Mostrando entradas con la etiqueta OOPARTS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta OOPARTS. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de junio de 2017

Arqueología Prohibida: Ooparts Mayas muestras que en el actual México estuvo visitado por seres de las Estrellas.

domingo, 18 de diciembre de 2016

OOPARTS. ¿Qué es el Artefacto IMPOSIBLE que Encontraron Dentro de un Meteorito?

viernes, 21 de octubre de 2016

OOPARTS.Este misterioso objeto de 250.000 años podría ser "parte de un ovni".

Recientemente fueron revelados los detalles del descubrimiento en Rumania de una pieza de metal que es considerada como un importante hallazgo por científicos.




Se sabe que el aluminio metálico no fue producido por el ser humano hasta hace unos 200 años, por lo que un descubrimiento hecho en 1973 en Rumania ―pero que recién se dio a conocer recientemente― de un objeto que podría contar con 250.000 de antiguedad es considerado un importante hallazgo por la comunidad científica, informa el diario 'Mirror'.

La pieza de metal fue retirada de la tierra en las orillas del río Mures, cerca de la ciudad rumana de Aiud, y posteriormente fue examinada. Según las pruebas, el objeto está compuesto de 12 metales y 90% de aluminio. El hallazgo tiene 20 centímetros de largo, 12,5 de ancho y 7 de espesor.

El hecho de que el objeto cuenta con concavidades produjo un debate acerca de la posibilidad de que el mismo haya sido parte de un sistema mecánico más complejo, tal como un ovni, lo que podría indicar la visita a la Tierra de una civilización extraterrestre en el pasado.

Pero hay otras versiones. Por ejemplo, el historiador Mihai Wittenberger afirma que el objeto es simplemente una pieza de metal de un avión alemán de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, esa teoría no explica la antiguedad del material.

fuente/RT

jueves, 3 de marzo de 2016

¿Culto reptil? Antropóloga afirma que ancestrales manos pintadas en una cueva no son humanas

La Cueva de las Bestias es un lugar muy hermoso. Situado en el Wadi Sora II, en el desierto occidental de Egipto, las paredes de este refugio de piedra albergan un increíble conjunto de decoraciones de animales salvajes, algunos sin cabeza, y figuras y contornos de huellas humanas de hasta 8.000 años de antigüedad. Entre esas huellas llaman la atención 13 muy diminutas, que parecen haber sido dejadas por bebés o niños muy pequeños. Resultan sorprendentes, porque antes del hallazgo de este lugar en 2002 semejantes pinturas solo habían sido documentadas en el arte rupestre de Australia.

small-handprint

Tan sorprendentes que Emmanuelle Honoré, antropóloga del Instituto de Investigación Arqueológica en la Universidad de Cambridge, cree que esas pequeñas manos estarcidas no son humanas.

«La primera vez que las vi, en 2006, me quedé asombrada, porque la forma de los dedos con un extremo puntiagudo (como una garra), la forma de la mano, y por encima de todo, las proporciones de los dedos en comparación con la palma, no evocan la mano del hombre en absoluto», explica la investigadora.

Al principio, Honoré optó por quitarse la idea de la cabeza, ya que su hipótesis podía ser demasiado atrevida —incluso hay un par de manos pequeñas dentro de otras adultas, lo que para algunos investigadores es un claro ejemplo de simbolismo—, pero unos años más tarde decidió probarla. «Quise ser muy prudente al principio. Hay que decir que Wadi Sora II puede ser considerado el sitio de arte rupestre más importante en todo el norte de África, debido a la cantidad de pinturas. El refugio está situado en una zona muy remota y ha sido descubierto recientemente, así que no ha habido tantos intentos de leer e interpretar su arte», señala. «Las pinturas son susceptibles de ser fechadas en el 6000 aC. A excepción de eso, sabemos muy poco. Estamos descifrando los rastros de sociedades prehistóricas muy desconocidas».

walls-of-hands1

Para empezar, Honoré comparó las huellas con las manos de los niños pequeños de su familia y se dio cuenta de que eran incluso más diminutas que las manos de los bebés recién nacidos. La investigadora sondeó a algunos de sus colegas en el campo de la arqueología y la antropología, que la animaron a ir más allá en sus inquisiciones. De esta forma, decidió emprender un estudio a mayor escala y reunir a un equipo de primatólogos, antropólogos, especialistas de la morfología de la mano y médicos especializados en neonatología. El grupo elaboró un protocolo para el estudio morfométrico comparativo y llevó a cabo el estudio de observación en la unidad de neonatos del Hospital Universitario de Lille.


Para la científica, los resultados no dejan lugar a dudas: «No son manos de bebé humano». Los ha publicado en la revista Journal of Archaeological Science.

Pero si no son huellas de manos humanas, ¿qué son? ¿quién las ha dejado ahí?





En búsqueda de una respuesta, Honoré pensó en manos de primates no humanos. Viajó al Parque nacional de Mosi-oa-Tunya en Zambia para observar a decenas de pequeños monos. Pero pronto tuvo que admitir que la forma de las manos de los monos no era similar a las diminutas plantillas de Wadi Sora II.

«Después de muchas discusiones con mis colegas del Museo Nacional de Historia Natural en París, en especial con la profesora Brigitte Senut, una gran primatóloga y paleoantropóloga, decidimos investigar la hipótesis reptil, dice. «Entré en contacto con muchos parques zoológicos y centros de investigación en todo el mundo para obtener mediciones de muestras del Varanus griseus griseus (varano del desierto). Los resultados del estudio comparativo eran de lejos los más convincentes», apunta.


De momento, este reptil que habita el norte de África parece el auténtico dueño de las pequeñas huellas de la Cueva de la Bestias. En concreto, sus patas delanteras, que posiblemente fueron llevadas a la posteridad en estarcido por los artistas de la época. Pero Honoré no se queda aquí. Ahora estudia la hipótesis de cocodrilo. «No estamos seguros de si será posible obtener una respuesta definitiva entre los reptiles, pero nuestros resultados preliminares son muy prometedores», concluye.

fuente/ MysteryPlanet.com.ar

martes, 9 de febrero de 2016

OOPARTS. La Roca Waffle: ¿Rareza Geológica o tecnología de hace 300 millones de años?

Una roca gigante en la orilla oeste del lago Jennings Randolph sigue confundiendo a los investigadores y visitantes. La enigmática conformación reticular impreso en el lado de la roca es una simple rareza geológica, o el residuo de una tecnología antigua. El origen de la piedra se remonta a hace 300 millones de años.










La maraña de patrones geométricos es tan lisa que es difícil de creer que este es un fenómeno natural. Si no es una estructura natural, significaría que su origen se atribuye a una antigua civilización en posesión de una tecnología avanzada desconocida.



Algunos incluso creen que la roca muestra claramente marcas causadas por la intensa radiación dejada por el tren de aterrizaje de una nave espacial aterrizando en la Tierra hace millones de años, o quizás más recientemente. El hecho es que hasta que no haya una respuesta definitiva al enigma, todo el mundo puede imaginar la causa favorita.

Hace mucho tiempo atrás, alrededor de 1930, en el área del condado de Mineral, Virginia Occidental, había un pequeño pueblo llamado Shaw. No lo encontrarás en ningún mapa moderno, debido a que ya no existe. Donde una vez estuvo Shaw esta ahora un pequeño lago, el lago Jennings Randolph para ser precisos, pero no fue un desastre natural lo que condenó a Shaw a su desaparición, fue el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU.. Se pidió a los residentes de Shaw empacar sus vidas y irse, ya que el gobierno había decidido instalar una represa en el río Potomac, que fluía a través del pequeño pueblo. Varios de los residentes estaban poco preocupados por su propio bienestar ya que estaban a punto de perder una extraña roca conocida localmente como The Indian Rock (la roca de los indios), que estaría enterrada bajo metros de agua con la realización del proyecto de la presa. ¿Por que los indios estaban tan preocupados por esta roca, sabían algo importante acerca del origen de la roca que nosotros ignoramos?


Foto de la roca en su localización original
antes que fuera removida.

El descubrimiento de la roca se hizo publico en 1984 y se informó en un artículo en el Saturday Evening Post. La roca fue apodado la "Roca Waffle" por el impresionante patrón geométrico, al igual que las marcas dejadas por la rejilla utilizada al cocinar los famosos waffle.



Originalmente, la piedra estaba enterrada, pero durante la construcción del lago se decidió trasladarla ha otro lugar para poder observarla. Un pequeño trozo de la roca también está en exhibición en el Instituto Smithsoniano de Historia Natural en Washington.

A través de los años, el origen de la Roca Waffle ha sido objeto de numerosas teorías. Las especulaciones van desde impresiones del patrón de la piel de un reptil gigante a la evidencia de que antiguos viajeros espaciales visitaron la Tierra. Otros, especialmente en la comunidad científica, creen que la roca es una formación geológica natural. 

A raíz del descubrimiento, tras un primer análisis, el coronel Martin W. Walsh Jr., Comandante del Cuerpo de Ingenieros llegó a la conclusión de que la roca era de origen natural, según lo informado por el artículo en el Saturday Evening Post en diciembre de 1984. Planteó la hipótesis de que la arena depositada por las corrientes se habían consolidado en los curiosos "pliegues" durante la Orogenia Apalache, que ocurrió hace unos 300 millones de años.

Durante esta enorme alteración, la roca se rompió en un patrón regular, referida como "juntura", imprimiendo en los sedimentos el modelo de un "waffle". Posteriormente, el cuarzo se mezcló con los depósitos en los intersticios, produciendo un mortero resistente a los agentes atmosféricos. Con el paso del tiempo, los agentes atmosféricos provocaron la erosión de la roca contenida en los intersticios, dejando un patrón característico en forma de waffle.


¿Qué proceso natural podría formar o crear
el patrón de la Waffle Rock?

Sin pestañear, los críticos de la teoría, de hecho, no discuten el proceso que produjo la forma de rejilla, sino preguntan si los patrones de la roca pueden adquirir de forma natural un esquema tan preciso y repetitivo.



Aunque la geología dirá y demostrará que la naturaleza de hecho puede crear rocas en patrones estándar todavía eso no se explica cómo esas rocas tomaron esas formas/patrones. Se propondrá que la geología a través de millones de años creo los sorprendentes patrones, pero ellos no han sido testigos de eso, de la formación de estas formas.

Algunos investigadores han propuesto la idea de que los campos magnéticos pueden haber contribuido a formar los patrones geométricos de la Roca Waffle: una tormenta eléctrica puede haber influido en el patrón en el momento de su creación.


Copos de nieve formados en un campo electromagnético

Los teóricos del Universo Eléctrico creen que tal vez la naturaleza puede haberlas creado mediante un campo electromagnético. Los copos de nieve se forman en un campo electromagnético teniendo una forma similar a la roca.



Sin embargo, estos son sólo especulaciones. La verdad es que la ciencia no es capaz de explicar el origen de la roca.

Por esta razón, de acuerdo con los investigadores más exóticos, la posibilidad de que la roca no es de origen natural puede no ser rechazada con certeza. Pero si es así, ¿qué herramientas o maquinaria se utilizaron para crear este modelo tan increíblemente perfecto?

Los teóricos de los antiguos astronautas creen que podría tratarse de la marca dejada por una nave espacial visitando la Tierra millones de años atrás. Historiadores alternativos, sin embargo, creen que la grilla es parte de los vestigios de una civilización desconocida que vivió en nuestro planeta en los tiempos antiguos, en posesión de sofisticadas tecnologías inimaginables para nosotros.

En resumen, ¿es una extraña creación de la madre naturaleza, una marca dejada por los viajeros extraterrestres o los restos de un avanzada civilización perdida en las brumas del tiempo? El veredicto aún no se ha emitido ... cada uno juzgue por sí mismo, hasta que se demuestre lo contrario.



fuente/conspiraciones1040.blogspot.com

lunes, 13 de abril de 2015

Descubrieron en1889 una miniescultura de una muñeca que podría reescribir la Historia.

En 1889, los trabajadores de la excavación de un pozo en Nampo, Idaho encontró una extraña muñeca que podría romper la forma en que percibimos la línea de tiempo de la evolución humana. Dado que el objeto hecho por el hombre fue descubierto 320 metros por debajo de la superficie de la Tierra, que confunde los científicos que tratan de colocarlo en la historia, ya que parece ser significativamente mayor que la fecha acordada origen del homo sapiens en esa parte del mundo.

El descubrimiento de esta piedra muñeca Literalmente podría reescribir la historia Libros


¿Podrían los humanos han existido alrededor por más tiempo de lo que pensábamos? La profundidad a la que se encontró esta figura de barro pequeña sugeriría que se hizo en el período geológico del Plio-Pleistoceno, lo que significaría que fue creado por un ser humano hace 2.000.000 años , subvertir la idea de que el homo sapiens son sólo 200.000 años.



La figura es un medio al horno de barro, y la mitad de cuarzo. Las marcas geométricas en su cuerpo indican que podría haber habido joyas adjunta en algún momento. Los expertos dicen que este no era el trabajo de un niño, sino un artista de la época. Si no fuera homo sapiens que hicieron esta muñeca, ¿qué era entonces? Los científicos conjeturan que ningún otro homínido ha hecho nunca una obra de arte como esta. Puede que no parezca muy avanzada, pero los científicos descubrieron recientemente que el brazo derecho ha sido cementados. artesanía muy sofisticado para un hombre de las cavernas. 


Por supuesto, hay muchas hipótesis sobre cómo la figura de barro se hizo tan profundo bajo la tierra que están más en línea con nuestra visión de la evolución humana. Podría ser tan simple como la cifra cae a través de una grieta de la roca de algún tipo, esencialmente de enviarlo atrás en el tiempo. Algunos expertos incluso han notado una semejanza entre esta muñeca y muñecas hecha por las cercanas Pocatello indios en los siglos 19 y 20. De cualquier manera, es una mirada fascinante al campo de la arqueología, que a veces puede inclinar en sí al revés cuando un juguete se encuentra en la pila equivocada de suciedad.


vía/ Disclosetv

viernes, 28 de noviembre de 2014

OOPARS. El Misterioso Disco del Príncipe Egipcio Sabu de la 1ª Dinastía.


  

Museo Egipcio de El Cairo y entre dos salas muy próximas a la Sala de las Momias, uno no puede por menos que pararse sorprendido al ver en una pequeña vitrina, aunque no sin cierta dificultad por los reflejos de la luz sobre el cristal que lo cubre, un objeto solitario parecido a una rueda o disco de piedra.

Este extraño objeto al que nos referimos ha desconcertado y sigue desconcertando a todos los egiptólogos que han tenido ocasión de estudiarlo detenidamente. El primero de ellos fue su descubridor,Brian Walter Emery, uno de los egiptólogos más importantes del Siglo XX, autor de un clásico de la egiptología, Egipto Arcaico, 1.961, que sigue constituyendo, después de muchos años, un claro referente bibliográfico para el estudio y comprensión de los orígenes de la Antigua Civilización Egipcia.
 
Realizando unas excavaciones en el año 1.936, en la zona arqueológica de Sakkara, fue descubierta laTumba del Príncipe Sabu, hijo del faraón Adjuib, gobernante de la I Dinastía (3.000 a.C.). Entre los utensilios del ajuar funerario que fueron extraídos, a B. Walter Emery le llamó poderosamente la atención un objeto que definió inicialmente en su informe Las Grandes Tumbas de la I Dinastía como: "...un recipiente con forma de tazón de esquisto...". Años más tarde, en su obra citada con anterioridad, Egipto Arcaico, hacía un comentario que viene a resumir perfectamente la realidad y situación de este incómodo "cachibache": "...no se ha conseguido ninguna explicación satisfactoria sobre el curioso diseño de este objeto...".
 

Frontal y horizontalmente, este objeto de 5.000 años no deja de recordarnos a una de nuestra modernas piezas empleadas en la industria tecnológica

Este objeto al que se refería B. Walter Emery en sus informes, tiene 61 centímetros de diámetros, y 10,6 centímetros de altura en la zona central. Está fabricado es esquisto, una roca muy quebradiza y frágil, que requiere un tallado muy laborioso. Su forma se asemeja a la de un plato o volante de coche cóncavo, con una especie de tres cortes o palas curvas que recuerdan a la hélice de un barco, y en el centro de ésta, un orificio con un reborde que sobresale como si fuera el receptor de algún eje de una rueda o de algún otro mecanismo desconocido, dispuesto para girar.

Como bien es sabido por todos, la postura que mantiene la egiptología oficial respecto a la aparición y uso de la rueda por parte de los antiguos egipcios, es muy clara y no deja lugar a ninguna duda. 

Su introducción en Egipto nos aseguran, fue debida a la invasión de los Hicsos al final del Imperio Medio, 1.640 a.C., que la utilizaron, entre otras cosas, en sus carros de guerra, y que era conocida también en ese momento por otros muchos pueblos de Oriente Medio. La pregunta entonces es inevitable: si no es una rueda, ¿qué es el extraño objeto que apareció en la Tumba de un príncipe de la I Dinastía, 1.400 años antes de la invasión de los Hicsos?

A pesar de la complejidad de este problema, el tema se agudiza aún más a raíz de los estudios técnicos que diferentes investigadores han llevado acabo, impulsados por el sorprendente y extraño diseño de este artilugio.
 
El también egiptólogo Cyril Aldred llegó a la conclusión de que, independientemente de lo que fuese aquel objeto, su diseño se correspondía sin duda, a una reproducción de un objeto metálico anterior mucho más antiguo. 
 
La disposición de su diseño indica claramente que algún tipo de eje atravesaba este enigmático objeto por el orificio situado en su zona central.

De hecho, esta rueda de esquisto apareció en la Tumba del Príncipe Sabu, junto con otros extraños objetos de cobre, prácticamente el único metal que conocían los egipcios en aquella época. La duda nos asalta al pensar cómo pudieron diseñar un objeto tan delicado y tan complejo estructuralmente, hace más de 5.000 años.
 
Una estructura que en el caso de sus tres extraños cortes o palas curvas, nos induce a pensar casi inmediatamente en la utilización de este objeto en un medio líquido. Este detalle, junto al orificio sobresaliente en la parte central, nos hace sospechar también que este objeto sólo sea una pequeña parte de algún mecanismo más complejo, y que se salvó gracias a una reproducción en piedra que por alguna desconocida razón, realizó un artista, con unas no menos desconocidas herramientas.

Pero..., ¿qué mecanismos existían hace 5.000 años en el Valle del Nilo?
Dentro de la típica política de los arqueólogos y egiptólogos oficialistas, este objeto no es más que una bandeja o el pedestal de algún candelabro, con un diseño producto de la "siempre recurrida casualidad". 

Aunque también es casualidad, que este curioso objeto coincida con el diseño de una de las piezas que la Compañía Lokheed de Misiles y del Espacio, desarrolló para ser encajada herméticamente dentro de un cárter lleno de lubricante. 

Sea lo que sea, este objeto encontrado en una tumba de Sakkara con una edad que como mínimo alcanza los 5.000 años, sigue constituyendo uno de los misterios mejor guardados que se pueden encontrar.
fuente/ Biblioteca Pleyades

lunes, 3 de junio de 2013

Mecanismo de Anticitera: la caculadora astronómica de los griegos hace 2000 años.

Usada para la navegación, predice además el movimiento de los planetas, las fases lunares, los eclipses lunares, y las posiciones del sol y la luna.

Mecanismo de Anticitera  descubierto en un naufragio a principios del 1900 ( Antikythera Mecanism.org)
Mecanismo de Anticitera descubierto en un naufragio a principios del 1900 ( Antikythera Mecanism.org)



 Representación de cómo era el aspecto, hace 2000 años, del Mecanismo Anticitera usado por antiguos griegos para el cálculo de la posición del Sol, los planetas y astros. ( Antikythera Mecanism.org)


A principios de 1900, los buzos que buscaban esponjas en el área de Antikythera entre Creta y Grecia llegaron a uno de los más misteriosos descubrimientos que el mundo haya visto, el Mecanismo de Anticitera. El dispositivo estaba siendo transportado en un barco romano que naufragó entre los 80 a.C y 60 a.C. Se cree que el barco navegaba hacia la península de Anatolia, también llamada Asia Menor, lo que hoy es Turquía, y llevaba algunas de las mejores obras de arte de su época.

Los buzos encontraron más de 200 ánforas o vasijas de cerámica, que aún estaban intactas en el fondo del mar. Después encontraron el dispositivo, pero no fue hasta 50 años después, que un arqueólogo australiano con rayos X comenzó a descubrir que había mucho más de lo que se pensaba originalmente en esta misteriosa pieza. Sin embargo, debido a la tecnología limitada en el tiempo, la función real del Mecanismo de Anticitera no fue conocido hasta décadas más tarde.

 En 2005, con el uso de software y tecnología sofisticada, finalmente se descubrió que el Mecanismo de Anticitera fue un dispositivo astronómico, y mediante su uso, se podría navegar en el mar al trazar las estrellas en el cielo. Fue también un dispositivo astrológico. Si se establece en un día en particular, como la fecha de nacimiento de una persona, muestra cómo las estrellas y los planetas estaban alineados para esa persona.

Usado como una línea de tiempo, se puede entonces decir el futuro al ver la alineación de los planetas en las siguientes décadas. El dispositivo también puede predecir las fases lunares, los eclipses lunares, y las posiciones del sol y la luna en los años siguientes. El mecanismo era capaz de predecir el movimiento de los planetas, y desarrollar los horóscopos para planificar los festivales y eventos en el mundo antiguo. Buttet Mathias, director de Investigación y Desarrollo de la compañía de relojería suiza Hublot, dijo: "Incluye características ingeniosas que no se encuentran en la relojería moderna”. Buttet consiguió recrear una versión más pequeña del dispositivo, del tamaño de un reloj de media muñeca.

En total, el Mecanismo de Anticitera utiliza cerca de 30 ruedas dentadas, con piezas muy sofisticadas y complejas, toda ellas interconectadas. Los investigadores todavía no están seguros de quien creó el dispositivo y cual era su propósito en última instancia. El Mecanismo de Anticitera, junto con otros artefactos encontrados en el naufragio, se pueden ver en la exposición " El naufragio de Anticitera naufragio: el barco, los tesoros, el mecanismo ", que está presentada en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas, Grecia, hasta el 31 de agosto 2013.

Artículo original de lagranepoca.com