos organismos utilicen enzimas presentes en su citoplasma para degradar los alimentos, y así obtener la energía necesaria. Un proceso similar al que usan los procariotas (carentes de mitocondrias). Este tipo de actuaciones es lo que les ha permitido subsanar todos aquellos problemas que podrían surgir como consecuencia de la carencia de mitocondrias. 

Teniendo en cuenta todos los datos aportados, en el contexto de la filogenia eucariota, el equipo de Karnkowska sugiere que Monocercomonoides no es un organismo que primitivamente carezca de mitocondrias sino que ha eliminado por completo el compartimento mitocondrial. 

¿Qué supone este descubrimiento? 

Este descubrimiento abre nuevos campos de estudio y nuevas preguntas, así como da a conocer que la vida eucariota es mucho más flexible de lo que se creía hasta a hora. Además, siembra la duda sobre la necesaria confirmación de si la eliminación de las mitocondrias es posterior a su presencia. 

Los investigadores consideran que este es un descubrimiento de importancia fundamental, ya que ahora sabemos que los eucariotas pueden vivir sin ningún vestigio de las mitocondrias. Y, probablemente, existan otros casos similares que se desconocen actualmente. 

No obstante, son conscientes de que es necesario realizar un análisis detallado mediante el empleo de la microscopía electrónica que permita confirmar definitivamente la ausencia de mitocondrias. En caso de confirmarse, la definición de organismo eucariota tendría que ser modificada.

Referencia bibliográfica: 

Karnkowska A y col. A Eukaryote without a Mitochondrial Organelle. Current Biology (2016). DOI: 10.1016/j.cub.2016.03.053.
fuente/Tendencias21

miércoles, 18 de mayo de 2016

El hombre más viejo del mundo 256 años rompe el silencio antes de su muerte y revela sus secretos para el mundo.

Llegar a los 100 años es un gran hito, pero imagina que si alguien viviese hasta los 250 … Parece imposible, ¿verdad?
hombre más viejo
Pero la verdad es que Li Ching Yuen, un maestro taoísta chino, llegó a los 256 años, Ching Yuen vivió mucho tiempo y se ha convertido en una referencia en el mundo de las prácticas espirituales. Los chinos bicentenario, nacidos en 1677 y muertos en 1933 de causas naturales, era un practicante deQigong herbolario.
Aunque parece imposible que un ser humano pueda vivir durante tanto tiempo, hay documentos que demuestran que algunas de las técnicas espirituales practicadas por Li Ching Yuen son reconocidas como válidas para prolongar y mejorar la calidad de vida.
No hay ningún registro de cualquier otra persona que haya alcanzado o superado la edad de Li Ching Yuen en la historia de la humanidad. Las prácticas espirituales tales como el taoísmo son una tradición china que se basa en vivir en armonía con el Tao, es decir, con la forma o la vida.
Ya Chi Kung es un ejercicio cultivo energético. Estas prácticas fomentan la circulación del qi, la energía vital del cuerpo. La longevidad del Maestro Li Ching Yuen se atribuye, entre otras cosas, esas mismas prácticas espirituales. A partir de estos ejercicios y estudios de alquimia y la medicina tradicional china que Li Ching Yuen comenzó a cultivar la mente y el cuerpo.
El maestro practicaba las doctrinas, meditación, y aprendió la filosofía y la medicina aplicada en su día a día. Li Ching Yuen también cambió los hábitos de comer y comenzó a usar las plantas medicinales más a menudo, dormía y se despertaba temprano, no hizo uso de drogas ., no bebía, ni fumaba, dándole más fuerza en el año de su muerte, en 1933, la revista Time publicó un artículo llamado “tortuga ­ Pigeon.
Se le preguntó a Li Ching­Yuen cuál era su secreto para vivir tanto tiempo, dijo:
“Mantener el corazón en calma. Sentarse como una tortuga, caminar vigorosamente como una paloma y dormir como un perro. “
De acuerdo a este artículo, los chinos profesor Wu Chung Chieh, director del Departamento de Educación, Universidad de Chengtu y autor del texto, se encontró un registro de la información de la vida del bicentenario de China.
Wu Chung Chieh afirma haber encontrado una nota del Gobierno Imperial China 1827 que felicitó a Li Ching Yuen la marca de los 150 años de edad. Li Ching Yuen se había casado 23 veces y tenía más de 180 niños.
También en el libro de los secretos antiguos de la juventud por Peter Kelder, hay una referencia al maestro Li Ching Yuen. En el libro, uno de los discípulos del maestro, Da Liu dice que cuando Li Ching Yuen completó 130 años encontraron un ermitaño aún más antiguo que enseñó prácticas de qigong, incluyendo ejercicios de respiración, movimientos con los sonidos y las recomendaciones para los alimentos y las hierbas medicinales .
La práctica constante de todos estos ejercicios sirvió para aumentar su longevidad, así como su comida. Los investigadores de los centenarios humanos no llegaron a la conclusión de que Li Ching Yuen era totalmente vegetariano, pero saben que la carne roja se suprimió de su dieta.
fuete/despiertavivimosenunamentira.com