Mostrando entradas con la etiqueta TEMPLARIOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta TEMPLARIOS. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de agosto de 2018

El Secreto más Oculto de los Templarios.

La Orden del Temple después de 1.000 años sigue generando interés. En el programa de hoy entrevistamos a uno de los más destacados expertos europeos sobre los Templarios y sus Secretos como es Jordi Matilló.

¿Quieres saber datos y enigmas del Temple y sus caballeros?
Te invitamos a escuchar la entrevista realizada por Ferran Prat de Sabiens al investigador medieval y escritor Jordi Matilló.



fuente/Sabiens

viernes, 20 de julio de 2018

Isaak Newton, Nostradamus y Templarios, lo que nadie te contó.

Congreso Sabiens Nº10 2018 CONTACT (Principado de Andorra 13 y 14 de octubre Hotel Roc Blanc).

El Investigador de la Historia Oculta Andreu Marfull es entrevistado por Ferran Prat de Sabiens.

Los datos aportados sobre la Conspiración Cronológica en la que se sumaron años y se resto historia además de evidenciar que Nostradamus escribió lo que escribió con tanto acierto -temporalmente- por qué quizás ya había sucedido.

Como siempre, que cada uno saque sus propias conclusiones...



jueves, 4 de enero de 2018

Templarios: Qué encontraron en Tierra Santa? ( Vídeo con información insólita)



¿Qué encontraron los Templarios en Tierra Santa?
¿Qué fue lo que encontraron los Templarios en Tierra Santa que los hizo tan peligrosos para la iglesia? Esa es una pregunta, que por desgracia, nadie puede responder,  un misterio que lleva vivo siglos y aún continúa.
El antropólogo Keith Laidler, autor de ‘The Head of God: the Lost Treasure of The Templars’ (1998), afirma que en Rosslyn Chapel bajo el “Pilar del Aprendiz” se encuentra la cabeza momificada de Cristo, rescatada por los templarios durante su estancia en Jerusalén y trasladada a Escocia durante los acontecimientos de 1307. La base de su teoría estaría en una inscripción de dicho pilar que dice “Here beneath this pillar lies the head of God” (“Tras este pilar se encuentra la cabeza de Dios”).

Escenas bíblicas como la expulsión del Jardín del Edén, el ángel caído o la crucifixión se dan la mano con esculturas paganas, relacionados con tradiciones templarias y masónicas como el mítico “Pilar del Aprendiz”, uno de los tres pilares que separan el coro del ala central de la capilla. Es de una belleza tal que atrae instantáneamente la mirada del visitante. Según la leyenda, se dice que el maestro constructor recibió de su patrón el modelo de un pilar de exquisita hechura. Dudó en llevarlo a cabo al momento, pues tenía que trasladarse a Roma. En su ausencia, uno de sus aprendices comenzó a trabajar sobre ese pilar cuyo diseño había soñado y lo llevó a cabo tal y como se puede observar en la actualidad. A su regreso, el maestro se sintió apoderado por la envidia y le preguntó cómo había osado desafiarle de semejante forma. Su furia fue tal, que le golpeó con un mazo, matándolo en el acto. Para unos, el “Pilar del Aprendiz” simboliza el Ygdrasil, el árbol de los mitos nórdicos que sustentaba los cielos sobre la tierra. Para otros, es el árbol de la vida o el árbol de la ciencia del bien y del mal, situado en el Jardín del Edén.
Su rica simbología ha dado origen a todo tipo de conjeturas sobre lo que alberga en su interior. Casi todas ellas apuntan a la posibilidad de que sea el mítico Grial, la copa en la que bebió Jesucristo durante la Última Cena. Todas estas teorías han dado lugar a una rica producción escrita en los últimos años que ha desembocado en el celebre ‘El Código da Vinci’, un best-seller que llevó a las portadas de los principales periódicos mundiales hipótesis, que hasta hace apenas unos años, sólo circulaban en ambientes reducidos.
La hipótesis de Laidler sugiere un culto a la cabeza, propio de Canaán, que perduró durante siglos entre el pueblo judío. Así, tras la pasión de Jesucristo, su cabeza habría sido separada del tronco y embalsamada, encontrándose siglos después por los templarios que excavaron en el templo de Jerusalén. Esta cabeza embalsamada sería, según Laidier, el famoso Baphomet, supuesto ídolo que los templarios adoraban, según las declaraciones que ellos mismos hicieron al ser torturados tras su caída en desgracia.
Christopher Knight y Robert Lomas, autores de best-sellers relacionados con los orígenes de la masonería y sus conexiones templarias, apuntaban la posibilidad de que en el “Pilar del Aprendiz” no sólo se encontrase el Santo Grial, sino también determinados manuscritos, llegando incluso a afirmar que Rosslyn había sido construida como lugar sagrado para preservar los Evangelios Apócrifos. Estas teorías fueron el argumento de sus dos obras más conocidas, ‘The Hiram Key’ (1996) y ‘The Second Messiah’ (1998). ¿Dónde se encontraban ocultos esos manuscritos? Knight y Lomas son contundentes al respecto: “Los manuscritos se encuentran bajo la capilla de Rosslyn y en los subterráneos de determinadas construcciones anteriores a la edificación de la capilla. La intención de William St. Clair era distribuir los manuscritos tal y como los encontraron los templarios al extraerlos del Templo de Salomón, entre 1118 y 1128″.
Si bien ellos nunca los buscaron, sí que despertaron el interés de otros aficionados. Así, en abril de 1996, coincidiendo con la publicación de ‘The Hiram Key’, uno de los administradores de Rosslyn aceptó iniciar las excavaciones pertinentes, siempre y cuando se contase con el asesoramiento de especialistas apropiados. En octubre de ese mismo año, Knight y Lomas contactaron con el doctor Jack Miller, un geólogo de gran reputación, perteneciente a la Universidad británica de Cambridge y con el doctor Fernando Neves, de la Escuela de Minas de Colorado, probablemente el mejor instituto geológico del mundo. Se acordó realizar una excavación no invasiva en los alrededores de la capilla.
Pero una semana antes de la cita, los administradores de Rosslyn denegaron el permiso si no se firmaba un pacto de silencio. Los investigadores decidieron negarse a tal contrato, por considerarlo antiacadémico. Pese a las dificultades, Knight y Lomas no cejaron en su empeño de conseguir demostrar las teorías que mantenían en sus obras. Así, a principios de 1998, llevaron a Rosslyn al profesor James Charlesworth, jefe del proyecto de los manuscritos del Mar Muerto en la universidad de Príncetown. Se celebraron dos reuniones con los administradores de Rosslyn, pero la propuesta de excavación arqueológica quedó, una vez más, en el olvido  fuente/veritasboss.com

sábado, 4 de noviembre de 2017

El Secreto más Oculto de los Templarios

Resultado de imagen de templarios


La Orden del Temple después de 1.000 años sigue generando interés. En el programa de hoy entrevistamos a uno de los más destacados exopertos europeos sobre los Templarios y sus Secretos como es Jordi Matilló.

¿Quieres saber datos y enigmas del Temple y sus caballeros?

Te invitamos a escuchar la entrevista realizada por Ferran Prat de Sabiens al investigador medieval y escritor Jordi Matilló.




fuente/Sabiens

jueves, 14 de septiembre de 2017

El Secreto más Oculto de los Templarios

La Orden del Temple después de 1.000 años sigue generando interés. En el programa de hoy entrevistamos a uno de los más destacados exopertos europeos sobre los Templarios y sus Secretos como es Jordi Matilló.

¿Quieres saber datos y enigmas del Temple y sus caballeros?

Te invitamos a escuchar la entrevista realizada por Ferran Prat de Sabiens al investigador medieval y escritor Jordi Matilló.




fuente/Sabiens

domingo, 19 de junio de 2016

El Pergamino de Chinon.


El Pergamino de Chinon es un documento publicado por Étienne Baluze en el siglo XVII en su obra capital: La vida de los Papas de Avignón (Vitae Paparum Avenionensis). Este pergamino, célebre a causa de los recientes descubrimientos de Barbara Frale, señala la asombrosa intención del Papa Clemente V, quien quiso absolver al último Gran Maestre de la Orden del Temple, Jacques de Molay, y a otros líderes templarios, de las acusaciones hechas por la Santa Inquisición.

El pergamino está fechado en Chinon, "del diecisiete al veinte de agosto de 1308". El Vaticano posee una copia bajo la clasificación "Archivum Arcis, Armarium D 218". En este pergamino ell Papa Clemente V declara de su puño y letra la inocencia de los templarios, y a pesar de ello los condena, ordenando su disolución con el fin de no crear un gran cisma entre la Iglesia y el rey de Francia, lo que llama: “no ocasionar daños mayores”.

Este detalle, muy incómodo para los novelizadores de conspiraciones, señala severas diferencias entre las ideas de la corte de Francia y el Vaticano. Para los primeros, el cargo de herejía era una mera formalidad, una justificación, si se quiere, para la apropiación de bienes; mientras que para el Vaticano contenía otras referencias, acaso imposibles de eludir si el acusado pedía perdón.
Y eso mismo hizo Jacques de Molay antes de ser quemado. Tanto él como otros jefes de la Orden del Temple solicitaron el perdón de la iglesia para eludir la pira. El perdón fue otorgado oficialmente por Clemente V en el Pergamino de Chinon, cuyo contenido fue obviado por las autoridades de París.

Todo parece indicar que esta absolución jamás llegó a los oídos de Jacques de Molay, quien antes de morir en 1314 maldijo a Clemente V y a Felipe IV; detalle que adquirió densidad cuando ambos regentes murieron misteriosamente antes de concluir el año.

Articulo/Por Carlos Mesa.

miércoles, 18 de mayo de 2016

El misterioso origen de los caballeros templarios: ¿descendientes de los Ancianos judíos?.

Portada-Caballero-Templario.jpg

Los caballeros templarios llegaron en un principio a Tierra Santa con la misión de recuperar cierto tesoro que creían que les pertenecía por derecho. Según los modernos historiadores de los Templarios, Tim Wallace-Murphy y Christopher Knight, los caballeros que se unieron para formar la Orden del Temple eran parte de una rama de la realeza europea que descendía de Ancianos judíos que habían huido de Tierra Santa en torno al año 70 d. C., cuando la región fue invadida por los romanos.

Templarios de las familias Rex Deus

Antes de abandonar su patria, estos Ancianos habían ocultado los tesoros de su templo, así como pergaminos esenios y cabalísticos de valor incalculable en regiones estratégicas de Tierra Santa, para que el invasor romano Tito no pudiera llevárselos como despojos de guerra. Los Ancianos judíos a continuación emigraron a Europa. Una vez allí, muchos de ellos se casaron con mujeres de familias nobles europeas. Veinticuatro de estos Ancianos se convertirían en patriarcas de un grupo de familias europeas conocidas con el sobrenombre de familias “Rex Deus” o “Estrella”.
Durante cientos de años las localizaciones secretas del tesoro de los judíos se fueron transmitiendo de generación en generación en las familias de los Ancianos; hasta la Primera Cruzada, cuando miembros de las familias Rex Deus armados caballeros se unieron a la procesión de guerreros cruzados que viajaron al este con el doble objetivo de derrotar a los musulmanes y recuperar su tesoro familiar.  
Los nueve caballeros templarios originales eran todos nacidos en familias Rex Deus o estaban estrechamente emparentados con alguna de ellas, como Godofredo de Boullion, el general francés que fue su comandante contra los sarracenos en la Primera Cruzada. Su primo, el rey Balduino II de Jerusalén, ayudó a los templarios a recuperar el tesoro al cederles la mezquita de Al-Aqsa para que hicieran uso de ella.
Fachadas norte y este de la mezquita de Al-Aqsa en el Monte del Templo, Ciudad Vieja de Jerusalén, Israel. (CC BY SA 3.0)
Fachadas norte y este de la mezquita de Al-Aqsa en el Monte del Templo, Ciudad Vieja de Jerusalén, Israel. ( CC BY SA 3.0 )

Los tesoros viajan desde Tierra Santa hasta Escocia

Pruebas de las subsiguientes excavaciones llevadas a cabo por los templarios fueron descubiertas más tarde en el siglo XIX por un destacamento de los Ingenieros Reales del ejército británico, y se encuentran en la actualidad en poder de la familia del reciente archivero de los caballeros templarios en Escocia, Robert Brydon.
Al parecer los Ancianos judíos habrían ocultado gran parte de sus tesoros bajo las caballerizas de Salomón, ya que fue éste el lugar en el que los templarios pasaron más tiempo excavando. Tras nueve años de trabajos en las caballerizas, los nueve caballeros templarios originales habían acumulado suficientes tesoros y documentos como para llenar cuatro arcones de gran tamaño.
Cuando su patrocinador, el rey Balduino II, cayó enfermo y murió repentinamente, los templarios se llevaron sus cuatro arcones a Europa, haciendo una breve parada en St. Omer, Flandes, para que el clérigo Lambert copiara y devolviera a continuación uno de los documentos originales. La copia del documento, denominada La Jerusalén Celeste , se encuentra archivada en la actualidad en la biblioteca de la Universidad de Gante (Bélgica).  
Jerusalen-Celeste.jpg
Copia de la ‘Jerusalén Celeste’ (Universidad de Gante)
Tras una ceremonia especial que tuvo lugar en el año 1128 con la presencia del papa Honorio III en el Concilio de Troyes, (acto que les convertía en una organización oficial a ojos de la Iglesia), dos de los caballeros, Hugo de Payens y André de Montbard, llevaron los cuatro arcones llenos de tesoros a Kilwinning, Escocia, sede de la Gran Logia “madre” de la masonería.

La capilla de Rosslyn y los cuatro grandes arcones

Los arcones permanecieron en Kilwinning muchos años antes de ser finalmente trasladados al Castillo de Sinclair situado en Roslin, cerca de Edimburgo. Los Sinclair eran una de las familias Rex Deus o “Estrella” cuyo destino quedó ligado para siempre a los templarios, según la leyenda, cuando su antepasada Catherine de Saint Clair se casó con Hugo de Payens, aproximadamente una década antes de que éste tomara los votos monacales en el año 1128. Es por este vínculo entre los Sinclair y los templarios que gran parte del tesoro de los caballeros del Temple, incluidas las prodigiosas riquezas que llegaron a Escocia tras escapar de Francia los templarios en el año 1307, acabaron en las arcas del clan de los Sinclair.
fuente/.ancient-origins.es

martes, 26 de mayo de 2015

¿Que encontraron los Templarios en Tierra Santa?

Templarios
¿Qué fue lo que encontraron en Tierra Santa que los hizo tan peligroso para la iglesia?

Esa es una pregunta, que por desgracia, nadie puede responder. Es un misterio que lleva vivo 700 años y aun continúa haciendo que millones de personas pierdan el sueño tratando de discernir cual fue el tesoro de los Templararios.

El antropólogo Keith Laidler, autor de The Head of God: the Lost Treasure of The Templars (1998), afirma que Rosslyn Chapel bajo el “Pilar del Aprendiz” se encuentra la cabeza momificada de Cristo, rescatada por los templarios durante su estancia en Jerusalén y trasladada a Escocia durante los acontecimientos de 1307.

La base de su teoría estaría en una inscripción de dicho pilar que dice “Here beneath this pillar lies the head of God” (“Tras este pilar se encuentra la cabeza de Dios”).Escenas bíblicas como la expulsión del Jardín del Edén, el ángel caído ola crucifixión se dan la mano con esculturas paganas, relacionados con tradiciones templarias y masónicas como el mítico “Pilar del Aprendiz”, uno de los tres pilares que separan el coro del ala central de la capilla.

Es de una belleza tal que atrae instantáneamente la mirada del visitante.Según la leyenda, se dice que el maestro constructor recibió de su patrón el modelo de un pilar de exquisita hechura. Dudó en llevarlo a cabo al momento, pues tenía que trasladarse a Roma.

En su ausencia, uno de sus aprendices comenzó a trabajar sobre ese pilar cuyo diseño había soñado, y lo llevó a cabo tal y como se puede observar en la actualidad.

 A su regreso, el maestro se sintió aguijoneado por la envidia y le preguntó cómo había osado desafiarle de semejante forma. Su furia fue tal, que le golpeó con un mazo, matándolo en el acto.

Para unos, el “Pilar del Aprendiz” simboliza el Ygdrasil, el árbol de los mitos nórdicos que sustentaba los cielos sobre la tierra. Para otros, es el árbol de la vida o el árbol de la ciencia del bien y del mal, situado en el Jardín del Edén. Su rica simbología ha dado origen a todo tipo de conjeturas sobre lo que alberga en su interior.

Casi todas ellas apuntan a la posibilidad de que sea el mítico Grial, la copa en la que bebió Jesucristo durante la Ultima Cena. Todas estas teorías han dado lugar a una rica producción escrita en los últimos años que ha desembocado en el celebérrimo

El Código da Vinci, un best-seller que ha llevado a las portadas de los principales periódicos mundiales hipótesis que, hasta apenas hace un año, sólo circulaban en ambientes reducidos.

ElPilardelAprendiz
El Pilar del Aprendiz
La hipótesis de Laidler sugiere un culto a la cabeza propio de Canaán, que perduró durante siglos entre el pueblo judío. Así, tras la pasión de Jesucristo, su cabeza habría sido separada del tronco y embalsamada, encontrándose siglos después por los templarios que excavaron en el templo de Jerusalén. Esta cabeza embalsamada sería, según Laidier, el famoso baphomet, supuesto ídolo que los templarios adoraban, según las declaraciones que ellos mismos hicieron al ser torturados tras su caída en desgracia.

Christopher Knight y Robert Lomas, autores de best-sellers relacionados con los orígenes de la masonería y sus conexiones templarías, apuntaban la posibilidad de que en el “Pilar del Aprendiz” no sólo se encontrase el Santo Grial, sino también determinados manuscritos, llegando incluso a afirmar que Rosslyn había sido construida como lugar sagrado para preservar los Evangelios Apócrifos.

Estas teorías fueron el argumento de sus dos obras más conocidas, The Hiram Key (1996) y The Second Messiah (1998).¿Dónde se encontraban ocultos esos manuscritos? Knight y Lomas son contundentes al respecto: “los manuscritos se encuentran bajo la capilla de Rosslyn y en los subterráneos de determinadas construcciones anteriores a la edificación de la capilla.

 La intención de William St. Clair era distribuir los manuscritos tal y como los encontraron los templarios al extraerlos del Templo de Salomón, entre 1118 y 1128″.

Si bien ellos nunca los buscaron, sí que despertaron el interés de otros aficionados. Así, en abril de 1996, coincidiendo con la publicación de The Hiram Key, uno de los administradores de Rosslyn aceptó iniciar las excavaciones pertinentes, siempre y cuando se contase con el asesoramiento de especialistas apropiados.

En octubre de ese mismo año, Knight y Lomas contactaron con el doctor Jack Miller, un geólogo de gran reputación, perteneciente a la Universidad británica de Cambridge, y con el doctor Fernando Neves, de la Escuela de Minas de Colorado, probablemente el mejor instituto geológico del mundo. Se acordó realizar una excavación no invasiva en los alrededores de la capilla. Pero una semana antes de la cita, los administradores de Rosslyn denegaron el permiso si no se firmaba un pacto de silencio.Los investigadores decidieron negarse a tal contrato, por considerarlo antiacadémico. Pese a las dificultades, Knight y Lomas no cejaron en su empeño de conseguir demostrar las teorías que mantenían en sus obras.

Así, a principios de 1998 llevaron a Rosslyn al profesor James Charlesworth, jefe del proyecto de los manuscritos del Mar Muerto en la universidad de Príncetown, Se celebraron dos reuniones con los administradores de Rosslyn, pero la propuesta de excavación arqueológica quedó, una vez más, en el olvido….

fuente/despiertaalfuturo.blogspot.com.es

viernes, 13 de septiembre de 2013

¿Fue la Revolución Francesa una venganza de los Templarios?

           (Artículo de Julius Evola, Roma, 1 de mayo de 1956.)

Un historiador francés ha observado que mientras hoy se reconoce ya que las enfermedades del organismo humano no nacen solas, sino que se deben a agentes invisibles, a microbios y a bacterias, en lo referente a las enfermedades de esos más grandes organismos que son las sociedades y los Estados, enfermedades correspondientes a las grandes crisis históricas y a las revoluciones, se piensa que allí en cambio las cosas sucedan de otra manera, es decir que se trataría de fenómenos espontáneos o debidos a simples circunstancias exteriores, mientras que en las mismas pueden haber actuado con gran vigor un conjunto de fuerzas invisibles similares a los microbios en las enfermedades humanas.

Se ha escrito mucho respecto de la Revolución Francesa y sobre la causa que la originó; habitualmente suele reconocerse el papel que, por lo menos como preparación intelectual, han tenido ciertas sociedades secretas y especialmente la de los denominados Iluminados. 

Una tesis específica y más avanzada es aquella que a tal respecto sostiene que la Revolución Francesa haya representado una venganza de los Templarios. Ya en un período sumamente cercano a aquella revolución se había asomado una idea semejante. Seguidamente De Guaita habría de retomarla y profundizarla.

 

La destrucción de la Orden de los Caballeros Templarios fue uno de los acontecimientos más trágicos y misteriosos de la Edad Media. 

Los Templarios eran una Orden cruzada de carácter sea ascético como guerrero, fundada hacia el 1118 por Hugues de Payns. Exaltada por San Bernardo en su Laude de la nueva Milicia, habría de convertirse rápidamente en una de las Órdenes caballerescas más ricas y poderosas. Improvisamente en 1307, la misma fue acusada por la Inquisición. 

La iniciativa partió esencialmente de una figura siniestra de soberano, por parte de Felipe el Hermoso de Francia, quien impuso su voluntad al débil Papa Clemente V, apuntando así a quedarse con las grandes riquezas de la Orden. Se reprochaba a los Templarios de profesar sólo en apariencias la fe cristiana, de tener un culto secreto y una iniciación ajena al cristianismo y más aun anticristiana. Cómo hayan sido las cosas verdaderamente es algo que no se ha podido nunca saber con exactitud. De cualquier forma el proceso concluyó con una condena: la Orden fue disuelta, la mayor parte de los Templarios fue masacrada y terminó en la hoguera. Fue quemado también el Gran Maestro, Jacques de Molay. Éste justamente en la hoguera señaló los días de la muerte de los responsables de la destrucción de la orden, del rey y del pontífice. Felipe el Hermoso y Clemente V habrían de morir exactamente dentro de los términos profetizados por el Gran Maestro templario para presentarse delante del tribunal divino.


Se dice que algunos Templarios que se salvaron de la masacre se refugiaron en la corte de Robert Bruce, rey de Escocia, y que se integraron a ciertas sociedades secretas preexistentes. De cualquier modo, de acuerdo a la tesis mencionada al comienzo, ciertas derivaciones de los Templarios habrían continuado de manera subterránea hasta el mismo período de la Revolución Francesa y habrían preparado, como una verdadera venganza, la caída de la casa de Francia. 

Que algunas sociedades secretas se hubiesen organizado para fines revolucionarios, ello es algo develado por la investigación histórica. Una mera casualidad – el hecho de que un correo de las mismas fuese abatido por un rayo- permitió descubrir documentos de los Iluminados que llevaba consigo y que contenían planes revolucionarios. Más importante aun fue la reunión secreta que se realizó en Frankfurt en 1780. Fue descripta de manera novelesca por Alejandro Dumas en su famoso libro José Bálsamo, en donde se sirviera seguramente de los apuntes, publicados en Italia en 1790 y en Francia en 1791, del proceso realizado por el Santo Oficio a este misterioso personaje conocido bajo el nombre de Cagliostro. En su exposición Cagliostro habla de aquella reunión, hace mención a los Templarios, dice que los convocados se habían comprometido a tumbar a la casa de Francia; que luego de la caída de esta monarquía su acción habría debido dirigirse hacia Italia teniendo en mira particularmente Roma, sede del Papado.
 
A todo esto deben agregarse las revelaciones hechas en 1796 por parte de Gassicourt en un libro sumamente raro, Le tombeau de Jacques Molay. En el mismo se sostiene que “los hechos de la Revolución Francesa tienen un signo templario”. Según el autor el mismo nombre de los Jacobinos -es decir quienes fueron los principales promotores de la Revolución- vendría de el del Gran Maesto templario, Jacques Molay, y no, como generalmente se cree, de la iglesia de religiosos jacobinos, lugar de reunión que la organización secreta habría elegido por una mera casualidad en el nombre. Y la consigna de la secta, la que debía ser mantenida aun sucesivamente en algunos altos grados de asociaciones similares, se componía de las iniciales del nombre completo del Gran Maestro templario.


Otra circunstancia extraña y significativa está representada por la elección del lugar en donde fue mantenido prisionero el último rey de Francia, Luis XVI; lugar que sólo abandonaría en el momento de subir al patíbulo. Mientras que la Asamblea Nacional le había asignado como cárcel un local del Palacio de Luxemburgo, él en vez fue encerrado en el Templo, es decir en la antigua sede de los Templarios de París: casi como un símbolo de la venganza que golpeaba, en la persona de su último descendiente, a la dinastía culpable de la destrucción de la Orden, en el lugar mismo que la misma había ocupado.

Son además aducidos otros elementos como sostén de tal tesis. Naturalmente, una investigación que, como ésta, vierte sobre lo que se ha desarrollado en las sombras, detrás de los bastidores de la historia conocida, encuentra particulares dificultades. En el caso específico, aun admitiendo todos los indicios, quedaría por verificar si existió una continuidad entre los agentes revolucionarios alrededor del ’89 y los verdaderos Templarios medievales, pudiendo también ser que los primeros hayan tomado de los segundos tan sólo el nombre, mientras que en cambio han obedecido a fuerzas oscuras de un tipo muy distinto. De cualquier modo la hipótesis aquí señalada es conocida por parte de aquellos que llevan la mirada sobre lo que bien podría ser denominado como la dimensión en profundidad de la historia.

fuente/levantateyanda.wordpress.com

martes, 12 de marzo de 2013

Triscaidecafobia. ¿Hay motivos para éllo?. ¿Les dice algo la fecha 13/3/2013?

¿13/3/2013 fecha cabalística?

¿ Qué puede ocurrir?

¿ Será un dia como otro, o no?

El 2013 ha comenzado y con él nacerán ideas que seguramente en algún momento servirán para atraer la atención de la gente, aunque sea por un breve momento. Al igual que en 2012 (año en que se creyó en un fin del mundo supuestamente predicho por los mayas), es muy probable que en este año nuevo se inventen ideas basadas en la tesis de que el número 13 es de mala suerte.

Y es que, en efecto, el número 13 siempre ha sido mal visto por las comunidades de todo el mundo. Se cree que se trata de un número con sentido enigmático, de mala suerte o malos augurios. De hecho, el exceso es tanto que se ha creado el término triscaidecafobia para referirse al miedo irracional al número 13, cuya historia sugiere recordar la Última Cena en la que Jesucristo era el invitado decimotercero y al día siguiente sería traicionado y crucificado.

A partir de entonces, numerosas situaciones relacionadas con el número 13 (como los martes 13 en países hispanohablantes y los viernes 13 en los anglosajones) han sido clasificadas como “de mala suerte”.

No obstante, hay quienes han sabido aprovechar la situación, como el escritor Lemony Snicket, quien escribió “Una serie de catastróficas desdichas”, una serie de novelas que consta de 13 relatos basados en las desafortunadas vidas ficticias de los huérfanos Baudelaire. La serie (completada con el lanzamiento del último libro el viernes 13 de octubre de 2006) vendió más de 55 millones de copias en todo el mundo y fue traducida a más de 40 idiomas, sin contar la película que se hizo en el año 2004.

Pero, entonces, ¿sería prudente considerar al recién llegado 2013 como un año de malos augurios? La respuesta estaría en cada individuo, ya que no podemos considerar una “mala suerte igualitaria” para todos. “Mala suerte” es un concepto subjetivo, porque lo que para unos es infortunio para otros es fortuna.

En cualquiera de los casos, lo peor que podría pasar en el 2013 sería que el mundo ahora sí tuviera un fin catastrófico como el que ilustraban las películas de Hollywood antes del 21 de diciembre de 2012.

¿Y los propósitos...?

Según un sondeo realizado por la firma internacional Randstad, México es el país que más propósitos hace para el año nuevo, los cuales en su mayoría son metas a nivel profesional. En el mismo sondeo, Randstad consideró que para que esos propósitos se vieran cumplidos, sería necesario que los mexicanos fueran realistas con sus objetivos, es decir, que se propusieran metas específicas y fáciles de alcanzar.

Bajo esta premisa, es sencillo apuntar que cada uno de nosotros debería desarrollar un plan de acciones en el que plasmemos los pasos necesarios para lograr nuestros objetivos, obviamente asegurándonos de cumplirlos día con día.

Así la “mala suerte” estará de sobra y el año que inicia podrá ser un poco menos adverso.


Un Viernes que caiga en el día 13 de cualquier mes se considera un día de mala suerte en las culturas anglosajonas. Existen supersticiones similares en otras tradiciones; particularmente en Grecia, España e Hispanoamérica, el martes 13 tiene el mismo papel, al igual que el viernes 17 en Italia. El miedo a los viernes 13 se llama collafobia o friggaatriscaidecafobia, siendo una forma espeluznante de triscaidecafobia, o Trezidavomartiofobia, que es la fobia al número 13.

Viernes 13

Los estudiosos de las investigaciones , indican que el temor al viernes 13, se debe principalmente a un hecho histórico en concreto, un evento que con el paso de los años continúa causando polémica por lo oculto de las circunstancias en que fue envuelto.
Remontándonos a datos históricos que puedan dar explicación a esta superstición, podemos remontarnos a un Viernes 13 de octubre de 1307: en este día la orden de los Caballeros Templarios fue perseguida por la Santa Inquisición, arrestándoles masivamente esa misma noche en Francia, principalmente en París. Muchos fueron asesinados o condenados a la hoguera, en una matanza colectiva. Muchos de los caballeros huyeron y pudieron salvarse, llevando consigo secretos que ha dado margen para muchísimas especulaciones. Creaciones de sociedades secretas como los Masones, Rosacruces, etc. Desde entonces el viernes 13 se considera fecha de mala suerte.

La Historia

Según los registros, un viernes 13 de octubre de 1307, bajo las órdenes del Rey Felipe IV de Francia, un grupo de los llamados Caballeros Templarios, fue capturado y llevado a la Santa Inquisición para ser juzgado y condenado por diversos crímenes en contra de la cristiandad.
No se sabe bien si la decisión del rey francés, se debió a una motivación religiosa debido a los rumores que se tejían en torno a esta orden religiosa (de quienes se decía protegían o custodiaban secretos íntimos de la Iglesia como el Santo Grial), o, mas probablemente, por cuestiones económicas.
En ese tiempo, los caballeros Templarios poseían una gran fortuna, eran los principales prestamistas y acreedores en muchas regiones de Europa, en especial de Francia. Es más, se dice que el propio Felipe IV, tenía una gran deuda con esta orden y que por ello decidió capturarlos y acusarlos ante el Vaticano por diversos cargos, entre ellos el de herejía, sodomía y de orinar y escupir en la cruz.
Los templarios al ser capturados fueron condenados a la hoguera, ante la anuencia del Papa Clemente V, a quienes muchos culpan de no haber llevado un proceso justo.
Al parecer, una muestra clara de la trascendencia de este grupo religioso es sin lugar a dudas, la sensación que dejó en gran parte de Europa. Haciendo así que el día viernes 13 fuera, más que la fecha de un evento histórico específico, un símbolo del terror y la mala fortuna.

Por qué el 13

Por su lado el número trece desde la antigüedad fue considerado como de mal augurio ya que en la Última Cena de Jesucristo, trece fueron los comensales; la Cábala enumera a 13 espíritus malignos, al igual que las leyendas nórdicas; en el Apocalipsis, su capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia. 

También una leyenda escandinava cuenta que, según la misma tradición, en una cena de dioses en el Valhalla, Loki, el espíritu del mal, era el 13° invitado. 

En el Tarot, este número hace referencia a la muerte. También el número 13 hace referencia a uno de los ángeles de la muerte. Y trece es el número que las brujas de la edad media esperaban para hacer sus pócimas.

El origen de la mala suerte del viernes 13 y los caballeros templarios.

Detrás de la superstición de la mala suerte del viernes 13 se oculta una poderosa simbología secreta que toca temas tan entrañables como el santo grial, los masones y los iluminati.
La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo, los Templarios o la Orden del Templo, estaba compuesta por un grupo militar cristiano que durante las cruzadas estaba a cargo de la protección de los peregrinos a Jerusalén. Muchas leyendas rodean a estos caballeros, se dice que durante sus peregrinaciones a tierra santa obtuvieron conocimientos secretos lo que se tradujo en un importante poder militar y espiritual, incluso se dice que obtuvieron el santo grial (ya sea este el caliz, la sangre o el linaje de Cristo o el conocimiento de la mujer como proxy de la divinidad) y los secretos del templo de Salomón.

El amanecer del viernes 13 de octubre 1307, el Rey Felipe ordenó el arresto simultáneo de los templarios franceses, incluyendo el grean maestre 23 de la orden, Jaques de Molay. La orden de arresto decía “Dieu n’est pas content, nous avons des ennemis de la foi dans le Royaume”, (Dios no está contento, tenemos enemigo de la fe en el reino”. 

Los templarios fueron acusados de idolatría, herejía, rituales obscenos y homosexualidad. Algunos de ellos confesaron debido a la tortura que se les infligió. Se dice que Felipe acabó con los templarios precisamente por el poder que habían obtenido.
 


Algunas leyendas añaden que los templarios se refugiaron en Escocia, donde habrían llevado el santo grial o la piedra del destino.