Mostrando entradas con la etiqueta INCONSCIENTE. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta INCONSCIENTE. Mostrar todas las entradas

viernes, 19 de julio de 2019

¿ Exisxte el Libre Albedrío o Somos Títeres de Procesos Incosncientes?




¿Dios juega a los dados...?

¿Nuestro inconsciente decide qué hacer antes de que lo sepamos...?

Una de las grandes preguntas de la historia de la humanidad es aquella que indaga sobre la libertad o el determinismo de la existencia humana y el universo.

Existen diversas maneras de entender esta cuestión.

Una sugiere que todo el universo está concatenado por la causalidad hasta el punto de que si conociéramos en un momento dado del tiempo las posiciones y velocidades de todas las partículas del universo, podríamos calcular su comportamiento en cualquier otro momento del tiempo.

Esto hizo que Laplace le dijera a Napoleón que no veía a Dios figurar en ninguna parte de su sistema:

"No tengo necesidad de esa hipótesis".

Una vez echado a andar el universo, o en palabras de Stephen Hawking, una vez que hubiera soplado el fuego a las ecuaciones, no era necesaria la participación de Dios.

El universo corría solo, como un perfecto reloj suizo.

De aquí luego la famosa frase de Einstein, "Dios no juega a los dados", el universo es racional y está gobernado por leyes exactas que hacen posible hacer predicciones y que en última instancia determinan nuestros destinos individuales.

Einstein encontró cierto sosiego en la visión determinista del universo y en uno de sus escritos cita a Schopenhauer:

"Un hombre puede hacer lo que quiere pero no puede querer lo que quiere",

...una frase un tanto enigmática que le sirvió a Einstein de consuelo, pues según él, lo hizo relajarse y tomar las cosas con humor, pues a fin de cuentas él no estaba al mando de su vida, había una "voluntad", ciega pero perfectamente inteligente (la 'Naturaleza' misma, el "Dios de Spinoza"), moviendo el cosmos legítimamente.

Schopenhauer, en El mundo como voluntad y representación, escribió:

"ni un hombre puede obrar de otra manera a como lo ha hecho y ninguna verdad es más cierta que esta, que todo cuanto ocurre, sea pequeño o grande, ocurre necesariamente por completo".

El estado de las cosas está determinado por lo que acaba de suceder, dice Schopenhauer, por lo cual todos los sucesos, a fin de cuentas, fueron determinados ya por el primer suceso en la cadena causal.

Pues ese primer estado de las cosas, arbitrariamente estipulado, habría determinado y fijado irrevocablemente en su origen al estado que le sucede a continuación, tanto en el conjunto como en los más mínimos detalles, este segundo haría lo propio con el siguiente y así sucesivamente, por los siglos de los siglos...

Si se quiere mantener un universo completamente causal, sin la posible intervención de una divinidad o una inteligencia trascendente, en cierta forma hay que abandonar la idea de la libertad.

Otra carta para la visión determinista de la realidad es la barajada por los experimentos de Benjamin Libet.

En su famoso estudio de 1983 Libet pidió a varios voluntarios que apretaran un botón en el momento en el que ellos así lo quisieran, mientras miraban un reloj especial que les permitía observar el tiempo con mucha precisión.

Comúnmente las personas pensaban que estaban decidiendo apretar el botón 200 milisegundos antes de que sus manos se movieran.

Sin embargo, los electrodos revelaron que la actividad en el cerebro que controla el movimiento ocurre 350 milisegundos antes de que se tome una decisión, lo cual sugiere que nuestra mente inconsciente es la que lleva el mando y "decide" cuándo apretar el botón.

Algunas personas han visto este experimento como una prueba de que no somos libres, hay una determinación electromagnética en nuestros actos de la cual no somos consciente.

El libre albedrío sería un ilusión post hoc generada por el cerebro.

El mismo Libet, sin embargo, creía en la existencia de una forma de libre albedrío.

"El proceso volitivo inicia en el cerebro inconscientemente" escribe, "pero la función consciente podría aun así controlar el resultado; puede vetar el acto".

Aquí podríamos tener una regresión infinita, pues se podría decir que el veto también es iniciado inconscientemente.

Pero la idea de Liber es más sutil, se trataría de una interacción entre iniciativas determinísticas que surgen en el cerebro y la posibilidad libre de llevarlas a cabo o vetarlas.

El rol de la conciencia libre sería, entonces, no iniciar un acto voluntario, sino controlar si el acto ocurre o no. Podemos entonces ver las iniciativas inconscientes para actos voluntarios como 'burbujeando en el cerebro'.

La conciencia volitiva entonces selecciona cuál de estas iniciativas sigue adelante hacia el acto y cuales veta y aborta, sin que el acto suceda.

Libet notó que esta íntima combinación entre la necesidad y la libertad, sin que se cancelen la una a la otra, embona con el entendimiento de la libertad del teísmo.

El individuo está sujeto a impulsos que surgen sin que pueda controlarlos, por ejemplo, los llamados impulsos de la "carne", pero tiene la facultad de no perseguirlos, una capacidad que desarrolla como parte del cultivo de la moralidad.

Esto mismo coincidiría con la noción de que el mundo fue creado por una divinidad libremente y que el hombre es libre, siendo imagen de la divinidad, pero por otro lado no es completo soberano del mundo, pues justamente su ser le ha sido dado y las leyes del mundo en el que existe han sido fijadas independientemente de su voluntad.

No se trata entonces de una pura libertad incondicional, como querrían algunos de los idealistas alemanes, sino de una libertad que se ejerce dentro de un marco preestablecido.

Un ejemplo útil podría ser el de un juego:

existen ciertas reglas que el jugador debe seguir, algunas que incluso le son imposibles de violar, pero dentro de ese marco tiene la capacidad de realizar ciertos actos libremente.

Otra crítica que se ha hecho a los deterministas que interpretan el experimento de Libet como prueba de que no existe el libre albedrío es muy simple.

Esta conclusión depende de la premisa de que conocemos qué es la conciencia y por lo tanto podemos decir, a la luz del experimento, que nuestras decisiones son inconscientes.

Pero lo cierto es que la ciencia no tiene una definición satisfactoria de la conciencia.

No sabemos que es la conciencia, el llamado problema duro de la ciencia.

Aunque resulte desaforado, no se puede descartar que los mismos aparatos de medición tengan alguna forma de conciencia - según la noción del panpsiquismo - o que se vean afectados por la propia conciencia del experimentado.

"¿Cómo establecer que estos acontecimientos suceden milisegundos antes de su contraparte consciente si no sabemos en qué consiste esa contraparte consciente?

¿Cómo podremos, entonces, traducir en términos de conciencia esos acontecimientos neuronales?", comenta Roberto Calasso en La actualidad innominable.

En otras palabras, el experimento parte de la asunción que la conciencia es un acontecimiento que se traduce en señales eléctricas que pueden medirse y sólo eso. Algo que no ha sido demostrado, ni mucho menos.

Contrariamente a la idea de Einstein, Stephen Hawing dijo que Dios sí juega a los dados...

Hawking apunta que en el caso del principio de incertidumbre al menos aún era posible predecir una combinación de posición y velocidad (un cálculo de probabilidad).

Pero con lo que se ha descubierto en torno a la física de los agujeros negros, hasta esto desaparece.

Una teoría sugiere que la información de una partícula que cae a un agujero negro puede perderse - y por lo tanto no podríamos calcular la posición o la velocidad de otra partícula con la cual está entrelazada - lo cual da al traste con la noción de un universo predecible y determinista.

Según Hawking:

"Einstein estaba doblemente equivocado... No sólo Dios juega a los dados, sino que a veces nos confunde tirándolos donde no los podemos ver".

En su defensa, hay que decir que Einstein era consciente de estos problemas y creía que la aparente aleatoriedad del universo era sólo un comportamiento estadístico no fundamental a las leyes del universo y que habría de ser explicado en un futuro con una teoría de variables ocultas.

(El físico David Bohm postuló una interesante alternativa que, sin embargo, no ha sido aceptada por la comunidad científica).

Una famosa interpretación de la mecánica quántica sugiere que lo que realmente existen no son partículas con una posición y velocidad determinada sino ondas de probabilidad de las cuales surge aleatoriamente - o por un proceso 'misterioso' - la realidad que experimentamos.

Hasta que no se hace una observación, todos los estados están en superposición. Aún más radical, la "teoría del multiverso" sugiere que con cada decisión o medición se crea un universo paralelo.

Una interesante solución a este problema es postulada por el Vedanta.

El mundo es regido por el karma, equivalente a la causalidad, con el añadido de la intención mental.

Cada suceso que vivimos es resultado de nuestros actos previos, a los cuales estamos sujetos desde un tiempo inmemorial.

Pero el mundo en sí mismo es una ilusión. El individuo no es quien cree que es. Vive envuelto en la maya, la ilusión de que es un alma individual en un cuerpo.

En realidad no es el karma o la causalidad lo que lo ata, sino su ignorancia. Una vez que despierta al conocimiento de su naturaleza verdadera, el sueño de la causalidad se deshace.

Este despertar es cifrado en el reconocimiento de la frase de las Upanishad:

Tat tvam asi - tú eres eso.

Es decir, el ser que piensa que existe en un cuerpo, en realidad es todo, nada existe fuera de él.

El mundo es un sueño.

Desde la perspectiva del alma individual es un sueño determinista, del cual no tiene control.

Desde la perspectiva del Atman, el mundo es su propio sueño, y en el momento en el que reconoce esto despierta.

En una segunda parte de este artículo, que debe quedar inconcluso justamente por la complejidad de la cuestión, consideraremos la noción hindú del tiempo como una "tirada de dados"...


fuente/Pijamasurf

lunes, 14 de mayo de 2018

Humanos de Repulsión Energética. Qué pasa cuando te tocan?

Ferran Prat de Sabiens realiza un debate con especialistas y terapeutas para dar más luz a preguntas como: ¿Por qué mayoritariamente han gente que ni te da la mano al saludarte?. O, porque personas altamente sensibles no se dejan hacer un masaje? .
Que pasa con los problemas personales; se contagian con el tacto de la mano?.

Buscamos respuestas con y por orden de participación: Iván Sánchez, Cristòfor; Omar el Bachiri, Xabel; Wako i Marisa González.

Y tu que opinas?. Hay gente que emite mala energía? y por el contrario hay gente que emite energía positiva?

NOTA IMPORTANTE: Me acaban de comentar que detrás del psicólogo Omar el Bachiri hay una extraña forma no humana. Y lo hemos comprobado y realmente hay algo anómalo que en el primer momento ninguno se percató.

jueves, 22 de junio de 2017

6 Formas en que tu Inconsciente está diciendote que estás en el camoni adecuado.

Resultado de imagen de subconsciente

CONFORME LAS EXPERIENCIAS NOS PROVOCAN SALIR DE NUESTRA ZONA DE CONFORT, DESARROLLAMOS HERRAMIENTAS QUE FACILITAN EL PROGRESO HACIA UN MAYOR BIENESTAR GENERAL

De acuerdo con la teoría del self de George H. Mead, un individuo es capaz de autopercibirse –de tener una concepción de sí mismo y reflexionar sobre sí mismo– al estar inmerso en un contexto cultural y social. Es decir, se crea una autoimagen –y un autoconcepto– a partir de la comparación entre la identificación, la observación o interpretación de las acciones de los demás y la evaluación de la situación personal en diferentes momentos de un acto. Por lo tanto, esta mismidad –selfhood– permite la objetivización, la capacidad de verse a sí mismo desde los diferentes puntos de vista de los miembros de un grupo al que se pertenece –como la familia, amigos, trabajo, escuela, etc. Sin embargo, ¿qué pasa cuando el contexto social promueve ideas falsas sobre lo que es el bienestar?

Se llama distorsión del self a cuando la autopercepción y el autoconcepto son diferentes a la verdadera esencia de un individuo, cuando las exigencias morales o de moda de una sociedad denigran las necesidades básicas de una persona. Un ejemplo de ello es el impacto negativo de las redes sociales sobre nuestra salud emocional, al compararnos constantemente con las comidas, viajes o relaciones amorosas perfectamente decoradas en diversas plataformas como Instagram y Facebook. No es novedad que los científicos hayan registrado altos niveles de depresión y autoimagen distorsionada en gente que pasa gran parte de su día en estas redes sociales.

Afortunadamente el self, a diferencia del cuerpo físico, es cambiante desde la raíz, es decir, nuestro autoconcepto puede restablecerse mediante los cambios, la evolución y la trascendencia. Conforme las experiencias nos provocan salir de nuestra zona de confort, desarrollamos herramientas que facilitan el progreso hacia un mayor bienestar general –rechazando incluso premisas socialmente aceptadas. Los síntomas de fortalecimiento del self y que indican que estamos en el camino correcto son los siguientes:

– Desear la soledad

Evitar el contacto social ayuda a recuperarse de las exigencias culturales que pueden estar distorsionando al self, y permiten analizar sus veracidades frente a las necesidades propias. Además, brinda una sensación de respiro para priorizar objetivos personales y desarrollar planes para alcanzarlos.

– Tener sueños vívidos

Al cambiar en el consciente nuestras premisas y patrones, esto se extiende hacia el mundo del inconsciente, y por lo tanto al de los sueños. La constancia de los sueños vívidos, buenos y malos, es un reflejo del trabajo interno que está en proceso de evolución para un cambio significativo.

– Vivir oleadas de emociones

Ante los cambios, las emociones negativas se vuelven cada vez más recurrentes y fuertes; sin embargo, no es recomendable suprimirlas, evitarlas ni evadirlas, pues sólo aumentaría el sufrimiento por rechazo al dolor. La mejor manera de superar las oleadas de labilidad emocional es empezar a sentirlas realmente: sentir las emociones tanto negativas como positivas.

– Confiar en los instintos

Hay ocasiones en que las cosas no salen como nos hubieran gustado, y si bien no somos capaces de controlar los factores externos (como las críticas poco fundamentadas de otras personas), podemos regular nuestras emociones, pensamientos y reacciones al respecto. Es más fácil escuchar los instintos propios acerca de lo que es más saludable, sin tener miedo de las opiniones de otras personas.

Te compartimos aquí los consejos de un psicópata para superar el rechazo social.

Distanciarse de las situaciones y personas tóxicas

Amigos cercanos, familiares o compañeros de trabajo, muchas situaciones nos llevan a personas consideradas como “vampiros energéticos”. Al entablar un límite entre sus conductas y las reacciones de uno es más fácil separarse de la negatividad.

– Dudar de los pensamientos y creencias autodenigrantes

Te das cuenta de que lo que pudieron decirte que eras son profecías autocumplidas, por lo que comienzas a observar, analizar y valorar lo que realmente eres sin la intervención de las creencias de personajes externos. Las opiniones negativas de otros dejan de lastimarte, y en consecuencia surge una mayor confianza en ti mismo.

Vivir con la sensación de estar perdido

En muchas ocasiones, la sensación de estar perdido se debe a que el lugar por el que nos movemos es desconocido, de modo que basta con generar nuevos patrones –más saludables– para reducir los síntomas de ansiedad, depresión y angustia. La sensación es normal: confía en que estás perdido en el camino correcto.

fuente del texto/Pijamasurf

miércoles, 12 de octubre de 2016

Un plan secreto : Desvelar la Matrix.

Emitido por el Programa de radio Sabiens. Dirigido y presentado por Ferran Prat en el cual se entrevista al analista neo-informático Xavi Cerro. Esperamos que sea de vuestro interés y aportéis vuestra opinión sobre los temas tratados.

Un plan secreto : Desvelar la Matrix

miércoles, 15 de junio de 2016

La Ceremonia Illuminati del Túnel de San Gotardo.

tun_sat

El Túnel de San Gotardo es actualmente el más largo del mundo, su ceremonia de inauguración no ha estado exenta de polémica debido a la gran cantidad de simbolismo illuminati que hemos podido encontrar en su show de apertura, toda una suerte de elementos de los que hablamos en el siguiente audio, asimismo, también hablamos en la segunda parte de las extrañas muertes de algunos equipos de astronautas que parecen demasiado sospechosas como para considerarlas casuales.

El audio corresponde a la emisión de la Cadena Pirenaica (Radio Valira de Andorra) del programa Sabiens dirigido por Ferran Prat y en el que intervienen Jose Luis Camacho de Mundo Desconocido y Artur Homs.

Esperamos que os guste.






fuente/Mundo Desconocido.es

lunes, 27 de abril de 2015

¿El tiempo se está acelerando? Un fenómeno que no debe ser ignorado


¿El tiempo se está acelerando? Un fenómeno que no debe ser ignorado


Cada vez más personas aseguran que el tiempo se está acelerando. Constantemente escuchamos a la gente diciendo cosas como “parece que no tengo suficiente tiempo para hacerlo todo” o “que ha pasado con el tiempo”. Está claro que el tiempo está avanzando más rápido que nunca y hay una razón científica por demostrar que el tiempo se está acelerando. También hay una serie de razones por las que está cambiando tan rápidamente y se relacionan con la aceleración del tiempo. Los seres humanos son cada vez más conscientes y las personas están siendo atraídas en masa por la espiritualidad y el desarrollo personal. ¿Pero por qué está pasando esto?

Evidencias de la aceleración del tiempo

Algunos expertos sugieren que el tiempo se está acelerando debido a un cambio en la conciencia que coincide con las protestas masivas y acontecimientos mundiales. Solo hay que ver como los medios de comunicación de todo el mundo informan sobre conspiraciones a gran escala y el descontento generalizado de la población. ¿Pero es este el motivo principal de la misteriosa aceleración del tiempo?

Este tipo de noticias indicarían más que bien que este fenómeno se debe a que la humanidad está entrando en una cuarta dimensión. Y la realidad es que el tiempo no se está acelerando, es nuestra conciencia que crea la ilusión del tiempo acelerado. El escritor estadounidense, Dannion Brinkley cree que el tiempo no se está acelerando, son las personas que están cambiando en tiempos cambiantes. En 1975 Dannion tuvo una experiencia cercana a la muerte, cuando fue alcanzado por un rayo. Como resultado, el escritor descubrió un multinivel de consciencia más allá de nuestra realidad.

“Hay un evento cósmico que está causando que 24 horas no sea suficiente tiempo para nosotros”, dijo Dannion Brinkley. “Sabemos más, somos más conscientes, y tenemos más sentimientos. Te das más cuenta de las cosas, así que el tiempo no está cambiando, somos todos nosotros. A causa de un flujo cósmico de la energía que se mueve a través de este universo que puede ser medido científicamente porque nos sentamos en el extremo de un círculo de 26.000 años llamado la procesión de los equinoccios. Nuestra pequeña galaxia, con 1.1 billones de planetas y estrellas llamada la Vía Láctea, ahora ha tardado 26.000 años en dar la vuelta a lo que llamamos los signos del zodiaco, pero a través de cada una de las 12 constelaciones que ahora sabemos que son nuestra parte particular del universo. Estamos en los últimos 7 años de un ciclo de 26.000 años y no hay nada que podamos hacer al respecto.”
2012 y la aceleración del tiempo

Y el 21 de diciembre de 2012 ocurrió un cambio muy importante para la humanidad. A parte de acelerar mucho más el tiempo, también hubo un cambio de consciencia. Esto fue debido a que en esta controvertida fecha la Tierra se movió plenamente en el cinturón de fotones y el solsticio se encontraba en alineación con el ecuador galáctico, lo que dio como resultado que algunas personas que estaban preparadas, consciente o inconscientemente, pasaron a la siguiente etapa de la vida, un estado de multidimensionalidad centrada en el ser. Esta fecha fue profetizada por muchos psíquicos, un nuevo movimiento que nos sometería a un nuevo nivel de conciencia.

El tiempo se está acelerando

Los indios Hopi y los Mayas creían que el 2012 se convertiría en un momento de transición de la nueva época en el mundo. Pero también cabe señalar que otros muchos profetas aseguraron que el 21 de diciembre de 2012 se convertiría en el principio del fin de los tempos tal cual lo conocemos. Y de cierta manera parece que así está siendo, catástrofes naturales sin precedentes, el ser humano parece haber perdido todo tipo de valores, y un tiempo que parece haberse reducido drásticamente. ¿Podría ser esto las señales del apocalipsis?

El tiempo, una ilusión

El tiempo es sin duda uno de los grandes misterios de la humanidad. ¿Alguna vez has sentido como el tiempo avanza rápidamente cuando haces algo que te gusta? ¿Y cuando haces algo que no te gusta el tiempo pasa lentamente? La respuesta podría estar en las teorías del conocido teórico de la conspiración David Icke, quien asegura que el tiempo es una mera ilusión.

Según Icke, no existe el tiempo, sólo hay un infinito ahora. Esto es porque nuestro cerebro ha sido manipulado para proyectar esta información llamada tiempo. Así que el tiempo tal como lo percibimos es la forma en que desciframos esta información manipulada. Esta es la razón principal para decir que el tiempo es relativo, si son cosas positivas entonces el tiempo pasa rápidamente, si es algo negativo para nosotros entonces el tiempo pasa lentamente. Cuando estás en una situación que no quieres estar entonces nuestro sistema de decodificación construye una secuencia previamente manipulada para que el tiempo se mueva más lentamente.

Icke también cree que el tiempo es una manera para esclavizarnos en una percepción prisión. Los momentos que recordamos son nuestra percepción del pasado; los momentos que estamos viendo son nuestra percepción del presente; y los momentos que todavía tenemos que vivir son nuestra percepción del futuro, sin embargo, todos estos momentos existen al mismo tiempo.


Tiempo se está acelerando fenómeno
Un fenómeno demostrado científicamente

Los científicos descubrieron hace muchos años que la Tierra emite un pulso. Este pulso o frecuencia fue comparado con los latidos del corazón, manteniéndose estable en aproximadamente 7.8 ciclos por segundo durante miles de años. Sin embargo, en 1980 los latidos del corazón de la Tierra comenzaron a acelerar. En la actualidad, se encuentra a 12 ciclos por segundo, pero lo más increíble es que algunos científicos creen que la Tierra realmente dejará de girar cuando este pulso alcance los 13 ciclos por segundo. Cuando la tierra deje de girar sobre su eje se cree que se mantendrá unos 3 días y luego comenzar a girar en la otra dirección.

Esto hace que sintamos como si el tiempo se estuviera acelerando, un período de 24 horas ahora se ha convertido en tan sólo 16 horas. Nuestros relojes todavía se mueven en segundos, minutos y horas, y aún marcan un día completo en 24 horas, pero debido al aumento de la frecuencia de la Tierra, solo se perciben apenas 16 horas.

Las investigaciones sobre este fenómeno son claras, el ser humano está avanzando hacia la cuarta dimensión, un lugar donde nuestros pensamientos se manifestarán casi al instante. Es por eso que tantas personas, en algunos casos sin saber por qué, se están volviendo más conscientes y espirituales, lejos del materialismo y la codicia. Estamos sintiendo la necesidad de no sólo hacer lo correcto para nuestro propio cuerpo y mente, además estamos más dispuestos a ayudar a otros.

¿El tiempo es sólo una ilusión? ¿O hemos entrado en la cuarta dimensión? Como Einstein dijo una vez:

“Todo es energía y eso es todo lo que hay. Coincide con la frecuencia de la realidad que quieres y no puedes dejar de tener esa realidad. No puede ser de otra manera. Esto no es filosofía. Esta es la física.”

fuente/periodismo-alternativo.com/

viernes, 24 de abril de 2015

La relación entre el inconsciente y el origen de la enfermedad.

Nuestra vida es el resultado de la suma de todas las creencias y programaciones grabadas en nuestra mente inconsciente.
Podemos hacer multitud de acciones sin tener que pensar conscientemente en ellas mientras que las hacemos. Caminar, respirar, sudar, parpadear e incluso podemos llegar a conducir un coche durante un rato sin ser conscientes de ello. ¿Por qué? Porque lo tenemos programado en nuestro inconsciente, ya sea por herencia, por repetición e incluso por otros factores.
La ventaja de esto es que no tenemos que estar constantemente pensando en todo lo que tiene que hacer nuestro cuerpo. Pero el gran inconveniente es que a veces, por una interpretación incorrecta por parte de nuestro inconsciente, se crean programaciones que degeneran en problemas y enfermedades.
consciente5
Esto se debe en gran parte a que nuestro inconsciente no distingue entre lo que es real y lo que es imaginario. Si nos imaginamos ahora mismo exprimiendo medio limón dentro de la boca, notaremos inmediatamente como empezamos a segregar saliva, ¿verdad que sí?
Esto ocurre debido a que todas las imágenes que ve nuestro inconsciente en realidad proceden de impulsos nerviosos, ya tengan un origen real o imaginario. Las imágenes que captan nuestros ojos se transforman en impulsos nerviosos que viajan a través del nervio óptico hasta la zona correspondiente del cerebro donde se recrea la imagen. Lo mismo ocurre con nuestros pensamientos, se recrean en la zona correspondiente del cerebro para que podamos verlos.
Así pues, nuestro inconsciente, se cree como verdaderos nuestros “montajes” imaginarios. Recordemos el limón y la saliva. Pero esto va más allá de las imágenes. Ocurre lo mismo con las palabras que utilizamos y con las situaciones que vivimos.
Si nos fijamos en dos personas distintas haciendo un mismo trabajo, y a una de ellas le encanta hacerlo y a la otra le disgusta, nos daremos cuenta de que a  la primera a penas le ha desgastado y a la segunda le ha supuesto un desgaste considerable. Desde el punto de vista biológico, esto resulta totalmente ilógico. Pero aquí es cuando entra en juego la interpretación del inconsciente sobre la situación de cada persona.
Si la primera, aunque no lo llegue a pensar, lo asocia con una situación que le recarga las pilas, entonces su inconsciente se encargará de poner en marcha todos los mecanismos biológicos para poder estar al 100%. Pero la segunda, aunque tampoco llegue a pensarlo, si lo asocia con algo muy pesado, entonces su inconsciente, para evitar que cargue tanto tiempo con un “peso” que interpreta como real, reacciona de la manera más apropiada para que no disponga de los recursos necesarios para tener que “cargar” con tanto peso durante mucho tiempo y resulte lastimado con el supuesto sobre esfuerzo.
Hay un método de terapia que se llama Biodescodificación que trabaja para deshacer la confusión que se crea en nuestra mente entre lo que es biológico y lo que es emocional.
Nuestro inconsciente, entre otras cosas, tiene la misión de protegernos y proporcionarnos todo aquello que necesitamos. La manera que tiene de hacerlo es regulando todas nuestras funciones biológicas para que siempre tengamos de todo: oxígeno (respiración automática), alimento (hambre), refrigeración (sudor), etc.
consciente
El problema surge cuando no expresamos nuestras emociones sobre lo que nos ocurre, entonces el inconsciente lo interpreta como algo de carácter biológico. Si yo digo o pienso que mi trabajo es muy pesado, aunque sea un trabajo que no requiera de esfuerzo físico, entonces nuestro inconsciente puede interpretar que lo estamos cargando literalmente y provocarnos  dolor  de  espalda para  que  dejemos de cargar con él  y  poder descansar.



El dolor en si no es real, ya que por ejemplo hay gente que le han amputado un pie y a veces aún le duele aunque ya no lo tenga. Por lo tanto el dolor tan solo es un mecanismo de protección que sirve para avisar de que algo anda mal.
En lugar de vivir la vida emocionalmente, solemos vivirla biológicamente. “Me duele su actitud, me cuesta digerir esta situación, mi marido me asfixia, lo que ha hecho me ha destrozado, me hace daño a la vista ver estas cosas, etc”. En todas estas frases de como interpretamos la vida, se usan verbos con un significado biológico en lugar de usar los que realmente corresponderían, es decir, con un significado emocional, por lo tanto nuestro inconsciente lo malinterpreta como algo biológico y provoca las consecuentes reacciones biológicas: dolor, acidez para poder digerir mejor, tumores en los pulmones para poder aumentar la superficie respiratoria y poder respirar mejor, problemas de visión para evitar ver aquello que no queremos ver, etc.
Las enfermedades suelen manifestar soluciones biológicas y que en realidad no tienen un origen biológico, sino emocional, y que incluso algunas concluyen con la muerte, porque aunque se  produzca un tumor en donde sea para aumentar la capacidad biológica de ese órgano, jamás llegará a satisfacerla porque en realidad no existe esa necesidad biológica, ya que es una situación emocional no expresada e interpretada erróneamente por lo tanto como biológica.
Así pues, lo que hace la biodescodificación, bajo mi punto de vista,  es buscar esas emociones no expresadas para poder trabajarlas y poder deshacer la confusión que existe  en  nuestro  inconsciente  sobre  la  situación  relacionada  con las enfermedades. Al expresar la emoción reprimida, el inconsciente se da cuenta de que no era una cuestión biológica y entonces deshace todas las modificaciones biológicas que había producido por error.
fuente/labioguia.com