Mostrando entradas con la etiqueta JESÚS el CRISTO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta JESÚS el CRISTO. Mostrar todas las entradas

martes, 21 de agosto de 2018

Jesús de Nazaret. El Misterio Desvelado.

Congreso Sabiens Nº10 2018 CONTACT (Principado de Andorra 13 y 14 de octubre Hotel Roc Blanc).

Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Esta y otras enseñanzas fueron reveladas y aún resuenan en tu ADN.

Ferran Prat de Sabiens entrevista al Ingeniero Químico y Investigador teosófico para saber más de secretos no revelados de la enseñanzas y vida de Jesús de Nazaret y sus dos iglesias . Una visible y otra invisible.

Si quieres saber más escuchate pues ya saber lo que tienes que hacer. Como siempre que cada uno saque sus propias conclusiones.


viernes, 8 de junio de 2018

Helena Blavatsky, Jesús de Nazaret y el N°5

Ferran Prat de Sabiens entrevista al Ingeniero Químico y experto en Teosofía Daniel Gambús para conocer su gran descubrimiento sobre los Mesías de la Historia y su relación con el número 5, el pentagrama y sus Venidas a la Tierra.

Y.. ¿es que acaso ya está entre nosotros el próximo Mesias?



fuente/Sabiens

jueves, 29 de marzo de 2018

JESUCRISTO era un Hombre de 1.80 metros y de Gran Belleza.

En sincronía con la Semana Santa, Giulio Fanti, profesor de la Universidad de Padua, ha develado una estatua de mármol en tamaño real de Jesús, basada en características reconstruidas a partir del sudario de Turín.

Según el portal católico Aleteia se trata de una "imagen en 3D" o una "copia de carbón" de Jesús, en la cual se han seguido las medidas que se infieren del santo sudario. De manera sumamente controversial y altamente cuestionada por la ciencia, se cree que en ese manto fue envuelto Jesús durante la crucifixión y que guarda impresa una imagen del salvador cristiano. Así sería Jesús:


El artista que reconstruyó la figura de Jesucristo bajo la tutela de Fanti, tomó en cuenta las 370 heridas que habrían sido reveladas por el estudio de dicho manto; conforme a la imagen impresa se determinó una estatura de 1.80m para Jesús, algo que lo haría bastante alto para su tiempo.

Fanti no es parco en sus elogios de Jesús, quien, según sus estudios del manto, debió de ser "un hombre de extraordinaria belleza, alto y fuerte... con una expresión regia y majestuosa". Algunos de los primeros autores cristianos parecen contradecir esta imagen exaltada de Fani, ya que según relatos tempranos Jesús habría tenido una constitución promedio y no fue conspicuamente favorecido por una belleza superlativa.





vía/Pijamasurf

jueves, 24 de agosto de 2017

Cristo, el último Dios Solar.

154bac303ad554ed4a10bd8e5f7763ec
El nacimiento de Jesucristo ha sido por milenios sujeto de debate y discusión, apenas centurias atrás era innegable que hace cerca de dos mil años nació un niño al que pusieron Jesús en la ciudad de Belén, incluso en mi infancia no se nos permitía cuestionar aquello, la primera verdad que nos enseñaban era ésa, el nacimiento de Jesús un 25 de diciembre, no lugar a cuestionamientos.
Es ahora, en esta era de la investigación donde se ha puesto en tela de duda no solo el nacimiento de un niño llamado Jesús un 25 de Diciembre, sino, incluso la existencia de alguien llamado Jesús que cumpla con todas las características del mito judeocristiano. Llegamos de aceptar algo como una verdad absoluta a dudar por completo de su existencia.
A partir de la duda naciente por este personaje muchas teorías se han vertido, muchas, demasiadas, pero las que más aceptación ha tenido en los últimos años es la teoría del “Jesús Solar”; esta teoría clama que la vida de Jesús de Nazareth no es más que una alegoría astronómica presente en todas las culturas de la humanidad y existente hace milenios. La teoría nos habla del ‘Sol Invictus’
Sol Invictus fue un título religioso dado a tres divinidades solares en la era del Imperio Romano: Mithra (Persia), Sol [Helios], El-Gabal (Siria), en el intento de varios emperadores por darle al Imperio un solo dios al que pudieran adorar todas las culturas y civilizaciones conquistadas. Lo más lógico, por supuesto, era darle el título de único y verdadero dios a un dios solar, al estilo de los Egipcios. Las celebraciones de este Sol Invictus tomaban forma en El Festival del Nacimiento del Sol Inconquistado (Dies Natalis Solis Invicti) que se celebraba cuando la luz del día aumentaba después del solsticio de invierno, en alusión al “renacimiento” del sol. Este Festival corría desde el 22 al 25 de diciembre. (wiki)
Junto al Sol Invictus se celebraban Las Saturnalias, fiestas en honor al dios Saturno (Cronos) se celebraban del 17 al 23 de diciembre, en honor al fin del período más oscuro del año y el nacimiento del nuevo período de luz (Sol Invictus), el 25 de diciembre, coincidiendo con la entrada del Sol en el signo de Capricornio (solsticio de invierno). Estas Saturnalias eran la gran celebración del año, no se celebraba simplemente el fin de las cosechas también se celebraba la igualdad; durante estas fiestas, se suspendía el poder de los amos sobre sus esclavos, y éstos tenían derecho a hablar y actuar con total libertad. No se respiraba más que placer y alegría: los tribunales y las escuelas cerraban, no estaba permitida la guerra ni la ejecución de criminales, ni ejercer otro arte más que el de la cocina, se intercambiaban regalos y se daban suntuosas comidas. Además, todos los habitantes de la ciudad dejaban de trabajar: ¿Les suena familiar algunas de éstas?, como podrán adivinar el Festival del Sol Invictus y las Saturnalias más tarde se conocerían como Navidad.
‘Pero, pero, las escrituras claramente dicen que Jesús nació un 25 de diciembre en la ciudad de Belén’ Falso, querido, amigo, como ya es de conocimiento público La Biblia jamás menciona hechos concretos sobre Jesús, y mucho peor la fecha exacta de su nacimiento. Se adoptó el 25 de Diciembre como la fecha de su nacimiento 300 años después de su muerte, cuando el emperador Constantino permitió el cristianismo en el Imperio romano, después de haber sido perseguido por el Imperio desde tiempos de Nerón. Y se adoptó aquella fecha porque se trataba de una fecha pagana popular, y si se deseaba hacer popular al cristianismo debía iniciarse por reemplazar los festivales más populares, y qué mejor que poner el nacimiento de Jesús en la misma fecha que el nacimiento del Sol Invictus, fue una movida maestra.
Paulatinamente fueron reemplazando las fechas de celebraciones “paganas” con cristianas hasta eclipsarlas completamente en el Siglo V después de Cristo.
Ahora bien, siguiendo la lógica astronómica y astrológica de la celebración del Sol Invictus, qué pasaría si adecuamos toda la vida de Jesús a diferentes eventos astronómicos que cada cultura consideraba relevante. He aquí la vida de Jesús como una alegoría astrológica.
Antes un pequeño paréntesis sobre el origen de las constelaciones y el zodiaco. El origen de nuestro zodiaco occidental se remonta a la antigua Sumeria. Este pueblo dividió al cielo en 12 segmentos (12 número del cosmos, del orden: 4 elementos, 3 modalidades, 6 polaridades)  basados en el número de ciclos lunares relevantes en el año, marcados por los solsticios y equinoccios, es decir, nuestro zodiaco -llamado zodiaco tropical- corresponde a las estaciones y no al espacio sideral (por eso nuestro zodiaco jamás podría tener un décimo tercer signo como Ofiuco, pero ésa es otra historia).
Esta correlación entre nuestro zodiaco y las estaciones vemos que el Sol entra en Aries cuando el sol cruza el ecuador celestial en marzo; es decir, en el equinoccio de primavera.
El sol entra en Cáncer el momento que el sol alcanza el trópico de Cáncer en Julio; es decir, en el solsticio de verano.
El sol entra en Libra el momento en que el sol cruza el ecuador celestial en Septiembre; equinoccio de otoño.
El sol entra en Capricornio cuando el sol alcanza el Trópico de Capricornio en Diciembre; solsticio de Invierno
Aclarar también que los nombres de nuestras doce constelaciones tienen relación directa con la acción o elemento relevante de cada temporada, es así como cada cultura ha identificado sus constelaciones con nombres diferentes de acuerdo a las necesidades o acción clave que cada estación representaba. Tomemos por ejemplo a la constelación de Acuario, no se parece en nada al buen Ganímedes y su vasija de agua, pero la imaginación es grande, y el factor principal de bautizar a aquella constelación con ‘el aguador’ se debe a que cada año, cuando esas estrellas que conforman esta constelación están justo por encima del horizonte, siempre llueve. Por lo tanto la población comenzó a identificar ese sistema de estrellas con la lluvia, y eventualmente las personificaron esas como un individuo que vierte una jarra de agua sobre la tierra.
Ya que estamos en éstas pues pongamos en claro de una vez el significado estacionario que le dieron los habitantes del hemisferio norte a nuestro zodiaco, el origen de las 12 constelaciones;
  • Aries es representado como el Ram / Cordero porque marzo / abril es la época del año en que nacen los corderos.
  • Tauro es el Toro porque abril / mayo es el tiempo para arar y cultivar.
  • Géminis son los gemelos, llamados por Castor y Pollux, las estrellas gemelas en su constelación, así como porque mayo / junio es el momento del “aumento” o “duplicación” del sol, cuando alcanza su mayor fuerza.
  • Después de que el sol alcanza su fuerza en el solsticio de verano y comienza a disminuir en Cáncer (junio / julio), las estrellas eran comparadas al Cangrejo ya que “retroceden”.
  • Leo es el León porque, durante el calor de julio / agosto, los leones en Egipto salían del desierto caluroso.
  • Virgo, originalmente la Gran Madre Tierra, es la “Virgen que sostiene una vaina de trigo”, simboliza agosto / septiembre, el tiempo de la cosecha.
  • Libra (septiembre / octubre) es el equilibrio, refleja el equinoccio de otoño, cuando los días y la noche son iguales en duración.
  • Escorpio es el Escorpión porque en las zonas desérticas las feroces tormentas de octubre / noviembre se las llamaba “escorpiones” y porque estas tormentas parecían producidas por el aleteo incesante de aves gigantes, de ahí que el signo de Escorpio también sea simbolizado por el Águila y el Fénix. Es en esta época el sol empieza a menguar.
  • Sagitario es el “arquero vengativo” que hiere lateralmente y debilita el sol durante su acercamiento en noviembre / diciembre hacia el solsticio de invierno.
  • En Capricornio, el sol debilitado se encuentra con la cabra que embiste y arrastra a nuestro sol en diciembre / enero permaneciendo por debajo de su cenit.
  • Acuario, como ya se explicó es el Aguador porque enero / febrero es la época de las lluvias de invierno.
  • Piscis es representado por los Peces porque Febrero / Marzo es el momento en que se rompe el hielo de los lagos y ríos, e inicia la época precisa para la pesca.
Dispensen por favor este largo paréntesis pero valía la pena aclarar ciertos puntos además que aproveché para discurrir este tema de las constelaciones que tanto deseaba compartir.
Ahora pasemos a revisar algunas de las características que Jesús comparte con el resto de ‘dioses solares’ o simplemente con El Sol y todos sus avatars que el hombre se ha encargado de popularizar;
  • El sol “muere” durante tres días en el solsticio de invierno, para nacer de nuevo o resucitar el 25 de diciembre.
  • El sol de Dios es “nacido de una virgen”, se refiere a la luna nueva o “virgen”, la constelación de Virgo.
  • El “nacimiento” del sol es asistido por la “estrella brillante”, ya sea Sirius / Sothis o el planeta Venus, y por los “Tres Reyes”, que representan las tres estrellas en el cinturón de Orión.
  • El sol en su cenit, o al mediodía, está en la casa o templo celestial del “Altísimo”; Así, “él” comienza “la obra de su Padre” a la edad de doce años. Maxwell relata: “En ese momento, a lo largo de la historia, todo Egipto ofrecía oraciones al Dios Altísimo, el dios por sobre todos los dioses.
  • El sol entra en cada signo del zodíaco a 30° (30 años de Jesús)… el Sol de los cielos visibles se ha movido hacia el norte a 30 ° y se encuentra en la puerta de Acuario, el Portador de Agua o Juan el Bautista del planisferio místico.
  • El sol es el “carpintero” que construye sus “casas” diarias o 12 divisiones de dos horas.
  • Los “seguidores” del sol o “discípulos” son los 12 signos del zodíaco, a través de los cuales el sol debe pasar.
  • *El sol es “ungido” cuando sus rayos se sumergen en el mar.
    El sol “cambia el agua en vino” creando lluvia, madurando la uva en la vid y fermentando el jugo de uva.
  • El sol “camina sobre el agua”, refiriéndose a su reflejo.
    El sol “calma el mar” mientras él descansa en el “bote del cielo”. (Mt. 8: 237)
  • Cuando el sol es anual y mensualmente renacido, trae vida a la “momia solar”, su yo anterior, levantándola de entre los muertos.
  • El sol triunfalmente “monta un asno y su potro” en la “Ciudad de la Paz” cuando entra en el signo de Cáncer, que contiene dos estrellas llamadas “asnos pequeños”, y alcanza su plenitud.
  • El sol es el “León” cuando en Leo, la época más calurosa del año, se llama el “trono del Señor”.
  • El sol es “traicionado” por la constelación del Escorpión, la época del año en que el sol pierde su fuerza.
  • El sol es “crucificado” entre los dos ladrones de Sagitario y Capricornio.
  • El sol está colgado en una cruz, que representa su paso a través de los equinoccios, el equinoccio de primavera es la Pascua.
  • El sol se oscurece cuando “muere”: “El dios solar como el sol de la tarde o del otoño fue el sol agonizante, moribundo, o el sol muerto enterrado en el mundo inferior”.
  • El sol hace un paso dudoso en el solsticio de invierno, sin saber si volver a la vida o “resucitar”.
  • El sol está con nosotros “siempre, hasta el fin del mundo” (Mt. 28:20), refiriéndose a las edades de la precesión de los equinoccios.
  • El sol es la “Luz del Mundo”, y “viene sobre las nubes, y todo ojo lo verá”.
  • El sol que se levanta por la mañana, es el “Salvador de la humanidad”.
  • El sol lleva una corona, “corona de espinas” o halo.
  • El Sol fue llamado “Hijo del Cielo (Dios)”, “El que todo lo ve”, “Consolador”, “Sanador”, “Salvador”, “Creador”, “Preservador”, “Gobernador del Mundo” “Dador de Vida Diaria”.
  • El sol es la Palabra o Logos de Dios.
  • El sol que todo lo ve, u “ojo de Dios” era considerado el juez de los vivos y muertos, aquel que regresará a la Tierra “sobre un caballo blanco”.
Muchas de estas características ya han sido mencionadas en documentales, libros y demás, y podríamos ir por toda la vida “conocida” de Jesucristo y darle un significado astronómico.
Veamos más adelante cómo el mito solar fue trasladado al mito cristiano- Para ello, también estaremos siguiendo los movimientos anuales del sol a través del zodíaco;
  • Según la leyenda, Jesús nació en un establo entre un caballo y una cabra, símbolos de Sagitario y Capricornio.
  • Fue bautizado en Acuario (Juan Bautista), el Portador de Agua.
  • Él eligió a sus primeros discípulos, pescadores, en Piscis, el signo de los peces.
  • Se convirtió en el Buen Pastor y el Cordero en Aries, el Ram.
    Jesús contó las parábolas de la siembra y labranza de los campos en Tauro, el Toro.
  • En Cáncer, “el mar celestial de Galilea”, calmó la tormenta y las aguas, habló de retrocesores (el Cangrejo), y montó el asno y el potro en triunfo en la Ciudad de la Paz, Jerusalén.
  • Jesús era el León en Leo.
  • En Libra, Cristo era la vid verdadera en el Jardín de Getsemaní, el “lagar”, ya que este es el tiempo de la vendimia (recolección de uva).
  • Jesús fue traicionado por Judas, el “difamador”, asociado con Escorpio por el ataque con su cola ponzoñosa ‘a traición’.
  • En Sagitario, Jesús fue herido en el costado por el centauro.
    Fue crucificado en el solsticio de invierno entre los “dos ladrones” de Sagitario y Capricornio, que minaron su fuerza.
Todo nos indica que Jesucristo; el mito -luego analizaremos Jesucristo: el hombre- no es más que el último avatar del dios sol, la última encarnación de aquel viaje estelar que llevamos observando por milenios y milenios. ¿Y por qué es el último avatar? Porque Jesucristo encarna la era de Piscis, la era zodiacal actual (año 0 – 2150 dc), por eso la simbología del Pez está muy ligada a Jesús, no tan solo por aquello de ‘pescador de hombres’ (Ichthys, el pescador).
Tomemos por ejemplo otro dios solar: Horus, y hagamos un repaso por sus encarnaciones dependiendo de la era zodiacal en la que se encontraba inicia como el Renovador, el Niño Eterno que había nacido como León en Leo; nace como un Escarabajo en Cáncer; como uno de los Gemelos en Géminis; como un becerro en el Signo del Toro; y, un Cordero en el Signo de Aries, estaba destinado a manifestarse como el Pez, en el Signo de los Peces si es que el imperio egipcio no decaía y su religión persistía.
Sin embargo algunos consideran a Jesús un avatar de Horus y lo llaman AtumHorus, encarnando en esta era como el pez Iusaas (Jesús), su nacimiento fue astronómicamente fechado para ocurrir en BethLechem – la casa del pan (Virgo) – alrededor de 255 AC, en el momento en que el equinoccio de Pascua entró en el signo de Piscis,
Por lo tanto, Jesús es el dios solar Pisciano, Estableciendo el pez como alegoría del alimento (conocimiento) de comunión de la nueva era.  Incluso los primeros cristianos fueron llamados “Pisciculi”: “peces pequeños”.
En Mateo 28:20 Jesús nos da una pista muy interesante sobre su origen real que lamentablemente debido a malas traducciones se ha perdido, el versículo reza así: ‘Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos’. El error está en la palabra ‘tiempos’, ya que originalmente reza Era; ‘estaré con ustedes hasta el final de la era’.
Y es precisamente ahora que estamos a puertas del fin de la Era de Piscis, para dar la bienvenida a la Era de Acuario, aquella “segunda venida” proclamada no vendría a ser más que un ‘cambio de guardia’, la segunda venida de Jesús es la milésima de Horus encarnando en un nuevo avatar para la nueva era.
De momento llegaremos hasta ahí ya que se ha extendido mucho el post. Volverá este artículo con una segunda parte.

fuente/hefaustorocksyeah.wordpress.com

viernes, 28 de abril de 2017

¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo ‘YO SOY’?"

Respuesta: La respuesta de Jesús a la pregunta de los fariseos de “¿Tú quién eres?” dijo, “Vuestro padre Abraham se regocijó esperando ver mi día; y lo vio y se alegró. Por esto los judíos le dijeron: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham? Jesús les dijo: En verdad, en verdad os digo: antes que Abraham naciera, yo soy. Entonces tomaron piedras para tirárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.” (Juan 8:56-58) La violenta respuesta de los judíos al “YO SOY” de Jesús, indica que ellos entendieron claramente lo que Él estaba declarando – que se estaba igualando a Dios al adjudicarse el título de “YO SOY” con el cual Dios se identificó a Sí mismo en Éxodo 3:14.

Si Jesús solo hubiera querido decir que Él existía antes que de los tiempos de Abraham, Él hubiera dicho: “Antes que Abraham fuera, Yo era.” Las palabras griegas traducidas como (fuera) “era” en el caso de Abraham, y el “soy” en el caso de Jesús, son totalmente diferentes. Las palabras elegidas por el Espíritu dejan en claro que Abraham fue “traído a existir” pero que Jesús ha existido por la eternidad (Juan 1:1). No hay duda de que los judíos entendieron lo que Él estaba diciendo, porque tomaron piedras para matarlo por hacerse igual a Dios (Juan 5:18). Tal declaración, si no era verdad, era una blasfemia, y el castigo prescrito por la Ley Mosaica era la muerte (Levítico 24:11-14). Pero Jesús no blasfemó; Él era y es Dios, la segunda Persona de la Divinidad, en todo sentido igual al Padre.

Jesús usó la misma frase “YO SOY” en siete declaraciones acerca de Él mismo. En todas las siete, Él combina el YO SOY con tremendas metáforas en las cuales expresa Su relación salvadora hacia el mundo. Todas se encuentran en el libro de Juan. Ellas son: YO SOY el Pan de la vida (Juan 6:35, 1, 48, 51); YO SOY la Luz del mundo (Juan 8:12); YO SOY la Puerta de las ovejas (Juan 10:7, 9); YO SOY el Buen Pastor (Juan 10:11, 14); YO SOY la Resurrección y la Vida (Juan 11:25); YO SOY el Camino, y la Verdad, y la Vida (Juan 14:6); y YO SOY la Vid verdadera (Juan 15:1, 5).



martes, 18 de abril de 2017

¿Pueden clonar a Jesús? Científicos en busca del ADN del Mesías.

Actualmente los investigadores están tratando de extraer el código genético de la familia de Jesucristo.

Últimamente los medios especulan cada vez más con que la ciencia está cerca de lograr la clonación de Jesucristo, a pesar de que nadie ha clonado a un ser humano todavía. Pero para hablar de la posibilidad de la clonación del Mesías primero hay que rastrear su ADN.

George Busby de la Universidad de Oxford (Reino Unido) escribió en su artículo para el portal The Conversation, que en el 2010, Kasimir Popkonstantinov descubrió lo que él cree son los huesos de Juan el Bautista, primo de Jesús.


«El hallazgo es sumamente importante, en parte porque Juan fue discípulo de Jesús y su primo, lo que significa que compartirían ADN», explica Busby, aunque todavía no está claro si los restos encontrados son del Bautista.

El profesor Kasimir Popkonstantinov y un relicario de mármol que potencialmente contiene huesos de Juan el Bautista.
El profesor Kasimir Popkonstantinov y un relicario de mármol que potencialmente contiene huesos de Juan el Bautista.


El científico también menciona otros restos arqueológicos que podrían contener el ADN de Jesucristo, como, por ejemplo, la Sábana de Turín y el osario con huesos de Santiago o Jacobo el Justo, hermano de Jesucristo.

No obstante, los científicos señalan que la probabilidad de extraer el ADN real del Mesías de los artefactos mencionados es mínima, debido a la contaminación. Dado que cualquier individuo que tocara los restos durante estos casi 2.000 años podía dejar sus huellas en ellos, las muestras pueden ser confundidas con el ADN necesario.


Aun descartando la contaminación y teniendo en cuenta si el ADN de los restos muestran rasgos familiares, Busby todavía se pregunta si ¿podría ser el verdadero ADN de la familia de Jesucristo? Lo que les hace falta a todos los interesados en este caso, «es un poco de fe», bromea el investigador.

fuente/mysteryplanet.com.ar

lunes, 12 de diciembre de 2016

Mateo y el Judaísmo Enocista



El relato del nacimiento de Jesús que nos proporciona el evangelio de Mateo está probablemente entre lo más distintivo de las historias de Navidad: el anuncio de un ángel a José, la estrella de Belén, la llega de los (reyes) magos, la matanza de los inocentes, la huida a Egipto, son algunos de los hechos que rodean el nacimiento de Jesús y de los que sólo nos enteramos por Mateo, pues los demás evangelistas no se detienen en ellos. Cuán distinta sería la celebración de la Navidad si no tuviésemos este relato, ¿verdad?

Hace ya bastante tiempo que el consenso entre los entendidos nos dice que Mateo es un evangelio escrito desde la perspectiva judía – para la mayoría es el más judío de los evangelios - y probablemente redactado en Judea o cerca de ella (¿Siria? ¿Transjordania?). Pero la naturaleza estrictamente hebrea del texto podría ir mucho más allá de las tradicionales consideraciones sobre el autor, el lugar o la fecha de su composición: podría estar conectado con el Judaísmo Enocista. Esa es al menos la tesis que Amy E. Richter desarrolla en su trabajo doctoral, “The Enochic Watcher`s Template and the Gospel of Matthew” (Marquette University, Wisconsin, USA, 2010). ¿Mateo y la tradición (o mitología) Enocista? Vamos por parte, comencemos por entender qué es el judaísmo Enocista.

De lo que tratamos aquí es de una tradición milenaria y muy extensa, que intentaremos reducir a algunos puntos fundamentales para abreviar su análisis. Los expertos denominan judaísmo Enocista a una particular cultura o tradición dentro del mundo judío que tuvo sus inicios y desarrollo en el periodo intertestamental y que afectó en mayor o menor medida al judaísmo de la época y a las dos religiones que se derivaron de él: el judaísmo rabínico y el cristianismo. Desde fines del siglo IV AC la caída del imperio persa supuso el triunfo del helenismo o de la civilización griega en todo el mediterráneo oriental. En medio de las vicisitudes más bien trágicas que acarreó este periodo para los judíos – que en más de tres siglos tuvieron apenas unos setenta años de independencia – los cuestionamientos sobre el origen del mal y el sufrimiento del pueblo de Dios llevaron a los maestros judíos a formular respuestas que explicaran el origen del pecado y las dos más populares se conectaron con famosos patriarcas de la historia bíblica. 


Por un lado, los judíos Adanistas plantearon el papel central que jugaron los primeros humanos, y por cierto Adán, en la transgresión en el jardín del Edén, de donde se deriva el estado actual de la maldad en la tierra como consecuencia de la desobediencia humana a los mandatos de Dios; esta tradición apelaba a Génesis 2-3 como su base textual. Por otro lado, los judíos enocistas rastrearon el origen del mal en una causa extra mundana, cósmica: la desobediencia de los ángeles caídos. A diferencia del grupo anterior, estos judíos leían el origen del mal no en la historia del jardín del Edén, sino en una historia posterior: Génesis 6:1-4. Según este críptico relato, los “hijos de Dios” se unieron (sexualmente) con las “hijas de los hombres” y de esa unión nació una raza de gigantes. Aunque el texto no hace ningún juicio de valor sobre dicha unión, los versos siguientes – que narran el aumento de la maldad humana previa al diluvio – parecen dar una connotación negativa a tal enlace o así al menos lo leyeron algunos judíos. Para estos últimos lectores los “hijos de Dios” eran ángeles que estaban ante el trono de Dios pero que se vieron atraídos por la belleza de las féminas humanas e incurrieron en la transgresión de violar la frontera que separa a humanos de ángeles, a seres terrestres de seres celestiales. Como resultado de esta unión sexual anti natura nació una raza de gigantes, hombres perversos y violentos. Además, los ángeles pecadores enseñaron a los humanos una serie de conocimientos secretos sobre metalurgia, astrología y cosmética, entre otras materias, todo lo cual llevó a la idolatría y a la fornicación que finalmente culminaron con el juicio de Dios: el diluvio castigó a los hombres desobedientes y los ángeles caídos fueron arrojados del cielo. Nos enteramos de toda esta fantástica historia a través de 1 Enoc, un texto seudoepigráfico cuyo supuesto autor sería el patriarca Enoc – de ahí lo de “enocista” – y que habría sido compilado alrededor del siglo I, reuniendo materiales mucho más antiguos.

La historia del Judaísmo Enocista es un capítulo más de la a su vez compleja y dilatada historia del judaísmo del Segundo Templo, periodo que abarca más de seis siglos y que constituye un intervalo esencial en la historia de Israel y de la religión judía. Los enocistas ejercieron una enorme influencia cultural, religiosa y política: allí están la literatura enocista y la vertiente apocalíptica. Desde el tiempo de la revolución macabea los enocistas en general se volvieron críticos del Templo de Jerusalén y probablemente ello dio origen a una de sus variantes más notables: el movimiento esenio. 

Su diagnóstico era asimismo crítico: el pecado es un problema cósmico, supra humano y originado en los ángeles caídos, consiguientemente la humanidad está irremisiblemente perdida en el pecado y aún la religión oficial judía – incluidos el Templo y sus sacerdotes – es impura y corrupta. Pero Dios va a intervenir en el final de los tiempos y va instituir un nuevo Templo, restaurando el sacerdocio puro de los descendientes de Enoc. El “Libro de los Vigilantes”, la porción de 1 Enoc que contiene el relato de génesis 6:1-4 que comentábamos antes, es en esencia un Apocalipsis. Tanto el “Libro de los Vigilantes” como el “Libro Astronómico” habrían sido redactados alrededor del 300 AC, lo que hace de ambos los más antiguos Apocalipsis (extra bíblicos) que se conocen, los que posteriormente fueron recopilados por el o los editores de 1 Enoc e incluidos junto con otros materiales en esta última obra.

Varios aspectos de 1 Enoc y sobre todo del “Libro de los Vigilantes” tienen su equivalente en Mateo. Así, por ejemplo, el uso de títulos tales como “Hijo del Hombre”. Como es sabido esta última designación es originaria del primer Apocalipsis bíblico, el libro de Daniel, y fue usada posteriormente por el o los autores del Libro de los Vigilantes para adjudicársela a su héroe cósmico y escatológico, el patriarca Enoc. 

El título apunta al aspecto celestial de la carrera de Enoc, al hecho de que tuvo acceso al mundo divino como ningún otro hombre antes que él. En tal sentido es llamativo el derrotero inverso que siguen Enoc y los ángeles caídos. Mientras estos últimos abandonan su sitial de privilegio junto a Dios para descender a este mundo terrenal, Enoc hace lo contrario, abandona este mundo corrompido para ascender al trono de Dios a interceder por los ángeles corrompidos. 

Pues bien, la expresión “Hijo del Hombre” se usa varias veces en los evangelios sinópticos, siendo Mateo el que más la emplea (aparece en 32 versículos en Mateo, 13 en Marcos y 26 en Lucas). Si tal terminología tenía una connotación apocalíptica, mesiánica o escatológica más o menos conocida a partir de su uso por los círculos enocistas, entonces la apropiación de la misma por parte de Jesús no debe haber pasado desapercibida para quienes tuvieran algún conocimiento de las discusiones doctrinales o teológicas que cruzaban al mundo judío. Al menos para los enocistas – pensemos en los esenios – este aspecto del discurso de Jesús debe haber sido muy llamativo. ¿Tenían en mente Jesús o los evangelistas a los enocistas cuando usan esta terminología? ¿Debemos leer esta expresión, “Hijo del Hombre”, como una interpelación dirigida a los enocistas, a quienes creían que Enoc era el personaje cósmico – escatológico, cuando en realidad ese papel le correspondía a Jesús?

Otro aspecto que vincula a la literatura enocista y a Mateo es el tema apocalíptico. Hoy en día es difícil precisar qué se entiende por Apocalipsis o apocalíptico, pues hay variadas definiciones. A modo de resumen podemos entender por literatura apocalíptica a aquel género que se caracteriza, entre otra cosas, por: la atribución seudoepigráfica, los viajes celestiales (fuera de este mundo), la revelación de secretos divinos, el fin del mundo (cataclismo cósmico), las figuras mesiánicas, las visiones, los mediadores de otro mundo (ángeles), la revisión de la historia. Muchos de estos aspectos vuelven a conectar a Mateo con la literatura enocista. Mateo tiene una veta apocalíptica y escatológica muy importante, incluso capítulos enteros hacen de este su tema central (Mateo 24-26; notar que casi un tercio de las menciones que hace Mateo al “Hijo del Hombre” ocurren en estos pasajes de alcances cósmicos). 

De particular interés para nuestra materia es la presencia de mediadores de otro mundo, a saber, ángeles, que intervienen como parte del relato escatológico – apocalíptico. Los ángeles juegan un papel central en la literatura enocista, como queda de manifiesto en el “Libro de los Vigilantes” con la aparición de los ángeles rebeldes. El lector seguramente no necesita que le recordemos a su vez el papel que juegan los ángeles en el relato evangélico (ángel o ángeles se usa en 19 versos en Mateo, 5 en Marcos, 23 en Lucas, 4 en Juan) y ni hablar del Apocalipsis, donde el concepto “ángel” o “mensajero” se emplea 75 veces (el 40% de todos los usos en el Nuevo Testamento). Si en los círculos enocistas los ángeles aparecen frecuentemente asociados a Enoc (incluso el patriarca se transforma en un ser semi angélico en 2 Enoc), en el Nuevo Testamento los ángeles forman parte del mundo sobrenatural que rodea a Jesús desde su infancia (Mateo y Lucas) hasta su advenimiento escatológico (Mateo y Apocalipsis).

Según Richter los paralelos entre la literatura enocista y el relato de la natividad de Mateo en particular son muy llamativos y deben ser tenidos en cuenta al momento de entender el nacimiento de Jesús. En los próximos artículos trataremos de profundizar en esa relación.

Crédito imagen:
http://www.4enoch.org/wiki4/index.php?title=Category:Enochic_Studies

fuente/teologiasyciencias.blogspot.com

jueves, 8 de diciembre de 2016

Un antiguo manuscrito afirma que «Jesucristo tuvo esposa e hijos»

El antiguo manuscrito afirma de manera sensacional que Jesús se casó con María Magdalena e incluso tuvo hijos. Además, el ancestral texto llama a José -al igual que Jesús- el Hijo de Dios.




Este antiguo manuscrito de la antigua Iglesia y copiado por un monje anónimo esperó ser redescubierto en la Biblioteca Británica. El manuscrito tiene al menos 1.450 años, posiblemente datando la vida de Jesús. Y ahora, «The Lost Gospel» o «El Evangelio Perdido» proporciona la primera traducción del siríaco al inglés de este documento único que narra la historia interior de la vida social, familiar y política de Jesús.

The Lost Gospel’ lleva al lector a una inigualable aventura histórica a través de un manuscrito que cambia el paradigma. Lo que descubren los autores es tan asombroso como sorprendente: la confirmación del matrimonio de Jesús con María Magdalena, los nombres de sus dos hijos, la imponente presencia de María Magdalena, una trama desconocida en la vida de Jesús, 13 años antes de la crucifixión; un atentado contra María Magdalena y sus hijos; la conexión de Jesús con figuras políticas al más alto nivel del Imperio Romano; y un movimiento religioso que precede al de Pablo, la Iglesia de María Magdalena.

Curiosamente, la biografía de Jesús está llena de enigmas. De hecho, poco sabe de su vida temprana. Según el Evangelio de Lucas (2: 41-2: 51), cuando Jesús tenía 12 años, viajó a Jerusalén con sus padres para celebrar la Pascua. Todo lo ocurrido luego de esto hasta la edad de 30 en la vida de Jesús sigue siendo un enigma profundo para los eruditos.

Los autores de un nuevo libro titulado «The Lost Gospel» creen firmemente que han encontrado evidencia en un antiguo manuscrito de que Jesús tenía 2 hijos y se casó con María.

Aunque ha habido una serie de «evangelios perdidos» que se han descubierto en el pasado, ninguno de ellos ha creado tal controversia entre los eruditos como este hallazgo.

Los antiguos textos, que se cree datan de 570 d.C, fue escrito en siriaco, esperando en los archivos de la Biblioteca Británica durante los últimos 20 años.

Antes de llegar a la Biblioteca Británica, el antiguo manuscrito fue adquirido por el Museo Británico en 1847 de un comerciante que afirmaba haberlo obtenido del antiguo monasterio de San Macario en Egipto.

A pesar de que el antiguo manuscrito ha sido estudiado en el pasado, ha sido catalogado como poco común. Sin embargo, eso cambió cuando Barrie Wilson, profesor de estudios religiosos en Toronto y Simcha Jacobovici estudiaron el texto antiguo.

Después de seis años de analizarlo, creen que han descubierto un quinto evangelio faltante que narra la historia de la vida de Jesús y fue supuestamente escrito por los evangelistas Mateo, Marcos, Lucas y Juan, en el siglo I d.C.

Si este descubrimiento es aceptado por la comunidad científica, se convertiría en la revelación más grande e importante en la vida de Jesús en casi 2000 años.

Jacobovici afirma que el antiguo manuscrito -que está compuesto de 29 capítulos- es una copia de otro evangelio del siglo I y ofrece diferentes ideas sobre varias partes de la Biblia. Los expertos utilizaron imágenes digitales de alta tecnología para fotografiar el texto 13 veces, después de lo cual el documento fue traducido por primera vez desde el siríaco al inglés. Los dos investigadores afirman que José era en realidad Jesús y que «Aseneth» era de hecho, María Magdalena.

La supuesta traducción de los textos antiguos indica que un faraón de Egipto ofició la boda diciendo a Aseneth: «Bendito seas por el Señor, el Dios de José, porque es el primogénito de Dios, y serás llamada la Hija del Dios Altísimo y la esposa de José ahora y por los siglos». Además, los textos antiguos supuestamente leyeron que después de una fiesta de bodas de siete días: «José tuvo relaciones íntimas con Aseneth… Y Aseneth concibió de José y dio a luz a Manasés y a su hermano Efraín en la casa de José.» Sin embargo, se han hecho afirmaciones similares en el pasado.

La profesora de Harvard, Karen L. King, indicó que descubrió un antiguo fragmento de papiro que se cree que se originó en el antiguo Egipto llamado «Gospel of Jesus wife» o «Evangelio de la esposa de Jesús», escrito en lectura copta: «Jesús les dijo: ‘Mi esposa…’»


«Si nos fijamos en la evidencia acumulativa del matrimonio de Jesús, se está volviendo muy abrumadora», dice Jacobovici. «Este descubrimiento es probablemente la pieza más importante». Su procedencia es conocida, ubicada en la Biblioteca Británica durante todos estos años. No es una locura decir que es una copia de una obra del primer siglo, a pesar de eso muchos estudiosos dicen que lo es. Y no es loco decir que es cristiano, como muchos estudiosos lo han dicho. Sin embargo, casi todos los historiadores cristianos siguen convencidos de que estas afirmaciones no son más que afirmaciones vacías.

Diarmaid MacCulloch, profesor de historia de la iglesia en la Universidad de Oxford, explica las afirmaciones del «evangelio perdido» como «la sentina más profunda». S

imcha Jacobovici y Barrie Wilson insisten: «La única manera en que no haya evidencia es si sigues ignorando las pruebas».

fuetne/Codigooculto.com



lunes, 21 de noviembre de 2016

Conozca la profecía de Jesús ante sus discípulos.

Resultado de imagen de jesus discipulos


El Nuevo Testamento confirma la demora de la semana setenta de Daniel (Dn.9:24)

La historia relata que para el año 70 d.C., el ejército romano invade a Jerusalén, destruyendo el templo que ya había sido reconstruido por Zorababel gobernador de Judá. De este hecho ya Jesús había hablado a sus discípulos de la destrucción de la ciudad y de su templo cuarenta (40) años antes.

Cuarenta años antes Jesús predijo lo que había de venir y sus discípulos les hicieron dos preguntas: ¿cuándo será destruido el templo? ¿Y cuál será la señal de la venida de Cristo y el fin del mundo?

La respuesta a la primer pregunta está escrita en el libro de los evangelios de San Lucas (Lc.21:20-24) que dice: “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estén en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse; y los que estén en los campos, no entren en ella. Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo. Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan”.

Jerusalén fue rodeada por el ejército romano y destruida, el pueblo debería de entender que la destrucción de Jerusalén había llegado e incluso el mismo Jesús -el Mesías- les predice que deberían de hacer cuando esto ocurriera -dejar el campo, todo, y huir hacia los montes muchos creyeron y obedecieron y fueron salvos- la Biblia dice que era tiempo de retribución y se debía de cumplir lo que está escrito en ella.

La segunda pregunta está escrita y profetizada en varios libros del Antiguo y Nuevo Testamento que describen y revelan lo que ha de venir para la tierra en estos próximos años.

Por citar un ejemplo, todo lo que la humanidad está viendo y conociendo a través de los medios de comunicación (periódicos, revistas, televisión, redes sociales, etc…) son señales antes del fin pero Las Escrituras nos enseñan que aun no es el fin ya que lo que está aconteciendo ahora es solo “principios de dolores de parto”; guerras, pestes, terremotos, Tsunamis, crisis económica, crisis política, etc…

El libro de los evangelios de San Mateo (Mt.24:6-8) nos revela lo que actualmente está aconteciendo en el mundo y Jesús dijo: “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores”.

Finalmente, el libro de Daniel (9:24) y Apocalipsis nos revelan que faltaría por venir un tiempo de tribulación en la tierra por siete (7) años terribles, tan terribles que el mismo hombre no se lo imagina.
Los sellos (Ap.6:1-8:5)
Las siete trompetas (Ap.8:7-11:19)
Las siete copas (Ap.15:1-16:21)


fuente del texto/es.blastingnews.com

lunes, 31 de octubre de 2016

Desentierran la tumba de Cristo por primera vez en siglos.

Los restauradores que trabajan en la Iglesia del Santo Sepulcro de Israel dejarán al descubierto una losa de piedra venerada como el lugar donde Jesucristo fue enterrado definitivamente.

church_holy_sepulchre
Trabajadores remueven el desgastado mármol que ha recubierto la plataforma original del sepulcro por siglos, exponiendo una capa de material de relleno.
Los investigadores han encontrado una gran cantidad de material de relleno bajo un revestimiento de mármol instalado en 1555 en la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, según informa la revista National Geographic.

«Se llevará a cabo un prolongado análisis científico, pero finalmente podremos ver una superficie de la roca original donde, según la tradición, fue puesto el cuerpo de Cristo», ha explicado el arqueólogo de la Sociedad Nacional Geográfica Fredrik Hiebert.

santo-sepulcro
  El santuario que alberga el tradicional sepulcro de Jesucristo está siendo restaurado.

La alegada plataforma funeraria se localiza actualmente en el Edículo, una pequeña capilla de mármol. El Edículo actual fue reconstruido entre 1809 y 1810 según el proyecto de un arquitecto griego. Los trabajos de restauración los realiza un equipo encabezado por Antonia Moropoulou, una experta de la Universidad Técnica Nacional de Atenas.

Según creen los científicos, el acceso a la tumba permitirá explicar por qué Helena, la madre del emperador romano Constantino, decidió que esta tumba era la última morada de Jesucristo tras identificarla durante unas excavaciones en el año 326.

fuente/MysteryPlanet.com.ar

jueves, 13 de octubre de 2016

Conoce a los niños de las estrellas que viven entre nosotros: Índigo, Cristal, y Arcoiris. Los próximos a llegar serán los niños Diamante.





Físicamente tienen una mirada profunda, pura y transparente. Teniendo la capacidad de, a través de sus ojos, entregar un amor incondicional.

Niños de las estrellas, con habilidades especiales, considerados fuera de norma y que han sido mal diagnosticados en la sociedad actual. Niños índigo, cristal, arcoíris o diamante. ¿Los conoces? Quizás tu hijo, nieto o sobrino sea uno de estos seres excepcionales.

Varios de ustedes habrán oído de los “niños de las estrellas” que comenzaron a llegar, según expertos en el tema, desde aproximadamente los años 70.

Los primeros en llegar a nuestro planeta “los índigo” con una misión en particular, “ayudar a despertar conciencias”.


Según se menciona, son niños excepcionales, muy talentosos, con una madurez espiritual que asombra. Juegan como niños, pero muchas veces dejan en desconcierto a los adultos con comentarios o actos que no tienen que ver con su edad biológica.

Muchos de estos pequeños tienen habilidades muy especiales, incluso hablan de otros lugares, como si tuviesen recuerdos e incluso tienen la capacidad de ver más allá de lo evidente. Pero sus características no siempre son bien aceptadas por la sociedad, siendo muchos de ellos diagnosticados con el ya famoso déficit atencional, hiperactividad, sufren de acoso escolar, tienen problemas conductuales al no regirse por las “normas establecidas y la actual educación”. Todo esto, por no encajar en los estándares de sociedad a la cual han llegado.

Características de los niños de las estrellas

Estos pequeños y los ya no tanto tienen características muy claras. Según se dice, las personas con una mayor conciencia tienen más capacidad de reconocerlos y con este acto les abren el camino para cumplir con su misión. Ellos han llegado con enseñanzas y vienen a recordarnos quienes somos en realidad, para reconocernos y darnos cuenta que en nosotros está la capacidad de generar cambios y transformar nuestra realidad.

Sus características son marcadas. Físicamente tienen una mirada profunda, pura y transparente. Teniendo la capacidad de, a través de sus ojos, entregar un amor incondicional. Su mirada es fija, con sabiduría a pesar de ser unos niños en este plano. Y como ya mencioné, en el ámbito de personalidad muchas veces son catalogados como “niños problema” porque no se adaptan a este sistema.

Los niños de las estrellas

Los primeros en llegar fueron los Índigos, quienes vinieron a preparar el camino para los que seguían, los Cristal, Arcoiris y diamante. Así cada generación ha llegado más potente y con una mayor conciencia a este mundo. Sus nombres se deben a su aura y a sus patrones de energía.

Los niños Índigo


La mayoría de los índigos llegó entre los ´70 y ´90 y es probable que tú o yo seamos uno de ellos. Su aura tiene directa relación con el sexto chakra o tercer ojo. Son muy creativos, con capacidades psíquicas, han visto espíritus, ángeles, son clarividentes, captando desde antes eventos que están por ocurrir. Son intuitivos, emocionales y en su época sufrieron de incomprensión por sus padres o cercanos por las cosas que le sucedían. Muchos de ellos tuvieron miedo a mostrarse, a contar sus experiencias.

Son los llamados rebeldes o inconformistas, impacientes, hiperactivos y se frustran muy rápido. La música, arte, escritura es donde mejor se desarrollan para canalizar toda su energía y echar a volar su creatividad.

Los Niños Cristal



Conocidos como los “pacificadores” llegan con un objetivo claro, el mostrar el camino que conduce a la paz. Son niños que aman todo del mundo, principalmente a los animales, la naturaleza, el agua y todo lo indefenso. Ellos son muy sensibles al entorno, cariñosos, generosos pero indulgentes. La energía externa les afecta, más si es densa, ya que son psíquicos y tienen habilidades telepáticas, por lo tanto sabrán leerte. Se dice que tienen la capacidad hasta de comunicarse con sus padres por este medio. Ellos tienen un poder innato y se muestran como tal. Son muy sensibles a los ruidos fuertes, gritos o cualquier cosa que no sea armónica en su vida.

No es posible mentirles o tratar de engañarlos, ya que lo sabrán de antemano. Ellos tendrán siempre la capacidad de sentir TÚ sentir.

Niños Arcoiris



Estos pequeños son la tercera generación que ha llegado para ayudar a la humanidad y tienen las características de los índigo y cristal en cuanto a ser psíquicos y telépatas. Su misión es traer alegría a sus familias y entorno. Son niños sonrientes, llenos de vida y con una gran capacidad de perdón y dominar sus emociones. Tienen una fuerte personalidad y son sanadores por naturaleza.

Ellos pueden conseguir cualquier cosa, no sienten miedo y son arriesgados, y tan creativos que lo demuestran en sus dibujos a través de colores brillantes.

La Dra. Doreen Virtue en su trabajo “Crystal and Rainbow” señala que estos niños son todo lo que podemos alcanzar cuando desarrollamos el máximo nuestro potencial”.

Los próximos en llegar: Los niños Diamante


Los niños Diamante son los últimos en llegar con el fin de transmutar la energía del planeta. Según mencionan los expertos, ellos vendrán pronto y en la medida que nosotros, abramos nuestras mentes, nuestra alma y corazón. Ellos necesitan que la vibración de la tierra cambie, aumente en amor y para eso necesitan nuestro apoyo. Para que ellos lleguen muchos cambios a nivel de planeta y sociedad deberán ocurrir, eso implica la educación, alimentación, comunicación, el cuidado que le damos a la tierra y a nosotros mismos.






Quizás tu hijo sea uno de estos niños o quizás tu un joven o adulto índigo, y si bien se dice que no hay evidencia científica de su existencia, ya hay quienes reconocemos que entre nosotros habitan seres con características excepcionales, con una mirada profunda, una madurez fuera de su edad biológica o que transmiten un amor tan puro e intenso que es imposible pasarlos por alto.




Fuentes:Mundo Esotérico Paranormal/Mi Astral/Camino al Ser

viernes, 22 de julio de 2016

Los magos de Oriente: Profecía Cumplida


En Isaías 59:20 21 y 60:1 6, se habla del Redentor que viene a Sión

Esta profecía anuncia la venida de Jesucristo. La profecía dice así: “Y vendrá el Redentor á Sión, y a los que se volvieren de la iniquidad en Jacob, dice Jehová. Y este será mi pacto con ellos, dijo Jehová: El espíritu mío que está sobre ti, y mis palabras que puse en tu boca, no faltarán de tu boca, ni de la boca de tu simiente, dijo Jehová, ni de la boca de la simiente de tu simiente, desde ahora y para siempre".

Levántate, resplandece; que ha venido tu lumbre, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti...Alza tus ojos en derredor, y mira: todos estos se han juntado, vinieron á ti: tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas sobre el lado serán criadas. Entonces verás y resplandecerás; y se maravillará y ensanchará tu corazón, que se haya vuelto á ti la multitud de la mar, y la fortaleza de las gentes haya venido á ti. Multitud de camellos te cubrirá, dromedarios de Madián y de Epha; vendrán todos los de Seba; traerán oro é incienso, y publicarán alabanzas de Jehová.”

Sión era un nombre para varias ubicaciones en Israel, pero eventualmente, Sión llegó a ser sinónimo de todo Israel. Isaías profetizó (9:6 7) que un niño nacería y sería hijo de David y que sería rey sobre los que sirven al Dios de Abraham. Su hijo vendría de Belén y pondría Su trono en Jerusalén. Sin embargo, Su reino no sería hecho con manos. Su reino sería espiritual, uno que durará para siempre y será en el corazón humano (Lucas 17:21).

Después que Sara murió Abraham tomó una de sus concubinas, Cetura, para esposa y ella dio a luz a Joksan y Madián. Seba era hijo de Joksan. Seba era hijo de Joksan y Epha era hijo de Madián. Abraham antes de morir le dio todo a Isaac. Tambien le dio dones a sus otros hijos, de Cetura, y los mandó lejos de Isaac, y los mandó hacia el oriente, la tierra oriental (Génesis 25: 1 6).

En Isaías 59:20 21 y 60:1 6, se anuncia que cuando el Redentor viniera, los descendientes de Abraham Le vendrían a ver. Le iban a traer obsequios de oro e incienso, y le adorarían. Podemos pensar que ellos sabían de la promesa del Redentor.

La promesa de Dios a Abraham debe haber pasado a todos sus descendientes por generaciones. Como estos viajeros eran descendientes de Abraham, ellos tenían gran interés en la venida del Redentor. Como profetizado, muchos años después que sus antepasados fueron enviados lejos, ellos volvieron con obsequios de oro e incienso; y alabanzas que ofrece al Redentor.

Algunos de estos descendientes de Abraham se quedaron en la Arabia sureña. Para los israelitas Persia y Arabia eran consideradas las tierras orientales. Seba era el nombre de un país en el sur de Arabia que hoy día se llama Yemen. Noten que sus antepasados fueron enviados lejos después que la herencia fue dada a otro y ellos sólo recibieron dones. Entonces como profetizado, sus descendientes regresaron trayendo consigo dones para el Rey de reyes, el Rey que compartiría Su herencia con ellos y ofrecería el don de la salvación a los Gentiles.

No sabemos a ciencia cierta cómo estos hombres supieron identificar la estrella que los condujo a Belén. Pero sí sabemos, que ellos sabían que la Luz del mundo había venido. Por lo tanto, como predicho en la Escritura, ellos vinieron a la Luz con regalos de oro, incienso, mirra, y Le adoraron (Mateo 2:1 2; 2:11; Isaías 60:6). Su visita era también simbólica de la verdad espiritual que los Gentiles vendrían a esta Luz (Isaías 60:3).

Además de la profecía de Isaías, la mirra y el incienso también dan apoyo a pensar de dónde venían estos viajeros. Isaías profetizó que vendrían con incienso como obsequio al Redentor y Jeremías 6:20 nos confirma que el incienso bíblico se importaba de Seba.

La mirra también era un producto de Arabia y específicamente de Seba. La mirra es una resina de goma que viene de un árbol espinoso pequeño que crece en el país que ahora se llama Yemen y las regiones de cercanas de África. En tiempos antiguos la mirra tenía varios usos, inclusive el hacer de perfume, ungüento e incienso.

La Escritura nos dice que cuando el Redentor viniera, los descendientes de Abraham vendrían de Seba a verlo. Los Salmos también hablan de estos regalos. En el Salmo 72 habla de la venida del Redentor. El verso 10 dice "Los reyes de Sheba y de Seba ofrecerán dones." y el verso 15 dice "Y vivirá, y darásele del oro de Seba;".

Cuando los sabios de oriente vinieron a ver al niño, trajeron obsequios de oro, incienso y mirra; cumpliendo la profecía de Isaías 59:20 21 y 60:1 6. Esta profecía habla del mismo acontecimiento dicho en Isaías 9:6 7. Isaías profetizó que cuando el Redentor viniera, dromedarios (camellos jóvenes) de Madián y Epha vendrían de Seba con obsequios: oro e incienso y alabarían a Jehová

Que maravilloso es saber que contamos con un Dios que anticipa nuestras necesidades y con siglos de anticipación puede hacer arreglos para proveer para nuestras necesidades. Necesidades físicas y espirituales. Solamente hay que confiar en Él, y Él hará.

"Y como fue nacido Jesús en Bethlehem de Judea en días del rey Herodes, he aquí unos magos vinieron del oriente á Jerusalem, Diciendo: ¿Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido? porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos á adorarle". Mateo 2: 1-2

¿Cómo pudieron los magos tener la certeza de los que dijeron?

Primero, notaremos que los magos eran hombres sabios. No podemos identificar con certeza de donde vinieron. Especulando diremos que era una práctica común traer regalos de su país del hogar. Por los regalos oro, incienso y mirra (eran todos productos locales de Madián), podemos pensar que venían del noreste de Arabia Saudita.

Los magos eran astrónomos, las señales celestiales eran una parte importante de culturas antiguas. Esto los llevó a su observación de la Estrella. Para ellos, señales celestiales podrían anunciar una mala cosecha o una victoria sobre un reino enemigo.

La pregunta de los magos implica que reconocieron a la estrella, como la señal del nacimiento del Mesías. Ellos sabían que un Mesías vendría, y supieron cuándo vendría. ¿Cómo lo supieron?

Si sabemos que conocían los libros de Moisés. Citaron Números 24:16-19 (la profecía de Balaam) como razón de la Estrella. ¡Este Rey sería anunciado por una señal estelar! Sabían qué buscar, pero no cuándo iba a aparecer. Requerían más información. Con respecto a tiempo sólo Daniel 9:25 menciona al Mesías. Pero esta profecía no dice cuando el Mesías nacería. Dice cuando sería visto por los hombres.

"Y yo me suscitaré un sacerdote fiel, que haga conforme á mi corazón y á mi alma; y yo le edificaré casa firme, y andará delante de mi ungido todo los días". (1 Sam. 2:35). Dios dijo que el Mesías sería sacerdote. Los sacerdotes eran ordenados a los 30 años de edad.

Ahora sí podemos sacar la fecha. El Mesías sería sacerdote, y se ungían para servir a la edad de treinta. Si los magos podían identificar el comienzo del decreto de Daniel 9:25, podían saber cuándo el Mesías llegaría a este mundo. ¿Cómo? Primero contando las primeras sesenta y nueve semanas de años (483 años), llegan al momento de Su ungimiento (el bautismo de Juan), a los 30 años de edad. Luego restan 30 años y llegan al año de su nacimiento. La certeza de sus cómputos fue que "su estrella hemos visto... y venimos á adorarle".

El que busca de Dios, hallará bendición sin límite. La lección es para nosotros, si el pueblo de Dios no hacen lo que le corresponde hacer, otros harán el trabajo que les corresponde y otros recibirán la recompensa de haberlo hecho.