Mostrando entradas con la etiqueta SOCIEDADES SECRETAS. ENIGMAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SOCIEDADES SECRETAS. ENIGMAS. Mostrar todas las entradas

miércoles, 5 de septiembre de 2018

La Niebla. La Sociedad más Secreta.



Escritores de renombre mundial como Alejandro Dumas, George Sand, Gerard de Nerval o Julio Verne estuvieron vinculados a una extraña sociedad secreta conocida como 'La Niebla', y cuya existencia parece que transformó silenciosamente la mentalidad y la ideología de millones de personas en todo el mundo.

Europa vivió una revolución silenciosa de la que pocos historiadores se han hecho eco, y que llevó a grupos de ese corte a transformar la escena política de países como Escocia e Irlanda, cuyas aspiraciones independentistas fueron sin duda promovidas por iniciados como Yeats, que rebuscaron en el folclore celta tratando de hallar cuántos elementos fueran necesarios para justificar su causa emancipadora. Algo similar sucedió también en la India donde Gandhi fue profundamente influenciado por los teósofos y donde la propia Annie Besant, que fue una notable activista política antes de convertirse en presidenta de la Sociedad Teosófica, respaldó y en cierta medida promovió que la India se emancipara del Imperio Británico. 

Resultado de imagen de sociedad secreta la niebla
Julio Verne

Pero estas transformaciones, de orden intelectual primero y de cariz político después, tuvieron un especial significado en Francia. Mientras que en Gran Bretaña la Golden Dawn "seducía" con sus ideas a autores como Bram Stoker -autor de Drácula- o Bernard Shaw, en Francia otra sociedad, mucho más desconocida pero igualmente influyente, "atrapaba" en sus filas a artistas tan notables como Delacroix o Poussin, y a novelistas como Alejandro Dumas, George Sand, Gerard de Nerval o Julio Verne. "Fue investigando la vida de Verne -cuenta Michel Lamy, un economista afincado en París y experto en sociedades secretas- como llegué a encontrarme, por primera vez, con una sociedad secreta conocida como 'la Niebla' o 'Sociedad Angélica' a la que éste estuvo vinculado durante buena parte de su vida. 

Observando la evolución de las obras de Verne -prosigue Lamy-, vi claramente cómo él fue orientando progresivamente sus novelas hacia temas más propios de grupos como la francmasonería escocesa, la Golden Dawn o los rosacruces, así que deduje que debía estar afiliado a alguna clase de grupo en Francia que le hubiera iniciado en todos esos temas". Hace unos años, Lamy publicaba por primera vez el resultado de sus averiguaciones sobre la Niebla confirmando definitivamente que todas sus sospechas sobre la existencia de este grupo eran acertadas. Así descubrió que esta sociedad había pasado por diferentes etapas desde que fuera fundada en el siglo XVI por un impresor de Lyon apodado Gryphe, quien (según comenta el esoterista Grasset d'Orcet) tomó su pseudónimo de una antigua sociedad griega llamada 'Néphès' (fonéticamente muy similar a Gryphe), y que significa niebla. Ahora bien, ¿por qué Niebla? Lamy se ha formulado esta cuestión en numerosas ocasiones, "y aún no sé bien por qué hipótesis inclinarme -reconoce-. 

¿Acaso es porque la niebla es un elemento que representa a lo desconocido? 
¿A Dios? 
¿A un demiurgo? 
¿A Lucifer? 
¿Tiene que ver con la nube que invadía la tienda del Arca de la Alianza cuando Dios descendía entre los hebreos? 
¿O con esas nieblas misteriosas que presiden la aparición de seres extraños e inquietantes en las novelas de Lovecraft y Merritt? Y en ese caso, ¿cuál fue la influencia exacta que estos seres ejercieron sobre esa sociedad secreta?". Desde un punto de vista estrictamente histórico, y dejando aparte otras consideraciones como las apuntadas por Lamy, parece que la ideología que alimentó la Sociedad de la Niebla fue tomada de la francmasonería y que su objetivo principal -al menos en un principio- fue asimismo el de llegar a conocer a Dios estudiando la naturaleza y sus leyes, tal y como sostienen gnósticos y rosacruces. Pero hay más: una de sus principales fuentes de inspiración hay que buscarla en una sociedad fundada en el siglo XVIII por Adam Weishaupt y que recibió el nombre de los Iluminados de Baviera. Los Iluminados influyeron tremendamente en la caída del Antiguo Régimen y en el advenimiento de la Revolución Francesa de 1789 y, de hecho, la importancia de su papel histórico sería suficientemente reconocida un siglo más tarde entre los propios novelistas vinculados a La Niebla. 

Resultado de imagen de sociedad secreta la niebla

George Sand, sin ir más lejos, habla de una 'Secta de los Invisibles' en novelas como Consuelo y La Condesa de Rudolstadt, asegurando que está formada por "los instigadores de todas las revoluciones; están en las cortes, dirigen todas las cosas, deciden la guerra o la paz, castigan a los perversos y hacen temblar a los reyes en sus tronos". Curiosamente la protagonista de Consuelo será iniciada por esos Invisibles que defienden los ideales de Libertad, Fraternidad e Igualdad. ¿Mera coincidencia? George Sand, sin ir más lejos, habla de una 'Secta de los Invisibles' en novelas como Consuelo y La Condesa de Rudolstadt, asegurando que está formada por "los instigadores de todas las revoluciones; están en las cortes, dirigen todas las cosas, deciden la guerra o la paz, castigan a los perversos y hacen temblar a los reyes en sus tronos". Curiosamente la protagonista de Consuelo será iniciada por esos Invisibles que defienden los ideales de Libertad, Fraternidad e Igualdad. ¿Mera coincidencia?.

Los invisibles de Sand, que -según Lamy- no son otros que los Iluminados de Baviera, persiguieron desde sus inicios infiltrarse en sociedades literarias para inculcar en los creadores de la cultura de aquel entonces sus ideas revolucionarias............


Gerard de Nerval o Julio Verne, maestros de la pintura como Delacroix o Poussin, así como otros influyentes personajes de la escena cultural y social de la Francia del siglo XIX, estuvieron vinculados a una extraña sociedad secreta conocida como 'La Niebla', y cuya existencia parece que transformó silenciosamente la mentalidad y la ideología de millones de personas en todo el mundo.Aquellos que se deleiten examinando el envés de la Historia -así, con mayúsculas-, descubriendo entre líneas quiénes fueron los verdaderos precursores de los cambios ideológicos y sociales de cada momento, encontrarán sin duda en el siglo XIX un curioso y complejo mosaico de hechos que estudiar con detenimiento. No en vano, en aquella época florecieron en Europa discretos colectivos de pensadores, místicos y políticos que, profundamente desencantados con el racionalismo que imperaba en artes y ciencias desde hacía dos siglos, decidieron emprender una acción eficaz contra tan rígido establishment. 

Surgieron así organizaciones de corte esotérico como la Sociedad Teosófica y la Golden Dawn que calaron hondo, por ejemplo, en escritores de la talla del poeta irlandés William Butler Yeats, que definió aquella situación de incipientes cambios sociales como "la rebelión del alma contra el intelecto". Europa vivió una revolución silenciosa de la que pocos historiadores se han hecho eco, y que llevó a grupos de ese corte a transformar la escena política de países como Escocia e Irlanda, cuyas aspiraciones independentistas fueron sin duda promovidas por iniciados como Yeats, que rebuscaron en el folclore celta tratando de hallar cuántos elementos fueran necesarios para justificar su causa emancipadora. 

Algo similar sucedió también en la India donde Gandhi fue profundamente influenciado por los teósofos y donde la propia Annie Besant, que fue una notable activista política antes de convertirse en presidenta de la Sociedad Teosófica, respaldó y en cierta medida promovió que la India se emancipara del Imperio Británico.Pero estas transformaciones, de orden intelectual primero y de cariz político después, tuvieron un especial significado en Francia. Mientras que en Gran Bretaña la Golden Dawn "seducía" con sus ideas a autores como Bram Stoker -autor de Drácula- o Bernard Shaw, en Francia otra sociedad, mucho más desconocida pero igualmente influyente, "atrapaba" en sus filas a artistas tan notables como Delacroix o Poussin, y a novelistas como Alejandro Dumas, George Sand, Gerard de Nerval o Julio Verne.


"Fue investigando la vida de Verne -cuenta Michel Lamy, un economista afincado en París y experto en sociedades secretas- como llegué a encontrarme, por primera vez, con una sociedad secreta conocida como “la Niebla” o “Sociedad Angélica” a la que éste estuvo vinculado durante buena parte de su vida. Observando la evolución de las obras de Verne -prosigue Lamy-, vi claramente cómo él fue orientando progresivamente sus novelas hacia temas más propios de grupos como la francmasonería escocesa, la Golden Dawn o los rosacruces, así que deduje que debía estar afiliado a alguna clase de grupo en Francia que le hubiera iniciado en todos esos temas".Hace unos años, Lamy publicaba por primera vez el resultado de sus averiguaciones sobre la Niebla confirmando definitivamente que todas sus sospechas sobre la existencia de este grupo eran acertadas. 

Así descubrió que esta sociedad había pasado por diferentes etapas desde que fuera fundada en el siglo XVI por un impresor de Lyon apodado Gryphe, quien (según comenta el esoterista Grasset d'Orcet) tomó su pseudónimo de una antigua sociedad griega llamada 'Néphès' (fonéticamente muy similar a Gryphe), y que significa niebla. Ahora bien, ¿por qué Niebla? Lamy se ha formulado esta cuestión en numerosas ocasiones, "y aún no sé bien por qué hipótesis inclinarme "Desde un punto de vista estrictamente histórico, y dejando aparte otras consideraciones como las apuntadas por Lamy, parece que la ideología que alimentó la Sociedad de la Niebla fue tomada de la francmasonería y que su objetivo principal -al menos en un principio- fue asimismo el de llegar a conocer a Dios estudiando la naturaleza y sus leyes, tal y como sostienen gnósticos y rosacruces. 

Pero hay más: una de sus principales fuentes de inspiración hay que buscarla en una sociedad fundada en el siglo XVIII por Adam Weishaupt y que recibió el nombre de los Iluminados de Baviera. Los Iluminados influyeron tremendamente en la caída del Antiguo Régimen y en el advenimiento de la Revolución Francesa de 1789 y, de hecho, la importancia de su papel histórico sería suficientemente reconocida un siglo más tarde entre los propios novelistas vinculados a La Niebla. 

La sociedad de la niebla, una orden secreta que custodiaba saberes ocultos. Y después de reconstruir este episodio oculto, nos damos cuenta de que Verne ya lo dejó escrito: El protagonista de una de sus más inmortales obras; La vuelta al mundo en ochenta días, se llamaba Phileas Fogg (Fileas Fog), y Fog en inglés, significa precisamente… Niebla. 

Cuando murió estaba acabando una obra apocalíptica… pero que puede ser La última profecía de Verne. Se llamaba el libro: La invasión del mar… y contaba que Europa seria cubierta por las aguas, y que estas aguas llegarían desde los polos, y que los polos quedarían deshelados a consecuencia del cambio climático generado por los hombres… (esto lo estaba escribiendo en 1905…) y aquello provocaba que el hombre volviera a su forma de vida primitiva… El eterno Adán, una obra póstuma.Más o menos después de su muerte unas 10 ó 12 obras se publicaron… 

El Nostradamus de su época… El siempre dijo lo mismo: “Yo lo único que hice fue documentarme muy bien, saber cómo era el espíritu de mi época, saber cómo eran los hombres de mi época, lo que pensaban, lo que querían hacer, y yo lo único que tuve que hacer es escribir eso, y lo plasme en un papel, y eso es lo que contaba… “


martes, 8 de mayo de 2018

Los Partidos de Fútbol Generan Poderosos Egregores (El "Alimento" Prohibido)

Resultado de imagen de espectadores partido futbol estallan


Desde tiempos Prediluvianos cuando la Tierra fue evolucionada por entidades ahora ni visibles al ojo humano ante la escasez de alimentos compatibles crearon los Egregores:

El "Alimento" Prohibido..
Y desde entonces los conflictos y las guerras no han dejado de sucederse. Con la experta en Egregores Victoria Peñaranda y ponente del Congreso Sabiens 2018 sabrás ¿cómo se crean, cómo nos perjudican y cómo los eliminamos?.


Imagen relacionada


Como siempre, que cada uno saque sus propias conclusiones.


domingo, 18 de febrero de 2018

Las Sociedades más Secretas,

Desde el antiguo Egipto hasta hoy en día han existido Sociedades Secretas con propósitos concretos.

Ferran Prat de Sabiens entrevista al Periodista, escritor y responsable de prensa de Ediciones es Obelisco para saber más sobre Sociedades Secretas que en su momento tuvieron cierta influencia en las sombras de la sociedad civil y política.



fuente/Sabiens


miércoles, 17 de enero de 2018

Ari-Kat : El Secreto Oculto de los Dioses de Egipto

Imagen relacionada

Hermoso día para ti hoy. Estas a punto de saber uno de los grandes secretos de la historia antigua. Y sabrás como aquellos Dioses venidos de las Estrellas dieron muchos conocimientos y uno de ellos fue Ari-Kat una técnica de reblandecimiento y endurecimiento de las rocas.

Ferran Prat de Sabiens os revelará el lugar en donde yace escrito este secreto ancestral del Ari-kat.




fuente/Sabiens

jueves, 15 de junio de 2017

Alquimia y Splendor Solis: Ferran Prat entrevista al investigador Joan Comella

La Alquimia y sus avances siempre han estado encriptados para que aún descubriendo papiros, textos o ilustraciones sea absolutamente muy complejo su interpretación y uso. Joan Comella es la segunda generación de investigadores independientes de todo lo que concierne a la Alquimia y en Sabiens nos hablará de un códice iluminado del siglo XVI en que su original esta en la Biblioteca Británica de Londres.

Os invitamos a descubrir Splendor Solis, el más bello tratado de Alquímia jamas creado.





fuente/Sabiens

lunes, 11 de julio de 2016

Lugares Extraños Captados por Google Maps.

La estrella satánico captada por Google Maps en Kazajistán ya tiene explicación; sin embargo, hay otros símbolos que todavía no. (Foto: Captura)
La estrella satánico captada por Google Maps en Kazajistán ya tiene explicación; sin embargo, hay otros símbolos que todavía no. (Foto: Captura)
1. Símbolo misterioso captado en Nevada (Estados Unidos) por Google Maps. (Foto: Captura)
 Símbolo misterioso captado en Nevada (Estados Unidos) por Google Maps. (Foto: Captura)

2. Extraña figura hallada en Egipto por Google Maps. (Foto: Captura)
 Extraña figura hallada en Egipto por Google Maps. (Foto: Captura)

3. Triángulo illuminati en Estados Unidos. (Foto: Captura)
 Triángulo illuminati en Estados Unidos. (Foto: Captura)
6. Extraño objeto circular captado en el bosque de Maharashtra (India) por Google Maps. (Foto: Captura)
Extraño objeto circular captado en el bosque de Maharashtra (India) por Google Maps. (Foto: Captura)
7. Nadie sabe cómo apareció esta imagen de Jesucristo en Hungría. (Foto: Captura)
Nadie sabe cómo apareció esta imagen de Jesucristo en Hungría. (Foto: Captura)

Gracias a Google Maps, el servicio de mapas gratuito de Google, personas de todo el mundo pueden visitar cualquier lugar desde la comodidad de su computadora,smartphone o tablet. Sin lugar a dudas es un gran invento para la humanidad.
Desde su lanzamiento en 2005, los usuarios que utilizan Google Maps han encontrado un sinnúmero de figuras que han causado mucha controversia en el mundo. Desde naves extraterrestres hasta criaturas prehistóricas han sido captadas por el mapa.
Por ejemplo, hace unos años, un usuario de Google Maps encontró en Kazajistán una extraña figura que tenía la forma de un pentagrama invertido. Algunos usuarios aseguraban que en dicho lugar se practican ritos satánicos.

Sin embargo, Emma Usmanova, una arqueóloga de la Universidad estatal de Karaganda, reveló que este supuesto “símbolo satánico” (que puedes hallar si escribes 52° 28’ 46.506”, 62° 11’ 7.0002” en Google Maps) es el contorno de un antiguo parque soviético hecho en forma de estrella.
Pese a esta aclaración, todavía hay muchas figuras extrañas sin explicación que han sido captadas por Google Maps. A continuación, te dejamos una galería con siete de ellas. ¿Qué crees que sean? Déjanos un comentario.

LOS LUGARES MÁS PERTURBADORES CAPTADOS POR GOOGLE MAPS

EL youtuber Ángel David Revilla, mejor mundialmente como Dross, elaboró una lista de los 7 lugares más perturbadores del mundo que fueron captados gracias a Google Maps. ¿Quieres conocerlos? Te invitamos a revisar este video.

Si escribes las siguientes coordenadas: 30° 1’14.40’‘N 31°43’17.49’‘E en Google Maps podrás encontrar una misteriosa construcción en pleno desierto de El Cairo (Egipto) que hasta el momento no ha tenido explicación. ¿De qué crees que se trate?


2. HALCÓN MILENARIO

El reconocido ufólogo Scott Waring publicó un video en YouTube donde asegura que gracias a Google Maps pudo descubrir la existencia de una nave alienígena con forma del mítico Halcón Milenario. Si quieres verificar esto, debes escribir estas coordenadas (36°55’35.30’‘N 116° 0’25.41’‘W).


3. ¿PIRÁMIDE DE HIELO?

Por otra parte, si llegas a escribir estas coordenadas (79° 58’39.25“S 81°57’32.21” W) en Google Maps, podrás hallar esta misteriosa y enigmática pirámide de hielo encontrada en la Antártida que hasta el momento no ha tenido explicación. Según los usuarios en las redes sociales, se trataría de una construcción extraterrestre. ¿Tú que piensas?


fuente/Peru.com

martes, 1 de diciembre de 2015

La Entidad de la Neutralidad y la historia de los Caballeros Negros.

Estatua de ‘Anonymvs’ o ‘Il Separatio’, Castillo Vajdahunyad, Budapest, Hungría.

Alrededor del año 800, los caballeros negros comenzaron a aparecer en la historia y, siglos después, se difundieron una serie de leyendas acerca de ellos. A pesar que la fama de estos misteriosos caballeros era de llevar a cabo buenas acciones y luchar para proteger ciudades de, entre otras amenazas, gobernantes injustos e inescrupulosos, los textos que hacían referencia a sus aventuras fueron censurados y prohibidos por la Iglesia de aquel entonces. Una de esas leyendas proviene de Europa del Este, y habla sobre un justiciero conocido bajo el nombre de Ashor. En este artículo rescatamos su leyenda del olvido.

Ashor era un tenaz caballero y mercenario que se especializó en asesinar reyes y nobles. La leyenda cuenta que en algún momento entre el siglo 13 y 14, un rey se vio amenazado por el poder creciente de un tirano que oprimía a su gente en una tierra cercana. Desesperado por cortar el problema de raíz, el buen rey solicitó la ayuda de Ashor.

Una noche, mientras el rey dormía, Ashor hizo su aparición repentina. El solicitado había entrado al castillo sin ser detectado y habiendo sorprendido al rey en su propia cama, probando así su habilidad para la tarea demandada.

Ashor le preguntó al rey para qué lo necesitaba y éste le encargó la tarea de asesinar a su enemigo, el monarca tirano del reino vecino. El caballero aceptó, pero no sin antes aclararle al rey que primero comprobaría si realmente su enemigo era un opresor malvado como se decía.

Siguiendo con lo establecido, Ashor ingresó en la fortaleza de la ciudad vecina y pudo atestiguar por sí mismo la crueldad del gobernante, cuyo destino fatal acababa de decidirse. Además, durante sus pesquisas previas al asesinato por encargo, descubrió que un anciano sacerdote había sido confinado en un calabozo por oponerse a las políticas injustas del tirano.

El caballero negro ejecutó al malvado rey y decidió rescatar al sacerdote también. Al ingresar al calabozo, descubrió que el hombre se encontraba en malas condiciones, tan debilitado que apenas podía sostenerse en pie. Pero, obstinado como era, decidió cargarlo y llevárselo de todas formas. Una mala decisión, pues el sacerdote sería un lastre a la hora de escapar y provocaría que Ashor sufriera varias heridas mientras ambos huían de una horda que respondía al difunto monarca.

Sacando fuerzas de flaqueza, Ashor y el sacerdote finalmente se hicieron con un caballo y lograron salir de la ciudad mezclándose con los árboles del bosque.

El caballero comprendió que la oscuridad pronto sería algo más que su vestimenta, herido y perdiendo sangre, estaba siendo perseguido mientras intentaba poner a salvo al anciano. La situación era insostenible por lo que optó por bajarse del caballo e instó al sacerdote a que siguiera adelante sin mirar atrás, las gotas de sangre debían detenerse allí para no dar más pistas a quiénes pretendían frustrar el escape. El sacerdote le agradeció, lo bendijo allí mismo, y cumplió con la voluntad, tal vez la última, de su salvador.

A medida que la sangre abandonaba el cuerpo del caballero negro, tendido al pie de un árbol y esperando lo inevitable, un demonio apareció de las sombras para reclamar el alma de Ashor; pero antes que pudiera hacerlo, un ángel hizo lo propio, proclamando que el alma del caballero en realidad le pertenecía al él y que se la llevaría al Cielo consigo. Al parecer, en la balanza de la vida, la buenas obras habían sido algo superiores a las malas.

Mientras el ángel y el demonio se preparaban a enfrentarse en una batalla por el alma humana, una tercera entidad surgió de la nada misma y la trifulca se detuvo inmediatamente. Esta tercera entidad no tenía una forma definida, lo único que era visible era una capa negra, y no se distinguían ni manos, ni pies o un rostro detrás de ella. Era Il Separatio, Anonymvs, el guardián del balance universal, el que no puede ser nombrado, la personificación de la neutralidad más perfecta, ni el bien ni el mal.

Ante la presencia del caballero malherido le dijo: «Has hecho tanto bien como mal, por lo tanto, ninguno de los dos lados puede reclamar tu alma, me pertenece a mí». En ese preciso instante, el ángel y el demonio se esfumaron, y sucedió algo que no esperaría alguien que está golpeando las puertas del más allá. La oscura entidad sanó las heridas de Ashor e hizo que éste se pusiera de pie.

«Ya no eres parte del sistema, estás fuera de él, sobre él, y ahora puedes hacer lo que tu quieras, vivir tanto como te lo permitas y viajar a donde te plazca», le dijo Il Separatio al caballero negro, dejándole bien en claro que en el momento que se aburriera de la inmortalidad concedida podría llamarle nuevamente para discutir el propósito de su existencia. Pero eso no era todo, las acciones de Ashor ya no importarían al mundo, si hiciera el bien o el mal, no cambiaría el balance universal.

De acuerdo a la leyenda, la entidad desapareció una vez que finalizó su explicación, mientras que el caballero Ashor aún continúa viviendo entre nosotros; y se dice que eligió hacer el bien incluso a pesar que sus acciones ya no importaban al mundo.

Ashor, el inmortal, es la imagen arquetípica que todo caballero negro debe seguir.

fuente/MysteryPlanet.com.ar

lunes, 23 de noviembre de 2015

El Misterio de los 9 Desconocidos.


Existe una sociedad secreta muy poco conocida denominada “Los 9 Desconocidos”, sus orígenes se remontan al reinado del emperador Azoka, en el tercer siglo antes de Cristo, al parecer, su función inicial era la de almacenar conocimiento secreto e impedir que trascendiese públicamente.

Sus integrantes, compilan y acumulan datos en 9 libros que cargan con todo el saber oculto a la humanidad, quizás, esta sociedad siga operando en nuestros días y sobre ella hay diversas referencias de escritores europeos así como extraños eventos que acaecieron bajo el papado de Silvestre II en el siglo X de nuestra era.

En el siguiente video, hablamos de estos misteriosos personajes, esperamos que os guste.



fuente/ Mundo Desconocido

martes, 3 de noviembre de 2015

¿Qué se oculta detrás de la canción de los Beatles Revolution 9?

Letra de la cancion Revolution 9 (en español) de Beatles



Beatles Revolution 9 (en español) ... 

Botella de vino tinto para usted si me había dado cuenta
Me había olvidado de que George, lo siento,
¿Me perdonas?
Mmm sí
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Número nueve, número nueve, número ...
... Luego de este queso galés lleva algunos marrón
calzoncillos
... Acerca de la stortage de grano en Hertfordshire
Cada uno de ellos sabía que el paso del tiempo que habían
Obtener un poco más viejo y más lento un poco, pero ...
Es todo lo mismo, en este caso, fabricado por
Alguien que siempre (...) incontables
Su padre dándole diddly-i-dee distrito se iba ...
Destinados a morir (...) Otomano ...
(...)... Largo pasado por ...(...)
Tengo que decir con irritación y ...
(...) Los pisos, lo suficiente para poner en (...) Por día de md
en nuestro distrito
No fue suficiente luz para bajar,
Y en última instancia, (...) se dejó caer
De pronto ...
Se puede dejar la financiación ...
Hagan sus apuestas
El original
Miedo de que muera (...)
Gran colores para la temporada
Número nueve, número nueve
¿Quién va a saber?
¿Quién iba a saber?
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Sufrí nada peor que (...)
También, por ejemplo
Todo lo que estamos haciendo
Un acuerdo de empresa no entra a través de
Yo le informó en la tercera noche, cuando la fortuna le da ...
La gente viaje, la gente monta
Viaje, paseo, paseo, paseo
Paseo
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Ri-i-i-i-ide
Ri-i-i-i-i-i-i-i-ide
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
(...) He echado de menos todo eso
Me hace unos días es tarde
En comparación con, como, wow!
Y cosas raras como que ...
(...) Tomando nuestro lado a veces
(...) Floral corteza
médicos Rouge han traído este espécimen
No tengo a nadie de atajos, aha ...
Nueve, número nueve
(...) Con la situación
Ellos están de pie todavía
El plan, el telegrama ...
(Hubbbbba, hubbbbba, hubbbbbba, hubbbbba, hubbbbba
Número nueve, número Hubbba)
Un hombre sin terrores de la barba en false
Como el director informó a mi hijo
Realmente puede tratar, como lo hacen, para encontrar la función ...
Dile lo que estaba diciendo, y su voz era baja y su colmena de alta,
Y sus ojos eran bajos ...
¡Muy bien!

Fue en el fuego y eran sus gafas de la misma
Esto lo sé si fue teñido,
Pero usted sabe que no es
Para mí es ...
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Número nueve, número nueve, número nueve
Así que la mujer me llamó y que mejor que ir a ver a un cirujano
al precio que (...) ropa interior amarilla
Por lo tanto, cualquier camino, fuimos a ver a un dentista en lugar
Eso le dio un par de dientes que no era bueno en todos los
Así que le dije que me casaría, unirse a la marina de guerra de mierda y se fue a la mar
Bloque que falta, bloque que falta
En mi silla rota, mis alas se rompen y es así que mi pelo
No estoy de humor para girar
¿Cómo?

Los perros de agarre de las manos para aplaudir
Pájaro de observación de aves y peces para la pesca
Ellos para themming y cuando por whemming
... Sólo para encontrar el vigilante nocturno
Sin darse cuenta de su presencia en el edificio
Número nueve, número nueve, número nueve, número nueve
Número nueve, número nueve
Industria permite desequilibrio financiero
Empuje que bewteen sus omóplatos
El watusi, el giro
Eldorado

Toma, hermano, puede que le servirá bien
Tal vez no es nada
¿Qué, qué, oh ...
Tal vez, incluso entonces, impermeables en Londres
... ¿Podría ser algo difícil ...
Es rápido como la fiebre por la paz, porque es mucho
Me gusta estar desnudo

Está bien, está bien, está bien, está bien
Está bien, está bien, está bien, está bien
Está bien
Si, te has convertido desnuda
Bloque que falta, bloque que falta, bloque que falta, bloque que falta
Bloque que falta, bloque que falta, bloque que falta, bloque que falta
Bloque que falta, bloque que falta, bloque que falta, bloque que falta
Bloque que falta, bloque que falta, bloque que falta, bloque que falta


domingo, 30 de agosto de 2015

El secreto último de la Rosacruz.

Inmortales capaces de viajar en el tiempo y en el espacio por medios desconocidos, poseedores de un saber que les otorga el poder de convertir el plomo en oro, dotados de clarividencia y conocedores de los acontecimientos venideros. Son los rosacruces. Desde que sus primeros escritos aparecieron en una Europa rota por las diferencias religiosas, han dejado un rastro de misteriosa fascinación tras de ellos. Han cambiado la historia, han inspirado instituciones como la UNESCO, e incluso parecen estar en el origen de la ciencia.

Una filosofía dedicada a la transformación del hombre.


Hace medio siglo la UNESCO publicó la obra del que se considera su precursor, y el tutelar de la ONU, el hombre que ideó ambas organizaciones hace más de 300 años, Jan Amos Comenius. En 1970, la ONU invitó a sus estados miembros a conmemorar la obra del que se considera uno de los pioneros de la moderna pedagogía. Como tal, un importante proyecto educativo ligado al proyecto Erasmus lleva su nombre, y la UNESCO premia a los mejores educadores en todo el mundo con la medalla Comenius.

Este adelantado abogaba por una ciencia universal que debía propagarse y enseñarse en todos los estratos sociales bajo la dirección de una academia de sabios; por la creación de instituciones internacionales que dirimieran los conflictos políticos; y por la reconciliación de las iglesias. Lo que poca gente conoce es que a Amos Comenius y a su obra se les considera parte de uno de los movimientos espirituales más intrigantes y misteriosos de nuestra historia, la RosaCruz, y que esos proyectos no son sino un aspecto de un ambicioso plan de reforma universal que proclamaban los miembros de esa misteriosa fraternidad hace ya cuatro siglos.

Hoy en día, miles de personas están afiliadas a alguno de los muchos grupos o sociedades que se autocalifican como rosacruces; una denominación muy antigua. La aparición de los rosacruces podría haber sido predicha ya por Nostradamus, años antes de que se dieran a conocer: «Surgirá una nueva secta de filósofos que despreciarán la muerte, el oro, honores y riquezas; cerca de los montes alemanes vivirán, y contarán con gran contingente de personas que les seguirán y apoyarán». Y lo cierto es que, poco después de publicadas sus Centurias, se desataba el frenesí rosacruz con la aparición de dos obras que iban a convertirse en el centro de un más que animado debate entre las mentes más preclaras del viejo continente: la Fama Fraternitatis y la Confessio, ambas publicadas en la ciudad de Cassel, en Alemania, en 1614 la primera y un año después la segunda.


Sabiduría oculta

La Fama, sin embargo, circulaba ya, de forma manuscrita, en 1610. En ella se anuncia la existencia de una sociedad poseedora de un extraordinario conocimiento capaz de provocar la renovación general del mundo; una fraternidad que invita a los sabios de toda Europa a dejar a sus falsos maestros, el Papa, Galeno y Aristóteles, para unirse a ellos. Narra asimismo la historia del misterioso Christian Rosenkreutz, su fundador, que tras un viaje a Oriente, donde halló la sabiduría oculta, regresó a Europa para instruir a sus compatriotas. Los extraños poderes que se achacan a los iniciados de esta sociedad se dibujan en esta obra tras una misteriosa frase en la cual se afirma que un rosacruz es «aquel ante cuyos ojos se abre la naturaleza entera».

La Confessio se expresa en un tono más antipapista que la Fama y explica aún con más detalle la composición y objetivos de la orden. Afirma que, gracias a la alquimia, sus miembros poseen todas las riquezas que necesitan, pese a que desprecian a los «sopladores» —los alquimistas dedicados únicamente a investigar los métodos para fabricar oro—. Los rosacruces abogan por una reforma universal de todos los aspectos sociales, incluidos la ciencia o la religión. Según se afirma en la obra, están dotados de extraordinarios poderes y conocimientos y detentan una sabiduría que «es el fundamento y la sustancia de todas las facultades, de todas las ciencias, de todas las artes», capaz de producir «maravillas y misterios». Toda Europa se hizo la misma pregunta: ¿Qué ciencia es capaz de desvelar la naturaleza entera?

Grabado del siglo XVII que ilustra la preparación de la «piedra filosofal» y se interpreta como un símbolo del trabajo espiritual de los iniciados para conseguir el conocimiento secreto de la Naturaleza que perseguía esta Fraternidad.


Por si fuera poco, al año siguiente, en 1616, se publicó una extraña obra, Las Bodas Químicas, un tratado hermético en la cual el protagonista, nuevamente Christian Rosenkreutz, asiste a las nupcias de un rey y una reina en medio de fastuosas fiestas y representaciones, en las que participan diferentes órdenes, como la de los «Caballeros de la Piedra Dorada», en lo que parece una clara alusión a la obra alquímica y su meta final: la piedra filosofal capaz de transmutar el plomo en oro, lo cual no es sino una metáfora de la transmutación del ser humano.

¿Quién o quiénes son los autores de las obras rosacruces? Al menos creemos conocer al autor de Las Bodas Químicas, Valentín Andreae, un pastor luterano que, ya anciano, se refería a esta obra como un «ludibrium», un divertimento o broma, calificativo que también empleaba a menudo para referirse a la RosaCruz: «el ludibrium de la vana Fama», el «ludibrium de la ficticia Fraternidad RosaCruz». Todo parece indicar que Andreae, y algunos amigos de su círculo, interesados en la magia, la cábala y el hermetismo, y dados a reunirse en sociedades secretas, están involucrados en la creación de los manifiestos. Pero la filosofía que subyace en ellos se encuentra en otras muchas partes. Más bien parece que Andreae y su grupo fueron «inspirados» por alguien anterior.


Las claves históricas

Quizá examinar los acontecimientos históricos nos depare alguna pista. La aparición en esas fechas de ambos manuscritos no es casual, como ha demostrado la historiadora inglesa Francés A. Yates. Desde que surgió, la Reforma protestante anduvo buscando siempre un líder capaz de forjar una alianza para enfrentarse a la Iglesia y a la poderosa familia católica de los Habsburgo, que controlaba la mayor parte de Europa. Y creyeron encontrarlo en 1613, un año antes de la publicación de la Fama, en la persona del Elector Palatino del Rin, Federico V, cuando contrajo matrimonio con Isabel, hija de Jacobo I de Inglaterra. Alrededor de ambos se formó una corte de políticos que trabajaban incansablemente en la sombra para convertirlos en emperadores de una nueva y reformada Europa, un sueño que se vino abajo cuando, al aceptar Federico e Isabel la corona de Bohemia, el país fue invadido por los ejércitos católicos dando paso a la horrible guerra de los treinta años.

¿Eran sólo políticos los asesores de los reyes de Bohemia? Muchos de ellos eran magos, hermetistas y alquimistas afines a las ideas rosacruces. El propio consejero de Federico, el calvinista Cristian de Anhalt, participó en muchos movimientos hermetistas y paracélsicos. El médico personal de Anhalt era Oswald Croll, hermetista, cabalista y alquimista. Cristian de Anhalt se relacionaba con el célebre Conde Rozmberck, miembro de una familia bohemia, famosa por su adhesión a la alquimia y las ciencias ocultas, y mecenas a su vez de alquimistas y ocultistas, como los famosos Edward Kelley y John Dee. Este último es una pieza clave a la hora de buscar el origen de los rosacruces.


Mago de la corte de la reina Isabel de Inglaterra, Dee inspiró su política más de lo que muchos historiadores quieren admitir. Bajo su influencia la corte isabelina se impregnó de una atmósfera mágica que revivía la mitología artúrica y en la que se identificaba a este ocultista con un nuevo Merlin. Dee viajó a Europa en lo que muchos consideran una misión secreta. Su influencia en Bohemia y en otros lugares de Alemania, como Cassel, donde curiosamente surgieron los manifiestos rosacruces, fue considerable. Tras el paso del incansable mago surgían, años después, círculos y sociedades que estudiaban su obra. Su filosofía reunía ciencia, magia y religión y anunciaba una nueva era para la humanidad, el mismo ideal de los manifiestos. Viajar para instruir, según estos, es uno de los objetivos que se marcaron los rosacruces.

El movimiento rosicruciano surgido en Alemania parece haber sido inspirado por el mago y alquimista isabelino, aún cuando éste podría haber sido portavoz de otros, de los auténticos iniciados rosacruces que hacían voto de permanecer en silencio y fuera de las miradas del público. En todo caso, los rosicrucianos alemanes, herederos ideológicos de Dee, inspiraron después la política del que pudo ser el primer emperador protestante: Federico V.

Grabado Rosacruz del siglo XIX, cuyo texto sostiene que representa este signo y su emblema atribuyendo su origen a Dios.



¿Qué metas persiguen entonces los rosacruces? Por un lado se dicen poseedores de un misterioso conocimiento que abre las puertas de la conciencia y transmuta al ser humano hasta un punto inimaginable. ¿Cuáles son los efectos de esa transformación, los increíbles poderes que se atribuyen a los rosacruces? La Confessio enumera algunos de ellos. El primero y quizá más importante, una serenidad y desapego que son consecuencia de un estado de conciencia superior; la «inmortalidad», entendida inicialmente como una conciencia de eterno presente y de haber sobrepasado los límites de la materia y el tiempo corrientes; el poder de desplazarse a voluntad de un lugar a otro, sin los soportes físicos conocidos; clarividencia y conocimiento de las cosas pasadas y por venir; don de lenguas; invisibilidad; telepatía… La Confessio aún va más lejos: «¿Qué fascinación no experimentaríais viendo que vuestro canto atrae a vosotros no las rocas sino las perlas y piedras preciosas, embelesa no a las bestias feroces sino a los espíritus, pone en movimiento y hace vibrar no al infernal Plutón sino a los poderosos, a los príncipes de este mundo?».


Por otro lado, ese conocimiento superior que dicen poseer los rosacruces podría desvelar los secretos últimos del Universo. De aquí parece derivarse uno de sus objetivos principales y que concierne a toda la humanidad: la reforma política y social, con la instauración de un orden mundial basado en una monarquía universal, apoyada en una comunidad de sabios y regida por principios espirituales y metafísicos, cuyas bases deben ser asentadas en una renovación total de las artes, de la técnica y de las ciencias, aunadas en un saber único que desvele los misterios de la naturaleza.


La ciencia

Una circunstancia que pasa a menudo inadvertida cuando se estudia el fenómeno de la RosaCruz es, precisamente, su énfasis en la necesidad de una reforma universal y general de las artes y las ciencias.


El interés por el conocimiento de la Naturaleza, impulsado por John Dee, había adquirido en tiempos del mago isabelino un nuevo impulso gracias a los cabalistas y hermetistas renacentistas. Robert Fludd, uno de los admiradores de los manifiestos rosacruces, resalta en sus obras, calificándolos de «historia técnica», los logros científicos y los inventos de Dee, Roger Bacon o Alberto Magno como consecuencia de una Magia Natural que persigue el conocimiento matemático y el entendimiento de la mecánica del universo. Fludd, como los rosacruces, insiste en la necesidad de mejorar y reformar la geometría, la música, la óptica, el álgebra y la aritmética, disciplinas en las que Dee era un erudito. Michael Maier, por su parte, no puede ser más explícito en su Atalanta Fugiens, cuando representa en un grabado la búsqueda del conocimiento científico en la figura del filósofo que examina las huellas dejadas por la Naturaleza, «que por todas partes grita por ser escuchada». Toda su obra revela la influencia de Dee y de El Avance de la Ciencia de Francis Bacon, y como él aboga por la experimentación y el método empírico.


«Que la naturaleza sea tu guía, que tu arte la siga paso a paso; lejos de ella te pierdes. Que el espíritu sea tu caña; afirmando tus ojos la experiencia a lo lejos te dará la vista. La lectura, llama brillante en las tinieblas, te esclarecerá el montón de palabras y de materias». Emblema XLII, Atalanta Fugiens.

«Que la naturaleza sea tu guía, que tu arte la siga paso a paso; lejos de ella te pierdes. Que el espíritu sea tu caña; afirmando tus ojos la experiencia a lo lejos te dará la vista. La lectura, llama brillante en las tinieblas, te esclarecerá el montón de palabras y de materias». Emblema XLII, Atalanta Fugiens.
Las ciencias numéricas, como la matemática o la arquitectura, son también el principal interés del autor anónimo y rosicruciano de la obra Rosa Florescens, a quien muchos han identificado con Andreae, el autor de Las Bodas Químicas, y en la que se afirma que los Rosacruces «buscan el conocimiento de la naturaleza». Lo cierto es que a la sombra del ambiente diseminado en toda Europa por los manifiestos, Tycho Brahe desarrollaba sus nuevos descubrimientos en el campo de la astronomía y Galileo inventaba el telescopio.

El propio Descartes, padre del racionalismo, fue acusado de pertenecer a la RosaCruz. Lo que sí es bien sabido es que el matemático y filósofo francés, aunque afirmaba que eran impostores y visionarios, estuvo buscándolos durante su estancia en Alemania. En este sentido, resulta curioso hoy en día ver a científicos tildando al movimiento rosacruz de «superchería», cuando ha sido éste, precisamente, el que impulsó el desarrollo de la ciencia y de la técnica. Se olvida pronto, por ejemplo, que muchos descubrimientos químicos han sido obra de alquimistas o que la ciencia corrobora hoy algunas de sus ideas sobre las propiedades de la materia.

Quizá sea ésta una actitud heredada de ciertos científicos del pasado que comenzaron a renegar de sus «orígenes» ante el peligro de ser tildados de nigromantes y hechiceros, especialmente si mostraban simpatía a los autores de los manifiestos. Y es que la admiración que en los primeros años provocaron los escritos rosicrucianos se tornó en terror años después, cuando la caza de brujas se convirtió en una auténtica paranoia.


Telescopio de Galileo. A la Rosacruz se le atribuye la revolución de la ciencia moderna.
Telescopio de Galileo. A la Rosacruz se le atribuye la revolución de la ciencia moderna.

En Francia causaron terror ciertos carteles que aparecieron en 1623 en las calles de París y en los cuales podía leerse «Nosotros, diputados del principal Colegio de la Hermandad de la Cruz Rosada, estamos en la ciudad de forma visible e invisible por la Gracia del Más Alto… Enseñamos sin libros ni máscara alguna en el idioma del país en el que queremos estar, para sacar a nuestros seguidores del error de la muerte». Pronto aparecieron manifiestos en los que se afirmaba que los «invisibles» rosacruces renegaban de Cristo y efectuaban espantosos ritos y horribles pactos satánicos. Entre los parisinos empezaron a correr rumores de visitantes que se desvanecían en el aire o que pagaban con monedas de oro que poco después se convertían en pizarra. Algunos afirmaban haberse despertado al sentirse acosados por «rosacruces» que aparecían flotando sobre ellos. En resumen, se desató un irracional horror hacia todo lo que tenía que ver con la RosaCruz, hasta el punto de que cualquier científico podía ser acusado de relacionarse con ellos y ser tildado de brujo.

Pero la influencia rosicruciana no cesó, y se puede detectar en otras sociedades iniciáticas. De hecho está presente, al menos como ideal, en el seno de la masonería moderna, que toma su forma definitiva en 1723 bajo las Constituciones del pastor Anderson.


¿Es la masonería una reforma inspirada por rosicrucianos? Lo cierto es que uno de los primeros miembros de una profesión liberal admitidos en una logia es Elias Ashmole, que fue recibido el 16 de octubre de 1646. El primero fue Robert Moray, admitido en la logia de Edimburgo el 20 de mayo de 1641. Ambos eran alquimistas y miembros fundadores de la Royal Society, una institución científica cuyo origen parece ligado también al rosicrucianismo. Ya en 1638, un poema masónico afirma que «porque somos hermanos de la Rósea Cruz tenemos la palabra del masón y una segunda visión, podemos predecir correctamente las cosas que vendrán». El autor del poema se confiesa masón y rosacruz, y declara tener por ello dotes de clarividencia.


Por otra parte, en los siglos XVII y XVIII aparecieron los nuevos ritos rosacruces de la masonería, como el rito francés de la Orden Preclara de los Caballeros del Águila Negra, los grados rosacruces del rito de Memphis-Mizraim, y el famoso «Decimoctavo Grado», llamado la Rosa Cruz de Heredom, del Rito Antiguo y Aceptado Rito Escocés. De la masonería surgieron a su vez sociedades que se autodenominaron rosacruces. Una de las más importantes fue la alemana Gold-un Rosenkreutz, que tomó su nombre de un grupo oculto anterior y más antiguo ligado a los Inseparables o Indisolubles, una misteriosa orden dividida en cinco grados, cuyos estudios se centraban en la alquimia y las técnicas de fundición de minerales. Esta sociedad, probablemente el equivalente a la masonería operativa en el gremio minero, y que de hecho hablaba de ascender 7 peldaños hasta el «más alto arquitecto del mundo», se fundió más tarde con la Sociedad Fructífera, a la cual también pertenecía el pastor Valentín Andreae, a quien muchos atribuyen la autoría de los manifiestos rosacruces. Pero la orden de los Inseparables fue fundada en 1577, antes de la aparición de lo manifiestos. Por eso, no es de extrañar que muchos vean en ella el origen del movimiento rosacruz.


El arte de la transmutación

Otro iniciado, Dante, simbolizaba el estado al que han llegado los rosacruces mediante el «paraíso terrenal», un nivel superior de conciencia a través del cual se accede al «paraíso celestial», la iluminación total en la que el ser humano deja de serlo, se trasciende a sí mismo y se funde con la divinidad. Entre los taoístas, el equivalente al rosacruz es el «hombre verdadero», mientras que el que alcanza la Liberación total es el «hombre trascendente». Para los sufíes, son «el hombre primordial», el insân el-qadîm, y «el hombre universal», el insân el-kâmil.

«Del macho y de la mujer,  hace un círculo único, de donde surge el cuadrado con los lados muy iguales. Construye sobre él un triángulo, transformado a su turno en esfera muy redonda. Entonces la Piedra ha nacido. Si tu espíritu es lento en captar este misterio, comprende la obra del geómetra y tu sabrás». Emblema XXI, Atalanta Fugiens.
«Del macho y de la mujer, hace un círculo único, de donde surge el cuadrado con los lados muy iguales. Construye sobre él un triángulo, transformado a su turno en esfera muy redonda. Entonces la Piedra ha nacido. Si tu espíritu es lento en captar este misterio, comprende la obra del geómetra y tu sabrás». Emblema XXI, Atalanta Fugiens.

En el Occidente cristiano los «pequeños misterios» se conservaron en las órdenes de caballería, como el Temple, y en los gremios de artesanos, como la masonería, cuyos ritos identifican al hombre ordinario con una piedra vulgar a la que el masón da forma hasta convertirla en la piedra cúbica, el hombre perfecto que ha desarrollado todas sus cualidades. El arte y la ciencia tendrían que ver con los «pequeños misterios». No es extraño entonces la importancia que los rosicrucianos dan a la reforma de las artes y de las ciencias, y especialmente al hermetismo, una doctrina cosmológica procedente de Egipto y que no es sino la ciencia del macrocosmos y del microcosmos. Una aplicación técnica y práctica del hermetismo es la alquimia, el arte de la transmutación, que busca efectos exteriores, pero sobre todo interiores. Es lo que se esconde tras la imagen de la inmortalidad rosacruz. Para Rene Guénon, «los mismos elementos que constituyen el cuerpo pueden ser transmutados o sutilizados de forma que son transferidos a una modalidad extracorporal». De esto hablan los alquimistas y hermetistas cuando se refieren a la inmortalidad y la regeneración que se consiguen con la «piedra filosofal», el «polvo de proyección» o el «elixir de larga vida». Y es que el verdadero laboratorio del alquimista es el ser humano, su cuerpo y su psique; de ahí la importancia que los rosacruces dan a la medicina paracélsica y a la espagiria —la alquimia aplicada al reino vegetal para crear panaceas capaces de regenerar cuerpo y alma—. El alquimista es un aspirante a nombre perfecto, a rosacruz. Éste es pues el secreto último, el de su «longevidad», el de la transmutación a una «modalidad extracorporal» que le permite, entre otras cosas, trascender el espacio y el tiempo. Eso permite al iniciado abrirse a una dimensión desconocida para el hombre ordinario

Ocultos entre nosotros, sin ninguna diferencia aparente que les distinga, y sin embargo poseedores de una visión interior que les desvela la Naturaleza entera, quizá se paseen los «invisibles», los «inmortales» caballeros de la RosaCruz. Quizá usted, amigo lector, conozca alguno sin saberlo. No se moleste; si le pregunta, le dirá que él no lo es.

Por Francisco Javier Arriés.

fuente/MysteryPlanet.com.ar